Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Setenil de las Bodegas

  • Viaje
  • Fuera de Madrid
  1. Setenil de las Bodegas. Pueblo bonito
    © Shutterstock
  2. Setenil de las Bodegas. Pueblo bonito
    © Shutterstock
  3. Setenil de las Bodegas, qué ver y qué hacer en uno de los pueblos más bonitos y peculiares de la ruta de los pueblos blancos de Cádiz
    Shutterstock
  4. Setenil de las Bodegas, qué ver y qué hacer en uno de los pueblos más bonitos y peculiares de la ruta de los pueblos blancos de Cádiz
    Shutterstock
  5. Setenil de las Bodegas, qué ver y qué hacer en uno de los pueblos más bonitos y peculiares de la ruta de los pueblos blancos de Cádiz
    Shutterstock
  6. Setenil de las Bodegas, qué ver y qué hacer en uno de los pueblos más bonitos y peculiares de la ruta de los pueblos blancos de Cádiz
    Shutterstock
Publicidad

Time Out dice

Setenil de las Bodegas es uno de los pueblos más bonitos de España, un imprescindible en la ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz y un lugar tan curioso que ha sido elegido como mejor destino secreto de Europa (así lo dijo la red European Best Destination en 2019). Dicho esto, no hacen falta muchas más excusas para organizar un viaje y descubrirlo en una escapada desde MadridEstá situado en un cañón erosionado por el río Guadalporcún en la sierra de Grazalema, apoyándose de manera literal sobre las rocas graníticas que forman su orografía. Y para que nadie se pierda el espectáculo rural de su entramado urbano, cualquier visita al pueblo debe incluir siempre un paseo por sus dos calles más conocidas, las que discurren en cada orilla del río: la calle Cuevas del Sol (un pasadizo natural bajo la roca, morada de bares y tabernas típicas, que hace las veces de paseo marítimo de interior a orillas del río) y calle Cuevas de Sombra (lo mismo, pero mucho más apetecible en verano, cuando el sol no consigue atravesar la roca, pero sí la brisa que sopla calle arriba y abajo). 

¿Qué ver en Setenil de las Bodegas que sea imprescindible?

Todo el entramado urbano de Setenil de las Bodegas es curioso y original. El pueblo que vemos hoy data de la época medieval y hay rincones que son especialmente fotogénicos. Además de sus dos calles principales, calle Cuevas del Sol y Cuevas de Sombra (las que discurren en paralelo, una en cada orilla del río), hay otra calle que hay que visitar sí o sí para llevarse la foto más típica, bonita y diferente de Setenil de las Bodegas: es la calle Herrería, la que permite un paseo por debajo de la peña que sostiene el pueblo. 

¿Qué son las 'casas cueva' de Setenil de las Bodegas?

Setenil de las Bodegas debería llamarse en realidad Setenil de las Cuevas, porque eso es precisamente lo que lo caracteriza y lo hace diferente a cualquier otro destino turístico. Su arquitectura popular también está plagada de viviendas cuevas, sobre todo en el entramado de su conjunto Histórico Artístico. Este tipo de casas son cuevas naturales que han sido aprovechadas como viviendas, de una manera tan explícita (la propia roca es la cubierta que hace de techo en la mayoría de estas construcciones) que se las conoce como viviendas semitroglodíticas. Aunque ya son muy pocas las que funcionan como tal: la mayoría son alojamientos turísticos o Airbnb, tabernas o, en el peor de los casos, garajes y almacenes. 

¿Cuántas bodegas hay hoy en Setenil de las Bodegas?

Este es un tema curioso, porque aunque el nombre oficial del pueblo es Setenil de las Bodegas, hoy no hay bodegas en el pueblo. Sí las tuvo en el pasado, cuando la localidad estaba rodeada de campos de cultivo de vid y cereales y el vino formaba parte de su forma de vida y su tradición. Sin embargo, al llegar la filoxera (ese parásito que acabó con las vides de buena parte de la península) hizo que las cepas desaparecieran y con ellas, las bodegas vinculadas a la producción local de vino. 

¿Por qué Setenil es uno de los pueblos blancos más bonitos de Cádiz?

La Ruta de los pueblos blancos de Cádiz es una de las rutas turísticas más bonitas que se pueden hacer en España. Se los llama los pueblos blancos por el color de sus fachadas, un blanco inmaculado solo interrumpido por coloridas macetas repletas de flores. Así son los 19 pueblos que forman parte de la ruta (Arcos de la Frontera, Olvera, Setenil de las Bodegas, Grazalema, Zahara de la Sierra, Bornos, Espera, Villamartín, Algodonales, El Gastor, Torre-Alháquime, Alcalá del Valle, Prado del Rey, El Bosque, Ubrique, Benaocaz, Villaluenga del Rosario, Benamahoma y Algar). Y de todos ellos, Setenil de las Bodegas es uno de lo más peculiares y originales. Las suyas son casas excavadas literalmente en la roca, o apoyadas en ellas, con un entramado de calles empinadas que serpentean por la colina en la que se levanta este pueblo de pasado medieval. 

¿Cómo llegar a Setenil de las Bodegas?

Setenil de las Bodegas está en ese cruce geográfico que forman la sierra de Cádiz y la serranía de Ronda, en ese cruce montañoso que confirma que la provincia de Cádiz es mucho más que sol y playa. Para ser exactos, este municipio tan peculiar se encuentra en la sierra de Grazalema, y es el pueblo gaditano más próximo a la provincia de Málaga. De hecho, está a solo 20 kilómetros de Ronda, uno de los pueblos malagueños más pintorescos y con más historia de la provincia que también hay que visitar cuando se hace una escapada a esta zona de la península. Y para llegar a Setenil desde desde Madrid basta con coger la Autovía de Córdoba (A4) en dirección Córdoba y coger la salida 455 en Écija hacia la A-351. En Osuna tomar la carretera A-451 y CA-455 hacia CA-422 en Setenil de las Bodegas. El trayecto, de algo más de 500 kilómetros, se realiza en menos de seis horas en coche. El viaje hasta allí merece la pena. 

Escrito por
Noelia Santos

Detalles

Dirección
Villa, 6
Setenil de las Bodegas
11692
Publicidad
También te gustará
También te gustará