Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right La música del 2016

La música del 2016

Resumen musical del año: las canciones, los discos y los músicos que han muerto

Leonard Cohen
Leonard Cohen
Por Marta Salicrú y Marta Porter |
Advertising

El 2016 se nos ha llevado demasiados héroes de la música popular, pero también nos ha dado alegrías en forma de canciones y discos. Este es nuestro resumen sonoro del año.

David Bowie

El año que murió la música

Enterrar a David Bowie (69) no fue precisamente la mejor manera de arrancar un 2016 que, como el día negro de 1959 del estribillo de 'American pie', ha acabado siendo el año "that music died". Malos augurios para la música -cuando hacía cuatro días que habíamos despedido a Lemmy- que se han materializado también en las muertes prematuras de Prince (57), Sharon Jones (60) y George Michael (53), y la del llorado Leonard Cohen (82) que, como el genial 'Blackstar' de Bowie, nos dejaba también un memorable disco casi póstumo, 'You want it darker'. Poco nos queda más que agradecerles todo lo que nos han dado.

Solange
© Carlota Guerrero

La música urbana es el nuevo pop

La música urbana ha sido la otra gran protagonista del 2016. Es el sintagma que utilizamos para referirnos a la nueva música de raíz negra –R&B contemporáneo, si os gusta más–, que, abrazada por igual por artistas y públicos globales de todas partes independientemente de su color, se ha convertido en el nuevo pop. Dos de las grandes triunfadoras del año han sido las hermanas Knowles, Beyoncé y Solange, con dos ambiciosos álbumes, 'Lemonade' y 'A seat at the table', en el que, cada una a su manera y con invitados de lujo de sus respectivos rollos –Bey más 'mainstream', Solange más 'underground'–, han tratado qué es para ellas la identidad de la mujer negra.

Pero también Bon Iver ('22, a million'), desde el folk, e incluso Lambchop ('FLOTUS'), desde el country alternativo (!), Han abrazado el' autotune' y las técnicas de producción que han convertido a Frank Ocean ('Blonde'), Rihanna ('Anti') y Kanye West ('The life of Pablo') –a costa de su salud mental– en algunos de los héroes del año, aunque el rey de los 'streams' en la red ha sido Drake ('Views').

En nuestras latitudes eso lo tenemos que buscar en el retorno de El Guincho ('Hiperasia') y en las producciones de C. Tangana, y el álbum que ha publicado con el colectivo Agorazein ( 'Siempre'), aunque que el éxito de la MC madrileño también bebe de sus coqueteos con las músicas latinas, junto a una de las revelaciones del año, Rosalía, sobre todo al sencillo 'Antes de morirme'.

Advertising
Círculo Ecuestre
© Irene Fernández

'Perreo' por el sí? Sí al 'perreo'!

Trap y reggaeton, que MCs y 'beatmakers' de la Península (y Sudamérica) alternan con naturalidad, sobre todo en castellano (Dellafuente, PXXR GVNG, Kinder Malo, Pimp Flaco, La Zowi) pero también en catalán (Bad Gyal, Pawn Gang), siguen marcando el ritmo en el hip-hop. Un ritmo sincopado, el del reggaeton, al que el último en apuntarse ha sido Nicolas Jaar ( 'Sirens'), y que, gracias a la Discoteca Fantasma de Edi Pou (ZA!) en Time Out, incluso ha llegado al Parlament.

Extraperlo
© Irene Fernandez

Un buen año para el pop de aquí (y van...)

Entre el resto de discos hechos aquí o aquí cerca también hemos tenido buenas noticias.

Sobre todo de proyectos que vuelven a convencer, desde veteranos como Sisa ('Malalts del cel') y Quimi Portet ('Ós bipolar'), resistentes de los 90 (Love of Lesbian, 'El poeta Halley'; Señor Chinarro, 'El progreso'; Lidia Damunt,'Telepatía '; Enric Montefusco, en su debut en solitario tras la disolución de Standstill, 'Meridiana') y artistas y grupos ya con cierta trayectoria (Triángulo de Amor Bizarro,' Salve discordia'; Joan Colomo, 'Sistema'; El Petit de Cal Eril, 'La força'; Manel, 'Jo competeixo'; Extraperlo, 'Chill aquí'; Doble Pletina, 'Así es como escapó'; El Último Vecino, 'Voces'; Carles Viarnès, 'Schematismus').

Pero también ha habido sorpresas, como el éxito internacional del pop garajero de las madrileñas Hinds ('Leave me alone'), la canción popular llevada al siglo XXI de Maria Arnal y Marcel Bagès, premio Time Out a la mejor obra de 2016 por 'Verbena', y el afropop 'made in' Sabadell de Nakany Kanté ( 'Naka').

Advertising
George Benjamin

El siglo XX en el XXI

Respecto a la música clásica que se ha podido disfrutar en directo en Barcelona, ​​el 2016 no podía empezar mejor, con la 'Sinfonía Turangalila' de Olivier Messiaen dirigida por Gustavo Dudamel con la Orquesta Simón Bolívar, un concierto sin principio ni fin en una partitura milagrosa. Y es que parece que, entrado el siglo XXI, el público comienza a preciar la música del siglo XX, como la imprescindible 'Written on skin', dirigida en el Liceu por su mismo compositor, George Benjamin. En clave local también hemos podido escuchar obras nuevas de dos catalanes exiliados en París, Héctor Parra y Juan Magrané, de quien se ha estrenado la ópera 'disPlace' (escrita con la compositora Raquel García-Tomás). Con todo, la música contemporánea ha perdido uno de sus grandes mitos, Pierre Boulez.

Philippe Jaroussky
© Simon Fowler

Criterios históricos

La música antigua también crece en Barcelona. Incontables emociones las que nos despertó Sir John Eliot Gardiner con su 'Misa en do menor' de Mozart en el Auditorio (meses después volvió con la 'Pasión según San Mateo' de Bach en el Palau de la Música); como insuperable el recital de Philippe Jaroussky y la Orquesta Barroca de Freiburg o los conciertos de William Christie con un 'Mesías' de Händel cautivador y una 'Misa en si menor' de Bach que hizo historia. La parte triste fue la muerte de uno de los padres de la música antigua, el gran Nikolaus Harnoncourt.

Advertising
Elektra

Nombres propios (entre ellos el de Elektra)

En ópera el Liceu nos reservó dos bonitas sorpresas: una memorable 'Flauta mágica' de inspiración busterkeatoniana y la demoledora 'Elektra' de Strauss del desaparecido Patrice Chéreau.

Y obviando nombres tan fuera de serie como Anne-Sophie Mutter, Lang Lang, Martha Argerich, Jonas Kaufmann, Diana Damrau, András Schiff, Plácido Domingo, Sondra Radvanovsky e incluso el actor Jeremy Irons, cabe destacar a Daniel Barenboim, que despidió el año descubriéndonos que en instrumentos también se puede innovar con un nuevo piano diseñado por él mismo.

Las canciones del 2016

Advertising