Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las 13 mejores películas de terror que puedes ver en Netflix
El Resplandor
Foto: Netflix El Resplandor

Las 13 mejores películas de terror que puedes ver en Netflix

Un recorrido por los filmes más terroríficos y escalofriantes que puedes ver en la plataforma reina del 'streaming'

Por Ricard Martín
Advertising

Piensas que estamos viviendo en una distopía de pesadilla y no vas mal encaminado. Contra la cutrez y el horror de la realidad aquí y ahora –que aparte de asustar y dar bajón, aburre a las cabras y estresa a Buda– métete un buen chute de terror cinematográfico puro, catártico y entretenido. Un hecho indiscutible: Netflix va petado de películas de horror de toda índole ('slashers', posesiones, actividad paranormal, asesinos en serie...) y todas te prometen sustos de altura. Pero en realidad, como diría Chiquito de la Calzada, le ponen más pan que queso y abunda la patilla y la serie B poco sustanciosa. Pues bien, nosotros hemos hecho un cribaje extensivo del catálogo de Netflix para recomendarte trece películas de terror impecables (once ficciones y dos documentales) con las que te cagarás por la pata baja con todo el placer del mundo. Y como somos tan majos, aquí tenéis esta nutritiva lista de las mejores películas de vampiros de la historiaRepetid conmigo: ¡la sangre es vida!

NO TE LO PIERDAS: Los sitios abandonados más terroríficos de Cataluña 

De menos a más canguelo (¡pero todas asustan!)

'Noche de miedo'
Foto: Netflix

13. La Hora del Espanto (1985), de Tom Holland

¿De qué va? Al estilo de 'La ventana indiscreta de Hitchcock, un adolescente descubre que su guaperas y molón nuevo vecino es un vampiro, y decide pedir ayuda a un veterano actor y presentador de películas de terror para acabar con él.

¿Por qué da miedo? 'Noche de miedo' de toda la vida–esto de 'La hora del espanto' se lo ha sacado Netflix de la manga– es una pequeña joya del terror y el costumbrismo 'teen' que contrapone genuinos momentos de horror gore todavía efectivos con un humor irreverente y socarrón. Ha envejecido bien: todavía llena de tensión, debe ser la única película de la historia que tiene un pie en 'Karate Kid' y otro en 'El baile de los vampiros'. Fans de Stranger Things, los verdaderos ochenta eran esto. Top diez de las comedias de vampiros.  

The Babysitter
Foto: Netflix

12. The babysitter (2017), de McG

¿De qué va? Cole, un niño gótico de los de toda la vida, se queda despierto más de la cuenta y descubre que su buenorra y enrollada niñera forma parte de una secta satánica asesina, dispuesta a lo que sea para que no los delate.

¿Por qué da miedo? En realidad os partiréis la caja de risa. Estamos ante una comedia 'slasher' con toques sobrenaturales que te absorbe desde el primer minuto por su desparpajo y humor negrísimo, y que se cachondea de cada estereotipo adolescente. Y cada asesinato y muerte es un delicioso gag de 'slapstick' explosivo y chorreante. Lo mejorcito que ha parido la producción propia de Netflix en materia de terror 'teenager'. 

Advertising
1922
Foto: Netflix

11. 1922 (2017), de Zak Hilditch

¿De qué va? En 1922, un granjero del Medio Oeste de Estados Unidos confiesa haber asesinado a su esposa. Pero su muerte no es más que el inicio de una historia macabra

¿Por qué da miedo? Terror psicológico vintage del bueno. Basada en una novela corta de Stephen King, traslada a la pequeña pantalla (producción propia de Netflix) las mejores virtudes del escritor: a base de contención narrativa (que no lentitud) profundiza en los personajes y sus motivaciones, y para hacer un retrato inmisericorde de la vileza humana y la violencia en el medio rural. Imprescindible verla en versión original.   

Dawn of the Dead
Foto: Netflix

10. El Amanecer de los Muertos (2004), de Zack Snyder

¿De qué va? Tras una pandemia, millones de zombies caníbales infestan Estados Unidos. Un grupo de supervivientes buscan refugio en un centro comercial. 

¿Por qué asusta? Llevamos ya 15 años de películas y series de revival zombi, y tan solo hace falta ver la ópera prima de Zak Snyder, junto con '28 días después' (2002, Danny Boyle) para confirmar que lo mejor se vio al principio. Este remake de la homónima película de George A. Romero de 1978 trasmite adrenalina, sangre y desesperación en cada escena. Snyder va a por todas, y no tiene miedo de enseñar sus cartas mediante homenajes cinéfilos varios (y al instante siguiente te hace saltar de la silla del susto). 

Advertising
Errementari: el herrero y el diablo
Foto: Netflix

9. Errementari: El Herrero y el Diablo (2017), de Paul Urkijo

¿De qué va? Han pasado 10 años desde de la primera Guerra Carlista de 1833. En un pequeño pueblo de Álava, un comisario del gobierno investiga un suceso que le lleva hasta una siniestra herrería en lo profundo del bosque, donde vive un solitario herrero llamado Patxi. Se cuentan oscuras historias sobre él relacionadas con robos, asesinatos y pactos demoníacos. 

¿Por qué da miedo? Lo local es universal. A partir de un episodio histórico, la película –hablada en un dialecto en desuso del euskera– ahonda en folklore vasco y deshilacha la historia desde la fascinación infantil por los cuentos de miedo al lado del fuego. Pero no lo hace con una mirada lenta y poética, sino con el ritmo trotón de la mejor serie B, aquella que hace maravillas con un palo y una alpargata. 'Errementari' podría haber sido una cutrez, pero trascurre entre el misterio, el terror, la épica y la ternura: el terror diabólico y colorista de la Hammer y los grandes actuales del fantástico actual (Del Toro, De la Iglesia) se abrazan a la maleza vasca.  

Verónica
Foto: Netflix

8. Verónica (2017), de Paco Plaza

¿De qué va? Madrid, años 90. Tras jugar a la Ouija con unas amigas, una adolescente es asediada por peligrosas presencias sobrenaturales que amenazan con hacer daño a toda su familia. 

¿Por qué da miedo? 'Verónica' está inspirada en el 'poltergeist' de Vallecas, aquel bulo mediático que montó el 'cazafantasmas' Tristanbraker (habitual del circo de frikis de Cárdenas) sobre una familia de clase baja que afirmaba tener su piso encantado (luego se descubrió que más que un 'parapsicólogo' lo que hacía falta la intervención de Servicios Sociales). De la realidad, Plaza solo utiliza la ambientación naturalista: un minúsculo piso de protección oficial puede ser mucho más terrorífico que una mansión gótica; enraizado en la sordidez del horror cotidiano (una adolescente que cuida de toda su familia en 40 m2) 'Verónica' es un sobrecogedor híbrido de realismo social y cuento de fantasmas, subgénero cambios hormonales ('Carrie', 'Ginger snaps').  

Advertising
Creep
Foto: Netflix

7. Creep (2014), de Patrick Brice

¿De qué va? Un montador de vídeo recibo el encargo de filmar, en una casa remota, 24 horas en la vida de un tipo (que acaba resultando un auténtico gilipollas grimoso, eso es lo que significa 'creep' en inglés, y que asegura tener un tumor cerebral inoperable).  

¿Por qué da miedo? Actualiza el muy manido género del 'found footage', y ambienta un relato de acoso y terror psicológico en el terreno de la comedia 'indie' más realista (los dos protagonistas son director y co-guionista). La clave es la patética e hilarante normalidad de acosador y víctima: todos empatizamos con los gilipollas (porque todos lo somos; ya sea eventuales o a jornada completa) y todos esperamos en el fondo que no pase nada grave cuando sabes que se acerca el desastre. ¿El primer filme de terror 'normcore'? 

No respires
Foto: Netflix

6. No Respires (2014), de Fede Álvarez

¿De qué va? Tres amigos entran a robar en casa de un hombre ciego. Parece que será pan comido, pero con las luces fuera, la realidad es otra.

¿Por qué da miedo? Fede Álvarez, director del 'remake' de 'Posesión Infernal', se aleja de cualquier elemento sobrenatural y da una descarga de vitalidad al terror de 'home-invasion', dándole la vuelta como un calcetín. El ritmo de la violencia y los sustos es frenético y brutal: abre un nuevo camino para el género en el que Hitchcock se va a ver 'La Matanza de Texas'. 

Advertising
La Trampa del Mal
Foto: Netflix

5. La Trampa del Mal (2010) de John Erick Dowdle

¿De qué va? No hay manera de sacar a un grupo de personas atrapadas en un ascensor, que van muriendo una a una, y el guardia de seguridad –creyente y supersticioso– y el policía que intentan arreglar el desaguisado llegan a la conclusión que uno de ellos es el diablo. 

¿Por qué da miedo? No hay otra ambición en este film que ofrecer unos cuantos momentos de shock de altura, descripciones de personajes secas y minimal, y unos cambios de dirección narrativa que si te descuidas te dan tortícolis en el cuello de la sorpresa (y lo consigue todo de modo excelente). Como un buen episodio de 'La Dimensión Desconocida' alargado, con un gustoso regusto de leyenda urbana sobrenatural. 

Bajo la sombra
Foto: Netflix

4. Bajo la Sombra (2016) de Bavak Anvari

¿De qué va? Durante la guerra de Irán-Irak de los años ochenta, una mujer se queda sola con su hija en Teherán mientras su marido está combatiendo en el frente. Bajo los bombardeos, el bloque de pisos en el que viven se irá vaciando de gente y llenándose de boquetes de bombas y de una presencia maligna. 

¿Por qué da miedo? Por la extraordinaria atmosfera de opresión y oscuridad que consigue, combinando múltiples niveles de violencia y miedo: la opresión social y patriarcal –que va en aumento a medida que la guerra y la represión religiosa se recrudecen, y ya sabemos que mujeres y niños se llevan la peor parte siempre– simbolizada en la presencia de un espíritu maligno que quiere arrebatar una niña a su madre. Los diez minutos finales son de infarto.  

Advertising
The Devil and Father Amorth
Foto: Netflix

3. The Devil & Father Amorth (2017), de William Friedkin

¿De qué va? William Friedkin, director de 'El Exorcista', rueda de nuevo sobre el Maligno; pero esta vez en la vida real. El cineasta realiza un documental sobre la vida del Padre Gabriele Amorth, el que fuera exorcista en jefe del Vaticano y que realizó diez mil ceremonias de este rito cristiano durante toda su carrera (murió en el 2016). 

¿Por qué da miedo? Acojona en toda regla, creas o no en Dios (y por tanto en el Demonio). Desprovisto de toda parafernalia, Fredkin se cuelga una cámara de fotos al hombro y entrevista a Amorth, que glosa su vida y recuerdos de la lucha con Satán (y las opiniones de médicos y teólogos sobre la posesión diabólica). El colofón lo pone un espeluznante plano secuencia de 20 minutos en el que Amorth exorciza una mujer en la Italia profunda. No hay "has visto lo que hace la perra de tu hijo" ni vómitos ni levitación, pero sí la manifestación física de un mal espiritual, sea de índole diabólica o no. "Nunca pensé que habría nada auténtico en el exorcismo, hasta que lo vi", dijo Friedkin luego. El final es de shock, por cierto.

La Casa del Terror
Foto: Netflix

2. La Casa del Terror (2020), de Clay Jeter

¿De qué va? Esta película documental es el tercer episodio del 'reboot' que hizo Netflix de la clásica serie de reportajes televisivos 'Misterios sin resolver', sobre hechos inexplicables, que empezó a emitir la NBC en 1987. Y pese a que la serie es muy irregular, con este capítulo Netflix ha conseguido uno de sus mejores capítulos de 'true crime'. 

¿Por qué da miedo? Si la ficción está hecha de sueños, la vida real se erige sobre la materia de las pesadillas. Este es un documental a fondo sobre el gran misterio criminal de nuestra era en Francia: el año 2011, un aristócrata francés de Nantes, Xavier Dupont de Ligonnès, desapareció junto con su familia, dejando una nota risible ("soy un agente secreto y nos hemos ido a USA a un programa de protección de testigos"). Una semana después, la policía encontró a su mujer y cinco hijos muertos y enterrados bajo el patio de su casa. La película reconstruye la huida y desaparición de Dupont de Ligonnès (que se fue a dar un garbeo por el sur de Francia, y no se molestó ni en ocultar su rostro ni tarjeta de crédito) e intenta dar respuesta a cómo y por qué un aristócrata progre venido a menos, empresario fracasado, se convierte en un genio del crimen (jamás se encontró ni un resto de ADN o sangre de la matanza en la casa, ni se supo más de Dupont). El mal en estado puro e inescrutable.       

Advertising
El Resplandor
Foto: Netflix

1. El Resplandor (1980), de Stanley Kubrick

¿De qué va? Jack Torrance, un ex-profesor de inglés y ex-alcohólico, aspirante a escritor, acepta un puesto como vigilante de invierno en un solitario hotel de alta montaña para ocuparse del mantenimiento. Al poco tiempo de haberse instalado allí junto con su esposa y su hijo, empieza a sufrir inquietantes trastornos de personalidad. 

¿Por qué asusta? ¿Estáis de broma? Esta película ha mantenido toda sus terroríficas aristas incólumes. Un descenso hacia la locura que se bifurca en multitud de escenas y secuencias icónica de como la muerte invade la vida (que os podéis tomar con toda la simbología del mundo, o simplemente dejaros llevar por el acojone). No hay ni una escena que no sea carne de cinefilia. Algunos críticos han achacado que el final carece de suspense (y Stephen King se mostró disgustado por la falta de redención y humanidad del personaje de Torrance, un trasunto del propio King, en el filme). Pero mal les pese, esto es una obra maestra.  

Recomendado

    También te gustará

      Advertising