Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Adiós a Leopoldo Pomés, iconografía de la fotografía y la publicidad barcelonesa
Noticias / Arte

Adiós a Leopoldo Pomés, iconografía de la fotografía y la publicidad barcelonesa

'Ventana redonda' (1959), de Leopoldo Pomés
Foto: Leopoldo Pomés 'Ventana redonda' (1959), de Leopoldo Pomés

El fotógrafo y publicista Leopoldo Pomés, premio Nacional de Fotografía 2018 y uno de los referentes de la disciplina en el estado, ha muerto a los 87 años. "Me paso la vida mirando, soy bastante hedonista. La belleza está en todas partes y la luz es su cómplice; si la luz funciona, sólo tienes que pulsar el botón", explicaba en una entrevista en Time Out coincidiendo con la retrospectiva que le dedicó La Pedrera en 2015.

Pomés se inició en la fotografía en los años 50 de manera autodidacta y formó parte del grupo AFAL, sinónimo de renovación fotográfica. Después revolucionó el panorama de la publicidad con anuncios míticos y una estética propia -fue uno de los creadores de las burbujas Freixenet- y se dedicó a este ámbito hasta el 2006. En los últimos años, se había dedicado a poner orden a su archivo y recientemente había presentado las memorias 'No era pecado. Vivencias de una mirada' (Tusquets/Edicions 62).

Además de fotógrafo y publicista, Pomés fue un conocido gastrónomo y su nombre está ligado a restaurantes icónicos como el Flash Flash y Il Giardinetto, y de rebote a la Gauche Divine. También sería importante su amistad con Brossa y Dau al Set, grupo del que formó parte y que recordaba así: "Me sacudieron de forma impresionante, tenían interés por todo, los poros se te abrían y no paraban de entrarte cosas".

La luz tiene un papel protagonista en la obra de Pomés; de hecho, el crítico de arte Cirici Pellicer acuñó el término 'melanografia' para referirse a los su relatos en blanco y negro. Pero "también debe haber algo más que la haga inalcanzable por su belleza", argumentaba el fotógrafo en la entrevista con Time Out.

Una vista del puerto de Barcelona fue una de sus primeras imágenes, pero lo recordamos sobre todo por las instantáneas de la Barcelona de los años 50, un encargo de Carlos Barral que se vio como exposición en Foto Colectania, o por los retratos de sus amigos y personajes de la vida cultural barcelonesa. También por la manera que Leopoldo Pomés tenía de mirar y evocar a la mujer, posando en famosos contrapicados o yaciendo 'blanca' en la playa.

Advertising
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments