Los grandes restaurantes del Baix Llobregat

La mejor cocina del huerto de Barcelona

Es tiempo de cerezas, que le cogen el relevo a las alcachofas. Calabacines, pimientos, pepinos, berenjenas y tomates anuncian que el verano está cerca. Y vosotros leéis el inicio de este reportaje y pensáis que tanta prosa virgiliana es el extracto de un tríptico turístico de Tudela. Pero no: os hablamos del Baix Llobregat, del extensísimo huerto de esta comarca vecina de Barcelona que, por los pelos, se ha salvado de Eurovegas. Barceloneses, celebrad el privilegio rarísimo de vivir cerca de una despensa que provee de productos frescos de primera calidad. Con un patrimonio así no es extraño que en los alrededores del Parc Agrari del Baix Llobregat haya restaurantes que haya que conocer. Nosotros os proponemos cinco. Dos en uno
Un cocinero con alma de arquitecto, Jo Baixas, se imaginó "un restaurante de cuento, donde las mesas no tendrían patas, donde los clientes se olvidarían del paso del tiempo, donde los cocineros no estarían cerrados y podrían ir a recoger sus hierbas, donde todo sería una sorpresa...". El sueño se ha hecho realidad. El espacio se divide en dos: el gastronómico -algunos de los platos del menú: anguila al azafrán; sandía a la brasa, gambas y tomate; pechuga de pato y melocotón de viña- y el Follia de Pot, de tapas -croquetas, pulpo a la gallega, patatas bravas a su estilo-. Escoged según la ocasión: si queréis enamorar, el Follia (unos 60 €). Si queréis compartir, el Follia de Pot (unos 35 €).

FOLLIA Creu de Muntaner, 17. Sant Joan Despí. T. 93 477 11 56

Propuesta 'bistronómica'
Es un restaurante de esos de él-y-ella: Pep Badrinas, en la cocina, y su pareja, Verónica Aguilera, en la sala. Con tres personas más, el Suc ya tiene suficiente equipo para tirar hacia adelante un bistronómico escondido en el núcleo antiguo de Viladecans. En el comedor, donde lo viejo y lo nuevo se enamoran, sirven una cocina delicada y muy hortícola: guisantes ahogados con ajos tiernos y butifarra negra; carrillera de ternera guisada al vino negro con cremoso de chirivía y pan de especias; filete de buey con patatas confitadas, pimientos del piquillo y  mantequilla de mostaza verde... El menú degustación (36 €) contiene algunos de estos platos. El de tapas (nueve platos por 22 €) tiene algunos muy sugerentes, como el salmón marinado al café con chirivía o el arroz a la cubana en miniatura.

SUC RESTAURANT Sant Joan, 10. Viladecans. T. 93 637 19 35 De los caminos a la cocina
Balbina García, la chef del Casa Nostra, pasea cada día por los caminos de Corbera y el paisaje que encuentra marca su cocina. Las hortalizas, las frutas y las hierbas le inspiran platos como la tempura de hierbas; las flores de calabacín rellenas de requesón, anchoas y hierbas de temporada; el bacalao con cerezas o la crema de hierbaluisa. El chalet donde encontraréis el Casa Nostra fue, realmente, la casa de la cocinera, y el patio con piscina es, en verano, una terraza nocturna que combina tapas y jazz. El secreto del restaurante -que tiene el sello Km 0- es una carta de vinos 100% catalanes que os tiene que cantar la Balbina: es una apasionada y os descubrirá más de uno. El menú degustación maridado vale 36 €.

CASA NOSTRA Frederic Soler Pitarra, s/n. Corbera de Llobregat. T. 93 650 06 52
Paraíso en Gavà
No estáis en la Polinesia, estáis en la playa de Gavà, pero el chef Òscar Manresa ha convertido este paraje de dunas en un chiringuito con estilo, el lugar que imagináis para pasar las vacaciones, tumbado en una hamaca frente al mar Mediterráneo mientras dejáis pasar las horas. Pero es que, además, también se come muy bien. Todo son tapas, algunas con productos del huerto propio, que se alejan de los fritos aceitosos de la peor cocina litoral que todos conocemos, por desgracia. Podréis degustar ostras, calamarcitos, pescadito frito, sepia con albóndigas, hamburguesas, carne a la brasa y el buen rollo habitual del propietario -que también es el de Torre de Alta Mar y El Magatzem, de la Barceloneta.

KAUAI Calafell, 25-27. Gavà Mar. T. 93 645 11 88

Chovinismo avícola
Cataluña sólo tiene reconocidas tres razas de pollo autóctonas: la del Penedès, la del Empordà y la pota blava del Prat de Llobregat. Por eso, el chef Joan Figueras -del Prat de toda la vida- tiene todo el año platos con esta ave en la carta del Sinfonía. Cuando es temporada, la acompaña con alcachofas -el otro hit gastronómico del municipio-. Ahora lo sirve confitado en dos cocciones acompañado de gírgolas. Aplaudimos, por sano, este chovinismo culinario en los fogones de un hotel de negocios, el Ciutat del Prat, que no se limitan al previsible recetario internacional. Muchos productos son del Parc Agrari. Y muchos clientes también son vecinos: ¡esto es una garantía!
 
SINFONÍA (Hotel Ciutat del Prat).
Av. Remolar, 46. El Prat de Llobregat. T. 93 378 83 33

Info práctica

Follia

Un cocinero con alma de arquitecto, Jo Baixas, se imaginó "un restaurante de cuento, donde las mesas no tendrían patas, donde los clientes se olvidarían del paso del tiempo, donde los cocineros no estarían cerrados y podrían ir a cosechar sus hierbas, donde todo sería una sorpresa ... ". El sueño se ha hecho realidad. El espacio se divide en dos: el gastronómico-algunos de los platos del menú: anguila al azafrán; sandía a la parrilla, gambas y tomate; pechuga de pato y melocotón de viña-y el Follia de Pot, de tapas-croquetas, pulpo a la gallega, patatas bravas a su estilo-. Elegid según la ocasión: si queréis enamorar, el Follia (unos 60 €). Si queréis compartir, el Follia de Pot (unos 35 €).

Leer más

Suc Restaurant

Es un restaurante de esos de él-ella: Pep Badrinas, en la cocina, y su pareja, Verónica Aguilera, en la sala. Con tres personas más, el Suc ya tiene suficiente equipo para sacar adelante un bistronómico escondido en el casco antiguo de Viladecans. En el comedor, donde viejo y nuevo enamoran, sirven una cocina delicada y muy hortícola: guisantes ahogados con ajos tiernos y butifarra negra; carrillera de ternera guisada al vino tinto con cremoso de chirivía y pan de especias; filete de buey con patatas confitadas, pimientos del piquillo y mantequilla de mostaza verde ... El menú de degustación (36 €) contiene alguno de estos platos. El de tapas (nueve platitos por 22 €) tiene algunos de bien sugerentes, como el salmón marinado al café con chirivía o el arroz a la cubana en miniatura.

Leer más
Advertising

Casa Nostra

Balbina Garcia, la chef de Casa Nostra, pasea cada día por los caminos de Corbera y el paisaje que encuentra marca su cocina. Las hortalizas, las frutas y las hierbas inspiran platos como la tempura de hierbas medicinales, las flores de calabacín rellenas de requesón, anchoas y hierbas de temporada, el bacalao con cerezas o la crema de hierba luisa. El chalet donde se encuentra el Casa Nostra fue, realmente, la casa de la cocinera, y el patio con piscina es, en verano, una terraza nocturna que combina tapas y jazz. El secreto del restaurante-que tiene el sello Km 0 - es una carta de vinos 100% catalanes que os ha de cantar Balbina: es toda una apasionada y os descubrirá más de uno. El menú de degustación maridado vale 36 €.

Leer más

Kauai

No estáis en la Polinesia, estáis en la playa de Gavà, pero el chef Òscar Manresa ha convertido este paraje de dunas en un chiringuito con estilo, en el lugar que os imagináis para pasar las vacaciones, estirados en una hamaca frente al mar Mediterráneo, mientras las véis viendo pasar. Pero es que, además, también se come muy bien. Todo son tapas, algunas con productos del huerto propio, que se alejan de las fritangas aceitosas de la peor cocina litoral que todos conocemos, por desgracia. Degustaréis ostras, calamares, pescado frito, sepia con albóndigas, hamburguesas, carnes a la brasa y el buen rollo habitual del propietario-que también es de la Torre de Alta Mar y El Magatzem, de la Barceloneta.

Leer más
Advertising

Sinfonía (Hotel Ciutat del Prat)

Cataluña sólo tiene reconocidas tres razas de pollo autóctonas: la penedesenca, la ampurdanesa y la pata azul del Prat. Por ello, el chef Joan Figueras-pratense de raíz-tiene todo el año platos con esta ave en la carta del Sinfonía. Cuando es temporada, la acompaña con alcachofas-el otro hit gastronómico del municipio-. Ahora lo sirve confitado en dos cocciones acompañado de setas. Aplaudimos, por sano, este chovinismo culinario en los fogones de un hotel de negocios, el Ciudad del Prat, que no se limitan al previsible recetario internacional. Muchos productos son del Parque Agrario. Y muchos clientes también son vecinos: esto es garantía!

Leer más

Críticas y valoraciones

0 comments