Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Passeig de Sant Joan
Foto: Ana PáezPasseig de Sant Joan

El Paseo de San Juan es la segunda mejor calle del mundo

La lista 'The 30 coolest streets in the world' de Time Out International lo ha situado justo detrás de Smith Street de Melbourne, el mejor valorado

Por
Ricard Martin
Publicidad

Quítate de encima ese complejo de inferioridad que arrastras por partida doble (¡por ser catalán y barcelonés!). Los editores de Time Out International han decidido que el Paseo de San Juan es la segundo mejor calle del mundo en la que vivir, solo por debajo de la exquisita Smith Street, de Melbourne. En el ranking de las 30 mejores calles del mundo –en términos de comida, diversión, cultura y calidad de vida– pasamos por delante de titanes míticos como Sunset Boulevard, en Los Ángeles, y South Bank en Londres. ¿Y como han llegado a esta conclusión?

No es que los compraran con una tapa gratis. El proceso de elección es tan cuidadoso y complejo que ríase usted de una reforma constitucional. Este 2021, la encuesta Time Out Index pidió a 27.000 habitantes de ciudades de todo el mundo cuáles eran sus calles favoritas. A partir de estas votaciones, en Barcelona emergieron cinco candidatas: Paseo de Gracia, Enric Granados, Rambla Cataluña, la Rambla, y Paseo de San Juan. Y después de un sereno debate, la redacción de Barcelona remitió a Time Out Internacional la elección justificada de Paseo de San Juan como candidata a mejor calle del mundo. ¡Y se lo razonamos tan bien que ha tocado plata en el podio del Olimpo de los Adoquines! ¿Por qué mola tanto? La directora de Time Out Barcelona, ​​María José Gómez, resume la opinión y los argumentos de la redacción.

1. Es un cruce de caminos. Y ya se sabe que los cruces de caminos son mágicos. La intersección divide cuatro barrios y corta la ciudad de norte a sur. Convergen cuatro barrios diferentes en un único punto, y eso imprime mucho carácter.

Foto: Ajuntament de Barcelona/Goroka
Foto: Ajuntament de Barcelona/GorokaFoto: Ajuntament de Barcelona/Goroka

2. Es verde y hecho a medida del peatón. Qué placer caminar sin rumbo por sus hileras infinitas de árboles. La reforma del Paseo de San Juan fue una precursora del proceso de urbanismo verde que está cambiando la ciudad, y que los ciudadanos que vamos en bicicleta y a pie tanto agradecemos.

Passeig de Sant Joan
Photograph: MJ Gómez

3. Conviven las nuevas tendencias de comida con la tradición. Paseo de San Juan fue la zona cero de la explosión del neovermut y el brunch –con clásicos modernos como la Granja Petitbo y Chicha Limoná– y también puedes encontrar establecimientos de toda la vida, que conviven con lo 'trendy' manteniendo una alta calidad, como el restaurante Sant Joan y el Bar Oller. Cualquier novedad 'gastro' que aterrice en la ciudad intentará poner el pie en esta calle, fijo.

4. Encontraréis de todo. No hay monocultivo de comercio: si paseas arriba y abajo, encontrarás lo que te haga falta, desde ferreterías y farmacias, pasando por pastelerías tradicionales hasta una tienda de comida rusa, bodegas de vino, librerías, colegios... Incluso un mercado municipal, aunque sea provisional.

5. Es un enclave cultural de primer orden. Así como los artículos de lujo definen la personalidad de Paseo de Gracia, la venta de productos culturales marca la del Paseo de San Juan. Es el vértice del mal llamado triángulo friki de Barcelona, ​​con instituciones del cómic, el manga y la contracultura como Norma, Freaks y bien cerca, la espléndida Gigamesh. ¡Nos llena de alegría ver colas los sábados por la tarde para comprar libros y cómics! Y también tiene un punto esotérico: ¿sabíais que en la Biblioteca Arús –especializada en masonería, obrerismo, anarquismo y Sherlock Holmes– hay una réplica de la estatua de la libertad?

NO TE LO PIERDAS: Las calles más bonitas de Barcelona

Lee el número de junio de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad.

Más de Future Cities

    Últimas noticias

      Publicidad