Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Guía de supervivencia de Sant Jordi 2016
Noticias / Ciudad

Guía de supervivencia de Sant Jordi 2016

Sant Jordi
© Iakov Filimonov

El mejor día del año se acerca y, tal vez, ya os estáis estresando. Por tener que comprar un libro y / o una rosa y no saber por dónde empezar. Este 2016, además, Sant Jordi cae en sábado. Y, por si fuera poco, dicen que va a llover. Tranquilos, hemos elaborado esta guía de supervivencia para que no os estreséis y os lo paséis en grande, tanto si llueve como si hace sol.

1. Compra (o cómprate) el libro que te de la gana. Ya sabes que los más vendidos serán Empar Moliner, Víctor Amela, Paula Hawkins, John Boyle, Mario Vargas Llosa y compañía. Sabes que algún amigo tuyo los tendrá, si quieres leerlos. Así que aprovecha que estarás todo el día rodeado de libros para dejarte seducir por tu intuición. La nuestra nos ha llevado a hacer esta lista. Pero piensa que el sábado, tu eres el rey del mambo.

2. Si tienes que regalar un libro, cómpralo el viernes. Todas las librerías hacen ofertas y promociones durante toda la semana. Si tienes que comprar el sábado un libro para regalar, puede que te vuelvas loco. Así que mejor, ve ya a una librería de confianza y, si no lo consigues tú solito, pregúntale al librero, que son expertos en esto de acertar.

3. Si quieres una firma molona, ​​ve al Antic Teatre. Por segundo año consecutivo, la librería Calders, It 's Written y la revista El Culturista han decidido reunirse en el Antic Teatre para celebrar el aniversario de este teatro-bar que tanta vida da a la ciudad. Encontrarás a gente joven, que quizás os necesita más que los que ocuparán los primeros puestos. No salen en la tele, pero son igual de majos.

4. Mejor Rambla Cataluña que la Rambla. Por la Rambla, ya os avisamos, el día de Sant Jordi no se puede pasar. Entre los guiris y los barceloneses despistados, esta calle es como aquella lava densa que baja de los volcanes a 1 km / h. En la Rambla de Cataluña, donde también hay bastante gente, es más fácil moverse. También es más ancha.

5. En el paseo de Gràcia hay poesía e indios. En el número 17 del paseo de Gràcia está el stand de la mejor editorial de poesía del momento, LaBreu Edicions, que comparte espacio con los 'indies' de la edición: Bankrobber (que pondrá música), Males Herbes, L'Altra y Club Editor. Tendrán a sus autores por allí, con una pluma en la cabeza, observando si ven a alguien del 7º de Caballería para cortarle la cabellera.

6. Con un bocadillo, va que arde. Este día no es para sentarse a la mesa. Puedes hacerlo, sí. Y aquí tienes un montón de restaurantes románticos, si necesitas. Pero te recomendamos que, por un día, te gastes las pelas en libros, que quizás no lo vuelvas a hacer en todo el año. El bocadillo os lo podéis llevar de casa o, ya que la cosa va de creatividad, pasarte por alguno de estos sitios originales.

7. Regala rosas rojas, no te la juegues. Ya sabéis que en Sant Jordi hay rosas de todos colores. Y que cada color significa algo. ¿Conoces el significado de cada color? ¿Quien recibirá la rosa, lo sabe? Si fuera vosotros, tiraría del rojo, que es el más abundante, barato y con el que siempre quedas bien. Recuerda que, si quieres que dure, cambia el agua cada día y ve cortando el tallo por debajo.

8. Si esperas hasta tarde, la rosa es más barata. El precio de las flores por Sant Jordi se dispara, pero si tienes paciencia, ésta puede jugar a tu favor. Hacia las siete de la tarde, los vendedores se vuelven locos por soltar rosas. Y si a las 9 de la mañana, la rosita vale 7 euros, cuando la tarde está a punto de fundirse con la noche, seguro que te sale por 3 euros, que es lo que vale una rosa en una floristería un día normal... Idea cutre, sí, pero es que no estamos para historias.

9. Si te das besos todo el rato, seguro que sales en la BBC. El día pone Barcelona en el centro del mundo. Vienen a firmar algunos de los mejores escritores del planeta y hay un montón de cámaras y fotógrafos que buscan 'captar' el momento. Tú, ponte en lo alto de la Rambla y morréate con tu pareja cada vez que pases. ¡Te harán una foto, fijo!

Advertising
Advertising