10 imperdibles del cine 'queer'

Repasamos la historia de los Teddy, los premios por excelencia del cine gay

Todos sabéis que durante la Berlinale se otorga el Oso de Oro. Pero quizás desconocéis que hay otros premios, sección off, que se llaman Teddy –¡sí, como los peluches ingleses!–. Son los grandes premios del cine gay internacional. Nacieron hace 27 años para enseñar lo más transgresor, cárnico y agresivo de la cultura 'queer'. A más de uno le habrá caído el monóculo viendo estas películas. Hagamos un breve repaso de lo más potente que ha pasado por la tribuna.

1

La ley del deseo

El primero en ganar un Teddy fue Pedro Almodóvar, en 1987, con 'La ley del deseo'. ¿La recordáis? Carmen Maura era un travesti tapón y Antonio Banderas se pasaba media película enseñando unas piernas melosas como muslitos de pollo, con el culo empaquetado dentro de unos calzoncillos blancos. Intriga familiar, despecho, y cartas incriminatorias quemadas en la taza del inodoro. No era apta para puritanos.

2

Poison

Os puede parecer que Todd Haynes es un tipo clasicón. En películas como 'Lejos del cielo' o 'Un hombre soltero' ha tratado el asunto de la homosexualidad como si fuera uno de los melodramas que Douglas Sirk rodaba en los años 50. Pero en sus orígenes era un tipo punk, ácido y beligerante. Su filme debut, este 'Poison', encendió la antorcha de lo que se ha denominado el Nuevo Cine Queer.

3

Wittgenstein

Derek Jarman es el cineasta más premiado de la historia de los Teddy. En sólo siete ediciones ya recogió metal por 'The last of England', 'Edward II' y este tipo de biopic pasado de rosca inspirado en la vida del filósofo Ludwig Wittgenstein. Todo un carnaval, con jóvenes promiscuos de piel sedosa que se pasean en calzón corto vestidos como el Gallo Claudio y con la cara pintada como 'hooligans' eufóricos. Mejor Film del año 93.

4

The wartermelon woman

Rebajamos un poco el tono 'pride' policromático, que si no acabaremos como el payaso de Micolor. En 1996, Cheryl Dunye, natural de Liberia, presentó a los Teddy este drama lésbico, en parte autobiográfico. La trama comienza en un videoclub que ella misma despachaba, donde un día encontró una película titulada 'Plantation memories', donde salía una mujer misteriosa, de identidad confusa, que empezó a obsesionarla.

5

Water drops on burning rocks

¿Habéis visto 'Querelle'? La del marinerito licencioso que se baja los pantalones y se deja penetrar por viejos y gordos lobos de mar sobre las rocas, estilo 'gangbang'. Rainer Werner Fassbinder es el padre del cine 'queer' por excelencia, inspiración de Almodóvar y tantos otros que han ido pasando. En esta película François Ozon adapta una de sus obras de teatro. Y sí, se lleva el Teddy, como no podía ser de otra manera.

6

Los chicos están bien

Atención, que ésta también estuvo nominada a los Oscars. Julianne Moore y Annette Bening eran una pareja con hijos concebidos vía inseminación artificial. Los sábados por la tarde cerraban la puerta de la habitación con doble llave y se dedicaban a mirar porno gay masculino, muy 'leather', para alimentar las fantasías freudianas de cualquier psicoanalista de segunda. Nunca me acabó de convencer, tengo que decir.

7

Keep the lights on

Ira Sachs se lo llevó hace dos años con una historia muy carnívora, homenaje al cine de los años de la Factory, a aquellas películas de Warhol y Morrissey donde Joe Dallessandro enseñaba sus nalgas de caballo. 'Keep the lights on' es una historia de amor y drogas de las que se queman en una cuchara de aluminio, con partituras recuperadas de Arthur Russell y una línea caliente que era el equivalente de los 90 al actual Grinder.

8

Loxoro

Cada vez que va a Berlín, Claudia Llosa tiene suerte. Quizás  va siempre con una pata de conejo en el bolsillo. En 2009 ganó el Oso de Oro por 'La teta asustada' y tres años después llevó esta pieza de poco menos de media hora que se llevó el Teddy al Mejor corto: una crónica de la situación de la comunidad gay y transexual en Perú, a través de los ojos de una madre transgénero que busca a su hija desaparecida.

9

Amarás al prójimo

Estamos en los pastos de la Polonia rural, en un pueblo con alta tasa de analfabetismo, donde hay un cura que de pronto se siente atraído por un chico con el pelo decolorado, y cada vez que le hace comer la hostia consagrada tiene una erección que se le insinúa por debajo de la sotana. Malgorzata Szumowska nos explicaba que la sociedad polaca es muy homófoba. Por eso se alegra tanto que 'Amarás al projimo' ganara este premio.

10

Pierrot lunaire

Esta es la última de Bruce LaBruce, pornógrafo gay del subsuelo, hijo del 'hardcore' y el gozo cárnico extremo, que recogió el Premio del Jurado en la última edición de los Teddy. 'Pierrot lunaire' se pudo ver en el festival de Sitges en un maratón 'queer' extremo, de los que comienzan a la una y media de la madrugada y que se acaban justo a tiempo para ir a comerse un bocadillo de chorizo​​. Si es que tienes estómago, claro.



Síguenos

Spotify

Suscríbete al Spotify de Time Out Barcelona y disfruta de las canciones favoritas y listas temáticas