Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Mishima
Foto: Iván MorenoMishima

Mishima nos cuentan 'L'aigua clara' canción por canción

Cinco años después de 'Ara i res', vuelven con un nuevo disco. Hablamos con ellos y nos ayudan a diseccionarlo

Borja Duñó
Escrito por
Borja Duñó
Publicidad

Ya tenemos aquí el noveno disco de estudio de Mishima, 'El agua clara' (2022), que llega el 22 de abril, cinco años después de su último trabajo 'Ara i res' (2017), y que han vuelto a grabar con tecnología analógica en Black Box, el estudio de Peter Deimel en Angers (Francia). En tiempos de grabaciones digitales, los barceloneses se reivindican como un grupo de verdad; como dice Alfons Serra, "somos seres humanos tocando instrumentos". Y como siempre hacen falta unas cuantas escuchas para asimilar las canciones y estar listos para el concierto de presentación en el Cruïlla XXS (el 27 de mayo, en el Poble Espanyol), hemos decidido pedirles ayuda. Juntos, lo diseccionamos.

NO TE LO PIERDAS: Más conciertos del 2022 en Barcelona

'L'aigua clara' canción por canción

1. 'El gran lladre'

Esta es la canción-insignia del disco ("una altra cançó d’amor d’algú que mai no n’ha sabut treure l’aigua clara") y podría ser también la canción-insignia del grupo; ¿o no hace más de veinte años que intentan sacar algo en claro de esto del amor? Suena una melódica y esconde un giro: "Parece que vaya de un tipo que ama de forma precaria, pero al final ves que el ladrón es el tiempo", confiesa David Carabén.

2. 'Por de mi'

Los arpegios, el violonchelo y el tempo pausado crean una atmósfera dramática para una canción que va del "temor a uno mismo" o de "domesticar a un animal". Suena una flauta turca: "Es un ney, que tocó Christos Barbas y que pusimos porque el duduk que solemos usar nos daba una octava demasiado baja", dice Dani Vega.

Publicidad

3. 'Sé que ets tu'

Tras el dramatismo de 'Por de mi' vuelven unos Mishima más pop, con un estribillo más épico y sintetizadores Prophet para una canción "sobre cómo el progreso tecnológico permite relacionarnos de nuevas maneras y cómo redefine la identidad y el flirteo", dice Carabén. "Dona’m una pista i admet per fi qui ets tu", canta en la canción. ¿Quiénes somos en la red?

4. 'Un lloc que no recordi'

Guitarras juguetonas y bailables ("Johnny Marr, Vampire Weekend, Paul Simon, Talking Heads...", cita Vega) para el primer single del disco, "un producto del confinamiento". "Teníamos necesidad de explorar, de descubrir, lo que queríamos era vivir aventuras, ir a lugares que no recordáramos", dicen. "Las pantallas nos regalan más acás", dice Carabén, y ésta es una canción sobre querer ir más allá.

Publicidad

5. 'Gener sobri'

Una guitarra y un banjo nos introducen una canción que va sobre dejar de ser adicto. "Puede ser a cualquier cosa –dicen–, el comportamiento adictivo es la enfermedad de la época". "Un tío murió de comer demasiada sandía", apunta Vega. La canción crece, se hace de día y el personaje de la canción entra por fin en la Catedral, que viene a ser "la completud del alma", según Carabén.

6. 'God’s move (Lee Sedol)'

¿Quién demonios es Lee Sedol? Ningún miembro del grupo tenía ni idea antes de que Carabén les presentara la canción. El campeón surcoreano de go –el atávico juego de estrategia chino, más complejo que el ajedrez–, que perdió contra el programa informático AlphaGo. "¿Què se n’ha fet del campió?", se pregunta una pieza sobre la falibilidad del ser humano contra la inteligencia artificial.

Publicidad

7. 'Mia Khalifa'

Otro personaje de la cultura popular que aparece en el disco es la ex actriz porno Mia Khalifa, que comparte un rasgo característico con la imagen de Mishima: las gafas. "Es una balada, viene de una entrevista donde anunciaba que dejaba el porno", dice Carabén. La actriz se dedicó a esta industria solo tres meses, pero es famosa por ello, y la canción va de cómo “manipulamos, mentimos...”. Y contiene “el mejor solo de guitarra” de Dani Vega, dicen y ríen. “La afinación es mi-si-mi-mi-si-mi, ¡más Mishima no puede ser!”, exclama Vega.

8. 'Cotó'

El segundo single de 'L'aigua clara' es una “canción multireferencial”, dicen. En ella han vertido un montón de filias melómanas: “La batería con escobillas estilo Violent Femmes, la guitarra surf, el bajo al estilo 'You really got me' de los Kinks, el órgano 60's estilo Ray Manzarek...” e incluso unas castañuelas para una letra que habla de alguien que se seca en el baño lleno de vapor de agua de una habitación de hotel, con una melena de algas negras atrapadas por el algodón.

Publicidad

9. 'El llibre de l’amor'

Uno de los grandes referentes de Carabén a la hora de componer canciones es Stephen Merritt de los Magnetic Fields, por tanto, no es raro que versionen 'The book of love', una canción que popularizó Peter Gabriel y que adaptada al catalán parece una original de Mishima. Es una pieza folk "muy sencilla, desnuda, que evoluciona a eléctrica" y que les sirve "para cerrar la idea del agua clara".

10. 'Ens crèiem únics'

Si el título del disco anterior, 'Ara i res' (2017) era una cita de Vinyoli, ahora recuperan una adaptación del poeta que Carabén ya tocaba en solitario. "Con Joan Vinyoli ocurre lo mismo que con Merritt", dice Carabén, es decir, que es un referente. Y una vez más, el paso del tiempo: "El temps, però, mai no perdona, mai: la vida no val més que una clofolla, i encara és massa dir". Esta es todavía más cruda: acústica, voz, arreglos mínimos, y sueños rotos.

Publicidad

11. 'Vapor'

La coda instrumental del disco es un "un cambio de ritmo de 'Cotó', que se convierte en otra pieza". Sacaron la idea de los Pixies y es un final catártico y refrescante que deja con ganas de más, una pieza rock, de ritmo bailable, una especie de jam, como una canción inacabada que hace que te apetezca el concierto, donde, desarrollada, podría dar mucho de sí.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad