Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Bar Núria
Foto: Bar Núria Bar Núria

Ca la Nuri reabre la mítica La Tertulia en la Rambla del Poblenou

El Bar Núria celebra los 60 años del grupo Família Nuri y ofrece tapas buenas a precios populares

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

Hay bares que hacen barrio: que con su carácter popular marcan una línea divisoria entre trabajar para todos o solo para el turista. Y el Bar Núria (Rambla del Poblenou, 34. Cada día de 11 a 23.30 h), abierto hace cuatro días –literalmente–, se posiciona en la primera opción. No es un sitio cualquiera: el nuevo restaurante del grupo Família Nuri –antes conocido como grupo Ca La Nuri– es donde durante casi cuarenta años ejerció La Tertulia, un restaurante de tapas y menús que fue toda una institución popular en el barrio y que cerró el pasado marzo.

El Bar Núria significa un regreso a los orígenes del grupo de restauración arrocero por excelencia de Barcelona: Laura Noguera, jefe de marketing y ventas de la empresa, explica que "el Bar Núria nace como un homenaje al primer restaurante que abrieron los mis abuelos, que era un bar que tuvieron en Espronceda, entre Pujades y Llull, de 1962 a 1976". Era, dice, "un bar sencillo donde la gente pasaba la tarde jugando al dominó y comiendo tapas". De hecho, en las tapas de ese bar está el origen de los arroces: "Con las puntas de marisco que sobraban de las tapas, mi abuela empezó a hacer unos arroces muy buenos, y la cosa cogió empuje", dice la jefa de negocio de un grupo de restauración que con Ca la Nuri, Sal Mar, Xiroi y Arrozal es sinónimo de buenos arroces.

Las tapas del Bar Núria
Foto: Bar NúriaLas tapas del Bar Núria

Y el lifting de La Tertulia a Bar Núria ha sido quirúrgico, pero acertado: han hecho más luminosa la entrada, han renovado el mobiliario y han puesto capas nuevas de color, pero respetando la distribución anterior (si acaso, se está más ancho). Me siento a comer un viernes cualquiera, y grupos de señoras jubiladas entran con la ilusión del reencuentro. La terraza, punto de encuentro del barrio, sigue siendo espléndida. Lo más importante es que la oferta no gentrifica, y mantiene una relación calidad precio muy buena, de la que se beneficiarán los turistas, pero sobre todo el público del barrio. 

Bar Núria
Foto: Bar NúriaBar Núria

Por ejemplo, un platazo de bravas de primera a 5,60 €. O una ración de sepia a la plancha, abundante, sabrosa y tierna, fresca sin duda, sale por 9,40 €. Y unos sabrosos huevos de Calaf, estrellados con chistorra, 8,90 €. "No hemos mantenido el menú, pero procuramos que se pueda comer por unos 15 euros por persona. Eso sí, hacemos un arroz del día en homenaje a la familia", explica Noguera.

Y ojo, dato relevante: caña de cerveza bien tirada a 1,80 €. Insistir tanto en los precios no es superfluo, porque este era un lugar popular, de aquellos en los que late la vida del barrio, y está bien que se mantenga así. Además de tapas, también hay cuatro platos de cocina catalana tradicional para hacer fiesta el fin de semana: fricandó, canelones, albóndigas con sepia... Otro hallazgo interesante es que hay una carta de postres muy bien pensada, a 3,50 cada plato (¡esa espuma de crema catalana con carquiñoles!). Y un repertorio bonito de bocadillos muy trabajados, ideal para el que quiera cenar en el bar de la esquina un buen pepito por cinco euros. Celebramos la vuelta de un bar local siempre de guardia, que tanto te arregla una cena buena y rápida, como una comida de fin de semana apañadísima. 

NO TE LO PIERDAS: Los mejores bares de tapas de Barcelona

Lee el número de verano de Time Out Barcelona con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Últimas noticias

    Publicidad