Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Yoga antigravity en Barcelona

Yoga antigravity en Barcelona

¡Yoga aéreo, pilates y acrobacias sobre una hamaca para fortalecer musculatura, descomprimir articulaciones y liberar presiones!

ioga aeri
Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising

El yoga está de moda y lo mejor es que hay tantos estilos diferentes que es fácil encontrar un que nos vaya bien. Hace poco llegó un estilo nuevo a la ciudad: el yoga antigravity o yoga aéreo. Fusiona ejercicios básicos del yoga con el pilates, la acrobacia y la danza y se trabaja con la ayuda de una tela parecida a las que se ven en el Cirque du Soleil. Esta tela se convierte en hamaca y pasa a ser vuestro sistema de apoyo; en ella se hacen posturas invertidas con el cuerpo suspendido en el aire, como si fuera un balancín.

"En el trabajo acostumbramos a adoptar posiciones que cierran mucho el cuerpo, aquí trabajamos posturas de apertura y estiramos la espalda. Permite fortalecer la musculatura respetando las articulaciones y liberar presiones", nos lo explica Marina Kosenko, instructora de Yoga Antigravity del centro Yoga One del DiR.

Al empezar una clase, la primera postura que haréis será... ¡la del feto! "Los primeros minutos de la sesión son para coger confianza con la hamaca, para perder miedos y ser conscientes que nos aguanta bien. Nos dejamos abrazar por la tela, cerramos los ojos y meditamos durante un rato", dice Marina. Antes de empezar a hacer acrobacias se hacen algunos ejercicios en el suelo para calentar pero lo más divertido empieza cuando vuestras manos y pies suban por la tela. Al principio, es normal que os asustéis un poco cuando os digan que tenéis que dejaros caer sobre una hamaca y quedaros boca abajo. Notaréis como toda la sangre os va hacia la cabeza pero, así, mejoraréis vuestra circulación sanguínea. Ah y peséis lo que peséis no sufráis, la tela es la misma que la de un paracaídas y está preparada para levantar a viente como vosotros.

Las sesiones son de un poco más de una hora y, a diferencia de en una clase tradicional de yoga, aquí se incide más en el trabajo físico y es "menos serio y menos filosófico, pero más divertido" añade Kosenko. Además de fortalecer el abdomen, estirar la espalda y relajar los órganos internos, se trabaja mucho la concentración -¡si no sería imposible hacer bien las posturas!- y ayuda a aumentar la confianza en uno mismo.

En el Yoga One del DiR ofrecen dos sesiones a la semana que llevan el nombre de DGravity pero pronto abrirán otra y nos explican que está dirigido a todo tipo de personas. También podríais probarlo con alguna variante en el centro Yoga Omnium donde piden que tengáis nociones básicas de yoga. Es un estilo que solo está desaconsejado para aquellos que sufran de glaucoma, alta presión sanguínea o mujeres embarazadas.

También te gustará

Deportes

Deporte al aire libre

Patina, corre, encesta, escala, haz yoga, cuídate… ¡Y exprime la ciudad a fondo! Sobre ruedas Barcelona es muy restrictiva con los deportes urbanos, lo sabemos. A pesar de todo, todavía nos permite vivirla sobre ruedas (más a los patinadores que a los skaters, pero no perdáis la paciencia). ¿Sabíais que se hacen clases y encuentros multitudinarios sobre ruedas gratis? A la Associació de Patinadors de Barcelona se le debería hacer un monumento. Cada martes dan clases a cientos de personas, que invaden el paseo de Garcia Fària con Lope de Vega (metro Selva de Mar o Poblenou) para aprender o mejorar. Los viernes por la noche, la fiesta aún es más grande. Conducen rutas por la ciudad, que salen de El Centre de la Vila (a la Vila Olímpica). La dificultad es media. Para entendernos: tenéis que saber girar y frenar. ¡El patinador más veterano roza los 90! Paralelamente, un grupo de socios fomenta el patinaje desde Patinar Barcelona. Entre su oferta de actividades, también gratis, está la Roller Disco Party los domingos, donde ensayan coreografías; la Ruta Tortuga Infantil un sábado al mes, dirigida a los pequeños, y acontecimientos periódicos con vehículos de ruedas sin motor. Y en el Meetup os podéis unir al grupo de adultos  Bcn City Rollers o Bcn Roller Dance, que patinan por la Barceloneta. En el MACBA, en la plaza de los Àngels, en la plaza de los Països Catalans, en la Estación de Sants, y en el parque de las Tres Xemeneies está prohibido practicar skate. Si lo hacéis, os pu

Deportes, Surf y esquí acuático

¡Surf en Barcelona!

Cursos, tiendas, consejos... Surfear en el Mediterráneo es complicado, pero no imposible. ¡Descubridlo! Quizá Tarifa, la costa cantábrica o incluso las Canarias tienen más fama, pero el Mediterráneo también es agua de buenas olas. Surfear cerca de casa también es posible. Pero hay que estar atentos: pedid silencio cuando escuchéis la sintonía de la previsión meteorológica en la tele o, mejor todavía, descargaos apps como iBeach BCN -gratuita en iTunes y Google Play- para saber si el día pinta bien para coger la tabla y lanzarse al agua. Es cuestión de suerte: que las horas que tengáis libres coincidan, sobre todo, con un temporal de levante, garantía casi 100% de buenas olas. De hecho, la irregularidad del oleaje es motivo de polémica entre los centros de surf: hay quien se niega a organizar cursos regulares "para no engañar a la gente", como nos dice Ferran Recasens, de la Escola del Vent de Badalona. Allí, recogen los teléfonos de los alumnos interesados y, el día que la previsión es buena, los llaman: "¡Corred! Hoy hay curso". "Si no lo hiciéramos así, los alumnos solo aprenderían a rema con las manos y a levantarse, no a surfear de verdad". Pero también hay muchos centros que ofrecen cursos todo el año. Cada vez más y mejores. Desde 2012, los expertos de Pukas -la marca que equipa al crack mundial Gabriel Medina- tienen escuela en la ciudad, la única fuera del País Vasco. Abren de lunes a domingo, con cursos esporádicos por horas o una iniciación de un mes -12 horas, 1

Advertising
Deportes, Skate y patinaje en línea

Patinaje: cursos y tiendas

Barcelona siempre ha sido una ciudad de patines. Os recomendamos escuelas, tiendas especializadas y asociaciones de patinadores Cuatro cojinetes en línea y una bota dan mucho de sí. Puede ser vuestro medio de transporte para ir al trabajo, el gimnasio para perder peso o el hobby de fin de semana. Barcelona presenta multitud de opciones para los patinadores, pero cuidado, hay que estar preparado antes de empezar. No solo hay que comprar un buen equipo, sino tener suficiente habilidad como para no estamparse una y otra vez. Antes de que se pusiera de moda, ya contábamos con centros de referencia como la Escuela Oficial de Patinaje, avalada por la Federación Catalana. Desde 1996, miles de patinadores han hecho sus primeros pinitos delante de los ojos de sus profesores. Las clases empezaron en el Polideportivo de la Estación del Norte, a cubierto, de forma que el clima no impide mantener un calendario regular los doce meses. Ahora, también dan clases en tres centros más. La variedad de estilos  -desde el slalom hasta el hockey o el baile-, de edades y de horarios dan una flexibilidad apta para todos los públicos. La Barcelona post-olímpica también hizo nacer la Escola Rodats, precisamente en la Vila Olímpica, espacio ideal para los fanáticos del 'roller blade'. Tienen clases para todos los niveles a partir de cuatro años de edad, y siempre en la calle. Están vinculados a la tienda Dinamic-Sport, de la calle Casp. Son muchas las tiendas especializadas que organizan cursos para cap

Advertising