Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Heretic
Foto: Licors Teichenné Heretic

El mejor licor de hierbas del mundo es catalán y tiene espíritu rebelde y hereje

Heretic, de la destilería Teichenné, fue elegido Mejor Licor de Hierbas del Mundo en 2021 por la IWSC de Londres

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

El año pasado, la destilería Teichenné, en Tarragona, ganó un premio que es el equivalente a los Oscar de las bebidas alcohólicas: recibieron la medalla de oro a Mejor Licor de Hierbas del Mundo en la International Wine Spirits Competición de Londres. Parece una noticia que pasó desapercibida, o quizás no tanto: después de las proyecciones, en el festival de documental musical In-edit, ofrecían al público un chupito de Heretic.

El trago es excepcional: como destaca el jurado de la IWSC, "es profundo, complejo y atractivo, cargado de aromas de pino y frutos del bosque, que llevan a un complejo equilibrio en boca de comino y especias dulces". El sorbo lo ofrecían en un bonito vasito con dos cruces, una de ellas invertida. ¿Estamos ante una campaña de marketing esotérico con toque satánico, similar a la de la irreverente ratafía la Hostia? "No. La diferencia con el marketing de la Hostia es que la historia que vendemos es real", explica Gerard Soler, jefe de marketing de Teichenné.

Heretic
Foto: Pablo RománHeretic

El licor Heretic lo hace Marc Teichenné, CEO de la licorera, y está elaborado de acuerdo con la fórmula familiar que fijó su tatarabuelo Jean Teichenné en los Pirineos occitanos, a finales del siglo XIX. Esta es una bebida con ideología y propósito: Jean Teichenné tenía creencias cátaras, y la etiqueta y el 'packaging' de Heretic, inspirados en la visión de Marc Teichenné, y llevada a cabo por Abraham López y Gerard Soler, "es un homenaje a quienes fueron perseguidos por el fanatismo religioso, y también a los quienes se rebelan contra el poder establecido", explica Soler. Las dos cruces contrapuestas de la etiqueta simbolizan que, en última instancia, "todo el poder corrompe. Pero no queremos adoctrinar a nadie, preferimos que el licor hable por sí mismo", puntualiza Soler. Recordemos que los cátaros eran una escisión del cristianismo –herejía decían entonces– que creían en la reencarnación y que este mundo es obra del Diablo.

Heretic tiene un mensaje: todo el poder corrompe


Y habla solo, ese divino bebercio. Es una bebida sedosa y aromática, hecha con 36 botánicos, que con un solo trago te transporta del bar al bosque. "Está hecho con una triple destilación. Un licor de hierbas para que sea considerado como tal, debe llevar un mínimo de 100 gr de azúcar por litro. Heretic lleva 104, casi el mínimo exigido. No queríamos una bebida azucarada como ocurre habitualmente en esta categoría. No somos un Jagger, que se sirve helado. Si tomas Heretic a menos de 2º, perderás matices", advierte Soler. La triple destilación, asegura, minimiza la resaca.

Claro que Marc Teichenné no es un enólogo o empresario cualquiera. Fue el guitarrista y cantante de The Rippers, una aguerrida y radical banda de punk-rock de L'Arboç que en los últimos 20 años han publicado un puñado de discos como 'No Mört' (2001) o 'Fire Tractaät' (2012), que tuvieron eco en el 'underground' estatal e internacional. The Rippers evolucionaron de los postulados de los Stooges o Social Distortion hacia una oscuridad barroca que liga perfectamente con la imaginería del licor Heretic (y sabían bien el valor del shock-rock: publicaron una edición limitada en vinilo de 'No Mört' en la que la portada era una funda en blanco manchada por una galleta de sangre de cerdo!). Hoy, Teichenné tiene un proyecto de folk rock oscuro en occitano, Tesseire.

"Toda nuestra imagen está muy estudiada, pero a la vez es muy auténtica: la etiqueta tiene papel natural, todo el 'packaging' es sostenible, nos dirigimos a un público 'underground', gente independiente que no sigue ningún canon estético ni se casa con ninguna tendencia", explica Soler. Pero más allá de nichos y etiquetas, Heretic es un licor excelente que tanto puede contentar al black metalero más pagano del mundo como a la tieta agarrada a la botella de Aromas de Montserrat. Y solo cuesta 16 euros.

NO TE LO PIERDAS: Los mejores bares de rock de Barcelona

Lee el número de noviembre de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad. 

Más de Love Local

    Últimas noticias

      Publicidad