Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 8 razones para salir a correr por Montjuïc

8 razones para salir a correr por Montjuïc

Con escaleras, desniveles y buenas vistas, la montaña mágica de Barcelona es un paraíso para los runners

Castell de Montjuïc
©Jordi Saragossa Castell de Montjuïc
Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising

Dos salidas a correr por semana, unos 6 km de media y la Diagonal, el Paseo de las Aguas y el Frente Marítimo como terrenos de juego favoritos. ¿Os hemos definido? No hay duda, sois runners made in Barcelona. A nosotros también nos gusta abrocharnos las zapatillas y salir a correr pero nuestro paraíso responde al nombre de... ¡Montjuïc! Estas son nuestra 8 razones para sumar kilómetros entre sus parques, fuentes y rincones.

NO TE LO PIERDAS: Una buena opción para descubrir la ciudad es paseando. Del mar a la montaña. 

Vistes des de Montjuïc
© Edu Ferrer

Vistas

Las Aguas o los búnkeres del Carmel no tienen la exclusividad en materia de vistas. En Montjuïc el espectáculo también es de traca: a ratos disfrutaréis del skyline de Barcelona, ​​más adelante de Collserola y, también, del mar de la ciudad. ¿No os lo creéis? Subid un día hasta el Castillo de Montjuïc y haced una pausa a coger aire en los bancos de madera que descansan en uno de los mejores miradores de la ciudad: veréis el puerto como no lo habíais imaginado. ¿Un consejo? Pasad para decirle adiós al sol, al atardecer.

Running per Montjuïc
© Edu Ferrer

Desnivel

Si probáis el desnivel os aburriréis el llano y entenderéis qué significa ganaros las vistas. Del Paralelo hasta el Mirador del migdia os separan unos 200 metros de desnivel: sudaréis para hacerlos de subida pero descubriréis qué se siente al exprimir vuestro cuerpo al máximo. Además, sabréis por qué hay runners que caminan en vez de correr y querréis hacer día sí y día también una buena bajada. En Montjuïc, el desnivel viene de serie: ¡lo encontraréis sin buscarlo!

Advertising
Escales
© Edu Ferrer

Escaleras

¡Amadlas! Las escaleras pueden ser vuestro mejor aliado para poneros en forma pero, también, para añadir un poco de picante a vuestros entrenamientos. Os ayudarán a quemar grasas, eliminar celulitis o mejorar la salud cardiovascular y harán más entretenidas vuestras salidas: ahora ya no será sólo subir, bajar o correr en plano, tocará superar escalones de uno en uno, de dos en dos o de tres en tres. ¿Nuestros favoritos? ¡Los del paseo de Jean Forestier!

Jardins Mossèn Costa i Llobera
© Flickr

Rincones secretos

Fuentes, arcos y frondosa vegetación. ¿Os suena? Es el parque del paseo de Santa Madrona. Situado junto al Museo de Arqueología de Cataluña y desconocido para muchos es una de las sorpresas que esconde Montjuïc. Tiene un aire clásico que traslada a otra época. Pero la montaña mágica tiene muchos más rincones por descubrir: los Jardines del Mossèn Costa i Llobera, llenos de cactus, parecen salidos de una peli del oeste, y los del Grec mezclan cultura, paz y deporte como si nada.

Advertising
Poble Espanyol
© Edu Ferrer
Lugares de interés, Visitas turísticas

Poble Espanyol

icon-location-pin Sants - Montjuïc

Y para rincones únicos el Poble Espanyol. ¿Es carne de turistas? ¿Lo habéis vistado alguna vez? Os lo confesamos, nosotros sólo hemos ido en fin de año y con un par de copas de más. Ahora, si salís a correr por Montjuïc aprovechad y pasad por delante: ya sólo la majestuosa puerta es curiosa de ver.

Estrava premium

Strava

Es la app por excelencia de cualquier runner. ¿Por qué? Por su capacidad de hacernos sentir acompañados. Es una red social deportiva: con clubes, perfil, posibilidad de postear, Kudos –como los likes– y rankings. En Strava –y en Montjuïc– podéis convertiros en los reyes o las reinas del running barcelonés. ¿Cómo? En la montaña mágica encontraréis un buen número de segmentos donde ponerse a prueba y picaros con los amigos para demostrar quién es el más rápido de todos. 3, 2, 1... ¡Sois el nuevo King of the Mountain!

Advertising
Castell de Montjuïc
©Jordi Saragossa

Cielo y silencio

Parece una obviedad pero, mientras corráis, recordad mirar también en algún momento hacia el cielo y dejaos perder entre sus nubes. En la ciudad, entre prisas, calles, edificios y rascacielos se complica ver tan claro y tan bien nuestro techo azul. ¿Lo notáis? Sólo estáis unos metros por encima de la ciudad pero no hay rastro de coches ni casi de gente. ¡Incluso os parecerá oír algunos pájaros! Montjuïc es un verdadero pulmón verde y está a dos minutos de casa.

Anella olímpica
© Edu Ferrer

Barcelona olímpica

Los Juegos de Barcelona 92 ​​'cambiaron la ciudad y han dejado un rastro difícil de olvidar. Montjuïc es un museo olímpico con patas. El Pau Negre, la Torre de Comunicaciones, las Picornell, el campo de béisbol, INEFC... y la madre de todos ellos: ¡el Estadio! Entrar y zambullirse en la historia deportiva reciente de la ciudad es gratis: aprovechad y acercaos a ella entre serie y serie. ¡Os sentiréis olímpicos por unos segundos!

Advertising