Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Umbracle de la Ciutadella, Barcelona
ShutterstockUmbracle de la Ciutadella, Barcelona

Barcelona salvará dos edificios emblemáticos en 2022: el Invernadero de la Ciutadella y el Palacio del Marqués de Alfarràs

Estas dos joyas arquitectónicas están muy degradadas a pesar de ser Bienes Culturales de Interés Nacional

Rita Roig
Escrito por
Rita Roig
Publicidad

El Invernadero del parque de la Ciutadella y el Palacio del Marqués de Alfarràs de Barcelona tienen muchas cosas en común. A pesar de encontrarse a ambos lados de la ciudad, estos edificios son de una belleza espectacular, forman parte de la historia de Barcelona y, desgraciadamente, se encuentran en desuso y sufren un estado de deterioro estructural.

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido priorizar la rehabilitación de estas dos joyas arquitectónicas de cara a 2022, y ha anunciado que se destinarán 2 millones de euros a las obras de reforma del Invernadero y 1,4 millones de euros a las del Palacio de Alfarràs.

El Invernadero de la Ciutadella se levantó en 1888 por la Primera Exposición Universal con una estructura metálica y cierres de vidrio. El edificio es de 1.000 metros cuadrados y está catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional, pero lleva quince años en desuso, desde que cerró el restaurante que había en su interior en 2006.

Su rehabilitación empezará por solucionar las patologías estructurales que afectan tanto a la nave central como a las laterales y posteriormente a la restauración del edificio patrimonial. Además, también servirá para consolidar el parque de la Ciutadella como espacio estratégico en cuanto al medio ambiente y el patrimonio cultural de Barcelona, ​​puesto que se trata de un gran pulmón verde de la ciudad que recibe anualmente más de 7 millones de visitas.

El Palacio del Marqués de Alfarràs es edificio situado en el parque del Laberint d'Horta, de 3.000 metros cuadrados con elementos de estilo neoárabe y neogótico. Aunque también es Bien Cultural de Interés Nacional, no se ha actuado en el edificio desde finales del siglo XX, cuando se rehabilitó su ala derecha. Actualmente, el resto del edificio se encuentra en desuso y su rehabilitación se hará en varias fases, la primera de las cuales empezará en 2022 y abordará la estructura del edificio que se sufre una degradación importante.

Con la rehabilitación, se desea recuperar el valor histórico, arquitectónico y significativo de este palacio. Una vez que la estructura y los elementos patrimoniales queden protegidos, se rehabilitarán las fachadas y las soleras conservando los detalles históricos y se adecuará el edificio con las instalaciones básicas (eléctricas, desagües y pararrayos) para permitir un uso posterior.

NO TE LO PIERDAS: 25 joyas arquitectónicas de Barcelona

Lee el número de diciembre de Time Out Barcelona con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Últimas noticias

    Publicidad