Bar Mendizábal

Bares y pubs, Bares El Raval
Recomendado
4 de 5 estrellas
5 de 5 estrellas
(1reseña)
Mendizábal
1/2
Mendizábal
2/2
Mendizábal

El Mendi ha decidido crecer y escuchar las plegarias de muchos fans que no querian congelarse en el invierno bebiendo a la intermperie. Ahora, cuenta con un salón interior. Y se está de coña. Su decoración sencilla, con mucha piedra y ladrillo a la vista, el salón tiene una inspiración escandinava, pero no renuncia al orgullo ravalero. Las mesas y sillas de madera y un interiorismo limpísimo invitan a disfrutar de una cerveza,un cóctel o un bocadillo de lujo sin sufrir el frenesí de freaks, guiris y criaturas de la noche que pueblan el barrio.

En el vaso podréis meter zumos naturales, vino, gin-tonics, algún cóctel clásico –la lista es corta pero efectiva– o las magníficas cañas de diferentes capacidades, como la de medio litro como trofeo para verdaderos campeones. En el plato, las tapas, ensaladas y bocadillos con la marca de calidad de la casa son opciones que no pueden fallar en un espacio que ha cambiado sin cambiar. El Mendi ya no es el Mendi, ahora es mucho más: una nave de rescate para ravalnautas necesitados de cobijo.

Por Òscar Broc

Publicado

Nombre del lugar Bar Mendizábal
Dirección Junta de Comerç, 2
El Raval
Barcelona
08001
Horas de apertura Cada día de 9 a 24 h.
Transporte Liceu (L3)
Static map showing venue location

Average User Rating

5 / 5

Rating Breakdown

  • 5 star:1
  • 4 star:0
  • 3 star:0
  • 2 star:0
  • 1 star:0
LiveReviews|1
2 people listening

Este bar es emblemático, conocido por toda Barcelona pero sobretodo por la gente del barrio. Sus bocadillos son muy buenos a la par que atípicos, con los cuales te puedes sorprender gratamente con ingredientes como el mango o el salmón con wasabi.

Este establecimiento siempre viene de paso y nunca sabe mal dejarse unos minutitos disfrutando de la calle mientras te comes un bocadillo o un zumo, es también un momento de descanso y de recarga de energía para aquellos que  van al teatro Romea (que está justo delante) y tienen un entretiempo o unos minutos antes o después de la función. 

Es un local muy pintoresco y vivo, donde tanto turistas como gente del barrio lo frecuentan y ninguno se va con mal sabor de boca dada la calidad de sus productos (todos de la Boqueria) y su precio perfectamente asequible, mi absoluta recomendación para este bar que da vida al Raval