Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Conciertos meditativos en Barcelona

Conciertos meditativos en Barcelona

Sí, es posible entrar en un estado de profunda relajación

Bols Tibetans
Bols Tibetans
Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising

La música nace de la voz, de los cuencos de cuarzo, de las flautas o de un instrumento de viento como el didjeridú. Parte del público se sienta en cojines, otros escuchan estirados y algunos lo miran desde las sillas que quedan al final de la sala. Es un concierto, sí, pero tiene por objetivo llevarnos a un estado de profunda relajación. Es el ambiente que se respira una vez al mes en la Casa del Tíbet (Roselló, 181), cuando se abren las puertas para acoger lo que se conoce como concierto meditativo. En el escenario las melodías las crean Xavier Bellón y Sandra Orús, de Anima Quarz, especialistas en musicoterapia y referencia en el trabajo con cuencos de cuarzo. "Son el instrumento más poderoso que conocemos para conseguir estos niveles de relajación y tiene mucho que ver el material con el que están hechos", asegura Bellón.

En Barcelona, ​​también podéis dejaros guiar por la música de Jordi Benítez y sus Cuencos Tibetanos. Él es terapeuta de sonido e instructor de Kundalini Yoga y Nidra Yoga y trabaja con todos estos instrumentos en conciertos pero, también, en terapias sonoras, masajes de sonido y vibración. A través de su meetup podéis estar al día de los eventos que organiza pero, normalmente, lo encontraréis en El Camino de Tanit (Calle de la Perla, 30). "¿Quieres relajarte fácilmente? Podrás conseguirlo con el sonido armónico de los cuencos tibetanos, el gong y otros instrumentos vibracionales. El sonido y la vibración que generan estos instrumentos ancestrales del Himalaya consiguen que la mente baje el ritmo, frenando el río de pensamientos que nos invade cada día", se presenta Benítez. También podréis encontrar un espacio de paz de la mano de los Airun, una formación musical que tiene por objetivo difundir la espiritualidad y hace conciertos de música consciente. Se inspiran en el acto musical como experiencia mística, de conexión con el mismo ser, con la naturaleza, el cosmos y el espíritu y actúan en diferentes puntos de la ciudad o del área metropolitana: en la parroquia de Santa María de Badalona, ​​en iglesias como la de Santa Anna o en la Casa de Espiritualidad de Sant Felip Neri.

Bols Tibetans

Advertising

¿Queréis empezar a meditar? ¡Id de concierto!

Es posible que hayáis pensado alguna vez que os gustaría probar la meditación: habéis oído hablar de ella o la practican vuestra vecina, el cuñado y el primo. O os notáis estresados ​​y estáis valorando diferentes opciones para gestionar mejor todo esto que os está pasando. "Se ha convertido en algo más cotidiano y ya no sólo se acercan personas que tienen un vínculo con el yoga. Conseguir un estado de calma o que la mente esté en profunda quietud puede ser más fácil y más agradable gracias a la música en directo. Estos instrumentos eliminan las dificultades que nos genera el ruido ambiental para encontrar momentos de tranquilidad", dice Bellón. Los conciertos meditativos pueden ser una buena forma de empezar.

Anima quarz
© Anima quarz

Advertising

¿Por qué nos relajamos?

Hace miles de años que el sonido se utiliza con fines terapéuticos y, la música, ya tiene de por sí un efecto sanador: los conciertos meditativos son una manera de relajarse física y mentalmente y de encontrar un momento de tranquilidad. En los de Anima Quarz, los cuencos de cuarzo son protagonistas. "Generan un sonido multidireccional que puede llegar hasta a un kilómetro de distancia y durar varios minutos antes de apagarse: actúan como amplificadores de un sonido que es largo y envolvente. El sonido pasa a través de nuestro cuerpo y nos hace vibrar. Esto, ayuda a que el cerebro entre en un estado de relajación profunda y, a escala física, notamos mucho la vibración, es como un masaje sutil", explica Bellón.

El agua también juega un papel importante, sobre todo teniendo en cuenta que, nosotros, estamos hechos en un 70% de ella. "El cuarzo hace vibrar los líquidos de nuestro cuerpo y toda esta vibración circula mucho más rápido a través del agua: es un vehículo para que el efecto se amplifique en nuestro cuerpo", añade Xavi.

Anima Quarz
© Anima Quarz

Advertising

¿Como son los conciertos?

Empiezan con el hit de turno, siguen con un par de canciones para llenar y cerramos con uno de los primeros temas del grupo para hacer un buen 'remember'. No, no estamos en un concierto de Hombres G. Estas citas de meditación sonora suelen seguir una pequeña estructura: se empieza suavemente, se sigue con momentos más intensos y se termina con una parte más enfocada a la relajación. Habitualmente, sin embargo, los de Anima Quarz invitan a un tercer músico y, esto, abre la puerta a la improvisación: "Sabemos que vamos a tocar determinadas armonías pero también improvisamos teniendo en cuenta el momento, lo que siente cada músico y, también, el público", explica Bellón.

Advertising