17 anécdotas de las estrellas del rock en Barcelona

El paso de los mitos de la música deja rastros en bares, restaurantes, hoteles... Secretos y chismorreos que ya son historia musical de la ciudad
Escenaris del Rock
Por Marta Salicrú |
Advertising

Hace 50 años que las grandes estrellas de la música mundial visitan Barcelona para ofrecernos sus canciones y dejar huella por toda la ciudad. Los hombres que han convertido nuestra ciudad en una capital del rock –Gay Mercader, Neo Sala, Tito Ramoneda, Alberto Guijarro– nos explican qué han hecho en Barcelona los Rolling Stones, Iggy Pop, Chuck Berry, Red Hot Chili Peppers, Patti Smith , AC/DC, Prince, Bruce Springsteen y compañía, sin olvidarnos de marcar algunos puntos clave que explican la trayectoria de las bandas locales y de sus festivales. ¿Quién pidió un vaso de sangre en un bar? ¿Dónde ensayaban juntos Mishima y Manel? ¿Dónde duerme el 'Boss'? ¿A quién no le gustan los bogavantes? ¿En qué piscina se baña Kylie? ¿Por dónde sale de juerga Angus Young?

Lugares de interés

Plaza con solera

Desde 2011 que la plaza de estilo arabizante no acoge corridas de toros, pero si sus muros manchados de pintura roja por los activistas contra el maltrato animal hablaran, podrían recordar el concierto que dieron los Beatles el 3 de julio de 1965, cerrando la gira europea que los llevaría por primera y única vez a España, después de actuar la noche antes en la plaza de toros de las Ventas de Madrid. También fue el lugar donde The Rolling Stones se estrenaron en la Península en 1976, en un concierto que arruinó al promotor pionero Gay Mercader y que contó con efectos especiales no previstos gracias a los grises, que lanzaron bombas de humo. Y Tina Turner sopló las velas de su 48 cumpleaños –explica Neo Sala, de Doctor Music– sobre un pastel de Escribà que reproducía la imagen oficial de la gira, hecho que en 1987 no era nada habitual. Turner alucinó.

La Monumental

Qué hacer

Shakira va a la fuente

La colombiana eligió la fuente que estádonde el Born se convierte en la Barceloneta como una de las localizaciones de su videoclip 'Loca', rodado en la ciudad. Era 2010 y Shaki aún no había hecho pública su relación con Piqué, pero ya rondaba por aquí. Desafió la ordenanza municipal refrescándose las caderas acompañada de unos fans espontáneos a pocos metros de donde una década antes se había celebrado la fiesta sorpresa de los 40 años de Bono de U2, en el desaparecido restaurante de tapas la Estrella de Plata, explica el promotor de los irlandeses en Barcelona, Neo Sala.

Fuente del Pla de Palau
Pla de Palau (Ciu
tat Vella)

Advertising
Deportes

Conducir un Mercedes sin carnet

icon-location-pin Horta - Guinardó

Le habían designado un chofer, pero Chuck Berry se empeñó en llegar conduciendo él mismo al Velódromo de Horta, donde el verano de 1990 compartía cartel con Dr. John en el Grec, a pesar de no tener carnet. Sin coche, no tocaba, así que Tito Ramoneda, de la promotora The Project, fue a alquilarle el Mercedes que el héroe del rock and roll le pedía. Fue entonces cuando descubrió que Berry nunca había pasado por la autoescuela. Por suerte no lo paró la Urbana y tocó. No sin antes romper el contrato en el que se había comprometido con TVE a que grabaran el concierto. Todo un carácter.

Velódromo de Horta Miquel Poblet

Lugares de interés

Kylie en la piscina

icon-location-pin Sants - Montjuïc

Un saltador se lanza desde el trampolín a la piscina olímpica y la cámara sigue la trayectoria, con vistas sobre Barcelona desde Montjuïc, hasta que sale del agua, esquivando una aglomeración de toallas y cuerpos perfectos en bañador entre los cuales está el de Kylie Minogue. La diva australiana escogió las Bernat Picornell para rodar el videoclip de 'Slow', el single principal de 'Body language' (2003), su noveno álbum. Enfundada en un minúsculo Balenciaga, Kylie se estira en una coreografía lenta y perezosa rodeada de carnes turgentes al sol. Mucho mejor que una clase de aquagym.

Piscinas Picornell

Advertising
Restaurantes, Catalana

Patti, el perejil de todas las salsas

¿Os imagináis a Patti Smith comiendo pan con tomate y embutidos en el Julivert Meu? Pues dejad de imaginarlo, porque pasó. Era 1976, solo un año después de publicar 'Horses', y Gay Mercader, el culpable de traerla a Barcelona, explica que acabaron allí no sabe cómo, en una mesa muy larga, con un montón de gente entre la cual solo recuerda que estaba también el guitarrista Lenny Kaye, mano derecha de ella. De acuerdo, es una anécdota sin mucha chicha, pero la imagen de Patti sentada en una de esas mesas con manteles de cuadros, ya vale la pena.

Julivert Meu

Booking.com
Hoteles

En la cama con John, Paul, George y Ringo

icon-location-pin Eixample

En su estancia en Barcelona hace 50 años, los Beatles pasaron la noche en el Avenida Palace de la Gran Via. El hotel rinde homenaje a sus más ilustres clientes con una habitación que conmemora la estancia, la Beatles Suite. La suite es en realidad la que comunicaba las dos habitaciones en las que durmieron los 'fab four', el espacio común donde se reunían. Ahora, decorada con iconografía beatlemaníaca –crónicas periodísticas sobre la estancia del cuarteto en la ciudad, la réplica de un bajo de Paul McCartney y la icónica foto del grupo en el paso de peatones de Abbey Road presidiendo la cama–, está abierta al público y es posible dormir allí. Pasar una noche, dos personas, os costará alrededor de los 250 euros en función de la fecha de la reserva. El desayuno no está incluido.

Hotel Avenida Palace

Advertising
Restaurantes

El antro preferido de la escena

icon-location-pin L'Antiga Esquerra de l'Eixample

Solo hay un sitio en Barcelona donde al entrar puedas encontrarte con David Carabénsentado a la barra, o celebrando el inicio o el final de una gira de Mishima; a la estrella chilena de pop electrónico Javiera Mena cantando una versión salsera de 'Piensa en mí' mientras Gerard Alegre Dòria de El Último Vecino le toca las maracas; o a Elsa de Alfonso y Los Prestigio rodando un videoclip. Es el piano bar Klavier, el karaoke definitivo en el que, con Joan Miró a las techas, exmiembro del grupo de los 70 Lone Star –y propietario del local hasta el año pasado–, podréis dejar libre a la estrella que lleváis dentro en un ambiente deliciosamente decadente. Extraperlole dedica una canción en su disco 'Chill aquí' (2016), igual que en su debut, 'Desayuno continental' (2008), le dedicaban un tema al Negroni, donde el cantante Borja Rosal tiene un cóctel con su nombre.

Klavier Piano Bar

Lugares de interés

"Anem a voltar per la Rambla"

icon-location-pin El Raval

¿Qué tiene la Rambla que los barceloneses la repudian y le gusta tanto a los guiris? Hasta el punto que turistas ilustres están dispuestos a jugarse el tipo adentrándose entre estatuas humanas y comedores de Paellador y bebedores de piscinas de sangría. ¿Recordáis cuando a Madonna le dio por ir a correr –cuando todavía decíamos hacer footing y no hablábamos de runners–, hecha un sándwich con sus guardaespaldas? Otro fan de la arteria barcelonesa es Keith Richards. Explica Neo Sala que cuando en 1992 el guitarrista de los Stones tocó en solitario en el Razzmatazz –cuando todavía se llamaba Zeleste–, alojado en Le Méridien, tenía la obsesión de salir a pasear por ella. Y cada vez que lo hacía se montaba un buen pollo.

La Rambla

Advertising
Teatro

La respuesta están en el vientre

icon-location-pin El Poble-sec

Entonces se llamaba Palacio de los Deportes y no acogía musicales de franquicia sino conciertos. Fue donde debutó Bruce Springsteenen la ciudad, en 1981 –presentando 'The river', la gira del 35 aniversario del cual este año pasa por el Camp Nou–, en una época en la que el Boss todavía no agotaba entradas: Gay Mercader afirma que se quedaron uno o dos centenares sin venderse. El mismo promotor trajo a Joan Baez en 1977, también en su primera vez en Barcelona, un concierto recordado porque el astro del folk le dedicó un corte de mangas a los fotógrafos que cubrían el concierto. Pero él, lo que destaca fue que, en un momento en el que se fue la luz, Baez, iluminada con una linterna por un técnico, entretuvo al público bailando la danza del vientre.

Barcelona Teatre Musical

Hoteles, Hoteles boutique

Las vistas favoritas del Boss

icon-location-pin Horta - Guinardó

Hablando de Springsteen. Siempre se menciona la relación especial que el norteamericano tiene con Barcelona, pero lo que no se sabe es lo que más le gusta al Boss de la ciudad. Si queréis ver la Barcelona que más le gusta al ídolo yanqui, tendréis que subir la carretera de Vallvidrera al Tibidabo hasta el Hotel La Florida, donde Springsteen se alojó cuando actuó la última vez aquí, en 2012 en el Estadio Olímpico. Dice Neo Sala, de Doctor Music, que el Boss se enamoró.

Gran Hotel La Florida

Mostrar más
Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com