Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 23 películas de Navidad que nos encantan

23 películas de Navidad que nos encantan

Unas huelen a acebo y a mazapán. Otras a whisky barato y a estufa de gas. Pero todas suben el espíritu navideño

Gremlins
Advertising

Puede que seáis de los que vibran con los villancicos de George Michael y que a estas alturas del año ya hayáis comido más barras de Suchard de lo que os gustaría admitir. O puede que la Navidad os produzca sarpullidos y que los pesebres os provoquen los mismos efectos que sufre el 'Caganer'. A todos, adeptos y renegados, os dedicamos esta lista de películas típicas de estas fechas. Del humor cáustico a la comedia cursi. De la fantasía infantil al drama suicida. Hay opciones para todos los gustos. ¡Escoged la vuestra!

NO TE LO PIERDAS: La lista definitiva de mercados de Navidad.

A Charlie Brown Christmas

La Navidad de Charlie Brown

Tal vez no nos criamos escuchando 'Frosty the snowman', pero todos recordamos aquel especial animado de los 'Peanuts' de Schulz que se hizo en los años 60 para la televisión, en el que Charlie Brown arrastraba su patológica melancolía sobre las cuchillas de unos patines de hielo. El perro Snoopy y sus compañeros de fatigas nos enseñaron que la alegría de estas fiestas tiene siempre un retrogusto muy amargo.

El apartamento

El apartamento

Una de las obras maestras de Billy Wilder, en la que Jack Lemmon hacía de un oficinista que prestaba la llave de su apartamento a sus jefes, para que se llevaran ahí a sus amantes. Todo sucedía a finales de diciembre. Si la visteis, seguro que lo recordáis escurriendo espaguetis en una raqueta de tenis. Y también recordaréis un espejito roto, un frasco de somníferos y a Shirley MacLaine saliendo corriendo de una fiesta de fin de año, sin comerse las uvas, para jugar una partida de cartas. "Shut up and deal", decía.

Advertising
El muñeco de nieve

El muñeco de nieve

Este mediometraje del año 82 está basado en un libro infantil de Raymond Briggs, y es una delicia absoluta. Trata de un niño que construye un muñeco de nieve que en Nochebuena cobra vida y se lo lleva volando, en batín y zapatillas, a través de la oscuridad invernal. Por cierto, hay una versión precedida de una presentación de David Bowie, que aparece en un desván lleno de juguetes antiguos, contando con un halo de nostalgia cómo eran las Navidades de su infancia. Buscadla en YouTube.

Solo en casa

Solo en casa

El día antes de irse de vacaciones navideñas con su familia, Kevin (Macaulay Culkin), harto de todos ellos, desea que desaparezcan... y sus sueños se hacen realidad. Con las prisas propias de una familia numerosa con niños pequeños, se olvidan a Kevin en casa. Los niños de los 90 tenemos escenas de 'Solo en casa' grabadas en la retina, como aquella, fantástica, en la que Kevin utiliza el audio de una peli de mafiosos para asustar al repartidor de pizza: "Quédate con el cambio, sabandija asquerosa".

Advertising
Fanny y Alexander

Fanny y Alexander

A principios de los 80, Ingmar Bergman dirigía esta miniserie para la televisión sueca, ambientada en Estocolmo hacia 1900. Su protagonista era un niño con una imaginación poderosa, que a veces incluso daba miedo. El primer episodio sucedía durante una fiesta de Navidad, en la que había un teatrillo de cartón, criadas con cofia, relatos de fantasmas e incluso un tío borracho que con sus pedos era capaz de apagar las tres llamas de un candelabro. Él los llamaba petardos navideños.

Pesadilla antes de Navidad

Pesadilla antes de Navidad

Muchos recordamos la mezcla de miedo y fascinación que nos provocaron 'Pesadilla antes de Navidad' y la figura de Jack Skeleton, rey de Halloween, que descubre la Navidad y decide secuestrar a Papá Noel para apropiarse de la fiesta. El invierno de 1993, Tim Burton nos regaló un cuento macabro y entrañable, que mezclaba elfos, nieve y lucecitas con calabazas tenebrosas y fantasmas tan conocidos como el de debajo de la cama y lo que se esconde detrás de la escalera. "¡Esto es Halloweeen! ¡Esto es Halloween! Gritos en la oscuridad (...)"

Advertising
Eyes wide shut

Eyes wide shut

Stanley Kubrick recreó el sinestro mundo que Arthur Schnitzler describía en su 'Relato soñado'. Una cinta retorcida, laberíntica, con bailes de máscaras, drogas intravenosas y una orgía con aires necrófilos, que todos tenemos por obra de culto. Seguro que recordáis a Nicole Kidman desnuda y con gafitas redondas fumándose un porro delante de un espejo, y a Tom Cruise descamisado apareciendo por detrás, pero igual algunos os habéis olvidado de que todo empezaba en una fiesta de Navidad. Jingle bells, jingle bells...

Gremlins

Gremlins

Obra de culto de todo nostálgico ochentero, el clásico de Joe Dante sigue siendo uno de los mejores relatos navideños que la cultura pop ha registrado hasta la fecha. Seguro que no hace falta que os recordemos cuáles son las tres normas. Pero en cambio hay varias referencias ocultas muy 'nerds' que seguramente se os han escapado, como los homenajes secretos a 'E.T.' o la réplica de la máquina del tiempo de H.G. Welles que de pronto desaparece de escena.

Advertising
Love actually

Love actually

Se ha dicho de todo sobre esta peli. De indigerible pudding navideño a desesperada sobredosis de azúcar. Pero, qué quéreis, una buena inyección de amor y humor en estas fechas no hace daño. Richard Curtis, también guionista de éxitos como 'Cuatro bodas y un funeral' y 'Notting Hill', nos planta ante una historia de relatos cruzados que quiere demostrar que el amor está en todas partes –sobre todo en Navidad, sí...–, con un desfile de los actores británicos del momento (2003): Hugh Grant, Emma Thompson, Colin Firth, Keira Knightley...

Plácido

Plácido

"Siente un pobre a su mesa". Esta comedia de Luis García Berlanga de los años 60 transcurría en una ciudad española de provincias, en la que una marca de ollas había patrocinado una campaña de caridad para que cada familia invitara a un mendigo a comer en su casa el día de Navidad. Crítica a la clase burguesa que pretende eximir su culpa a base de limosnas, la película tiene una retranca increíble. Aquí tenéis la estrella de Belén de cartón que daba vueltas arriba y abajo en furgoneta.

Advertising
Dublineses

Dublineses

John Huston dirigió esta película postrado en una silla de ruedas, conectado a una bomba de oxígeno, como si estuviera firmando su epitafio. Es un brillante acercamiento al último relato de la serie 'Dublineses' de James Joyce, que transcurre en Irlanda, en un hogar de clase media, durante la celebración de la Epifanía, la noche del 5 de enero. Acaba con el famoso monólogo de Gabriel Conroy, detrás de una ventana escarchada, viendo caer la nieve sobre el cementerio, y sobre todos los vivos y todos los muertos.

Cuento de Navidad

Cuento de Navidad

El francés Arnaud Desplechin firma aquí una fantasmagoría navideña con una mala leche que abruma. Encontramos a su actor fetiche, Mathieu Amalric, empastillado hasta las cejas cayendo de bruces en la calle y cantando a pleno pulmón en una iglesia durante la Misa del Gallo, como si con su locura plantara a cara a la muerte. No faltan referencias al cine de Bergman ni tampoco al teatro de Shakespeare. De hecho, la película acaba con una cita de Puck de 'El sueño de una noche de verano': "Si nosotros, las sombras, os hemos asustado, pensad lo siguiente: que no habéis hecho más que dormir y que todo se va arreglar".

Advertising
El Grinch

El Grinch

En 1957, Dr. Seuss publicó su 'best seller' infantil 'Cómo el Grinch robó la Navidad'. En los años 60 Chuck Jones crearía la serie animada, en la que el personaje adquiriría ese verde nuclear que todos conocemos. Fue Jim Carrey quien le dio la mueca ogruna, esos labios prietos como de haber mordido un limón, en una película estrenada en el 2000. Y hace poco que hemos visto una última versión, en la que Benedict Cumberbatch da voz al monstruito.

Polar Express

Polar Express

A los que hayáis perdido la fe en el espíritu navideño, revisad esta cinta animada fantasiosa de Robert Zemeckis. Es la historia de un niño que había dejado de creer en Papá Noel. La noche del 24 de diciembre, mientras dormía, un tren de chapa negra reluciente como un zapato abrillantado con betún llegó flotando sobre la nieve y paró justo delante de su casa, para llevarlo en un viaje mágico al Polo Norte.

Advertising
Eduardo Manostijeras

Eduardo Manostijeras

Tim Burton nos ha acercado a muchos personajes extraños, solitarios, aislados del mundo. En este caso fue un jovencito Johnny Depp con la piel blanquecina, ojos melancólicos y tijeras por manos, obra de un inventor. Esta historia sobre el derecho a la diferencia que una abuela le contaba a su nieta una noche de Navidad tiene escenas míticas como aquella en la que Eduardo esculpía un ángel de hielo para Winona Ryder. O cuando ella le pedía que la abrazara y él, obviamente, le respondía que no podría hacerlo.

Jim Carrey

Cuento de Navidad

Aunque la exageración de los efectos especiales puede restarle algo de emotividad al relato de Charles Dickens, Jim Carrey borda el personaje de Scrooge, el viejo malhumorado que recibirá la visita de los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras, para arreglar el mal que ha hecho. En esta imagen podéis verle la cara de fastidio y los pelitos que le salen de la nariz. Por cierto, Robert Zemeckis también ha dirigido mitos como 'Forrest Gump', 'Regreso al Futuro', '¿Quién engañó a Roger Rabbit?' y 'Polar Express', que también aparece en esta lista.

Advertising
Los teleñecos en Cuento de Navidad

Los teleñecos en Cuento de Navidad

Otra adaptación del 'Cuento de Navidad' de Dickens, aquí con Michael Caine en el papel de Ebenezer Scrogee y los entrañables Teleñecos: Peggy, Gustavo (con sombrero de copa!), Ruffo... en la misión de endulzar el carácter del malcarado abuelo. Una primera aproximación de Dickens para los más pequeños y la oportunidad de pasar un buen rato para todas las edades. También es un placer volver a la calidez de los títeres en Navidad, en época de grandes virguerías digitales en el cine.

Los fantasmas atacan al jefe

Los fantasmas atacan al jefe

Y una más. Queda claro que durante los años 90 los productores de cine vieron un diamante en bruto en la fábula navideña de Dickens. Quizá no la pondríamos aquí si no fuera porque Scrooge (que aquí es un ejecutivo déspota con sus trabajadores) es nada menos que Bill Murray, que siempre se agradece. Esta adaptación del 'Cuento de Navidad' se acerca a la sátira y los fantasmas que visitan a Murray son un taxista de Nueva York (pasado), una extraña hada (presente) y un mensajero sádico (futuro).

Advertising
La vida de Brian

La vida de Brian

De acuerdo: no es el modelo de peli navideña esperanzadora que pasan en la tele durante las Navidades, pero a la gran sátira bíblica de los Monty Python no le falta liturgia. Ya conocéis la historia: Brian ha nacido en Belén el mismo día que Jesucristo, y el pueblo lo confunde con el Mesías, pero nada más lejos de la realidad. 'La vida de Brian' nos regaló aquella escena final en la que Jesusito en la cruz canta 'Always look on the bright side of life', perfecta para cantarla en familia con la boca llena de barquillos y turrones. Además, siempre es un buen momento para reír y con esta peli os hartaréis.

Nymphomaniac

Nymphomaniac

¿Y qué pinta Lars von Trier en esta lista? Pues, para empezar, que en España 'Nymphomaniac' se estrenó el 25 de diciembre de 2013. En la cola de los cines Verdi –¡estuvimos allí!– se detectaban sonrisas maléficas, gente feliz de haberse escapado de la reunión familiar para estar allí, frente la historia de una ninfómana relatada por ella misma, en forma de cuento, negro y para no dormir. Sesiones de BDSM con látigo y fusta, competición de mamadas en un tren, sexo rudo y asfixiante en todas partes. Un festín, vamos.

Advertising
8 mujeres

8 mujeres

La Navidad es época de amor y fraternidad, sí. Pero en Navidad también se mata gente. Esto es lo que pasa en '8 mujeres'. El propietario de una mansión es asesinado en su casa, donde viven ocho mujeres. Y qué mujeres: Catherine Denueve, Isabelle Huppert, Emmanuelle Béart... François Ozon nos adentra en una comedia musical al estilo Cluedo para averiguar cuál de las ocho –todas tiernas, poderosas y sospechosas también– es la autora del crimen.

Smoke

Smoke

Es cierto que lo único navideño de esta película eran los créditos finales, donde Wyan Wang adaptaba un relato de Paul Auster llamado 'Auggie Wren's Christmas story'. Salía Harvey Keitel desmenuzando un pollo grasiento con los dedazos, sentado a la mesa de una anciana ciega que el día de Navidad lo confundía con su nieto. Acompañaba la escena la voz de navajazo de Tom Waits cantando 'Innocent when you dream'. Por eso, cada vez que la revisamos, se nos pone la piel de gallina.

Advertising
Qué bello es vivir

¡Qué bello es vivir!

Clásico navideño por excelencia. Si buscáis una dosis debuenos sentimientos, en esta peli de Frank Capra, estrenada poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, vienen al pormayor. James Stewart interpreta el papel de un banquero honrado (y también desgraciado) que decide suicidarse la víspera de Navidad. Pero justo cuando está a punto de hacerlo, se le aparece un ángel. Buscad la manta más grande y peluda que tengáis en casa e instalaos el sofá con la cabeza sobre el hombro de alguien a quien queráis mucho.

Advertising