Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Panellets del Forn Baltà
Foto: Forn Baltà

El precio de los panellets aumenta un 3% en Cataluña

La factura de la luz y el aumento de los precios de los huevos y la mantequilla son los motivos, según explica el Gremio de Pastelería de Barcelona

Escrito por
Time Out Barcelona Editors
Publicidad

Esta castañada se espera que se vendan 250.000 kilos de panellets en Catalunya, durante los doce días que dura la campaña de Tot Sants. Es una buena noticia porque la cifra se acerca a la del pasado año y confirma que ya hemos visto la luz al final del túnel: ¡la recuperación pospandémica es posible! Ahora bien, la castañada de 2022 será recordada quizá por otro tema: el aumento del precio de estos dulces tradicionales.

De hecho, la inflación ha llevado a los pasteleros catalanes a aumentar hasta un 3% el precio de los panellets. ¿Uno de los motivos? En el último año, se ha duplicado el coste de los huevos y de la mantequilla, tal y como ha explicado el presidente del Gremio de Pastelería de Barcelona, ​​Antoni Bellart, en declaraciones al ACN. De hecho, Bellart asegura que el sector "está haciendo un gran esfuerzo" por no incrementar precios, pero admite que en algunos casos es inevitable.

Además, desde el Gremio de Pastelería afirman que la Castañada es un día que ya no genera "grandes beneficios" para el sector. Sin embargo, las previsiones de ventas de los pasteleros “son buenas”. Este año las fechas juegan a favor del gremio: como el día de Todos los Santos cae en martes, las celebraciones por la Castañada empezarán el fin de semana de antes, lo que impulsa las ventas de panellets.

Ah, y el rey indiscutible de ventas sigue siendo el mismo. El panellet clásico de piñones. De hecho, el Gremio de Pastelería de Barcelona calcula que tres de cada cuatro panellets que se venden son de piñones. Bellart dice que, además, ha aumentado la demanda del panellet de chocolate, el de castaña y el de mazapán flameado.

Otro factor que contribuye a la subida de precios de los dulces otoñales es la factura de la luz, que se duplica en la mayoría de pastelerías. Antoni Bellart dice que en la mayoría de establecimientos del sector la factura ha pasado de situarse en unos 2.000 euros de media, a escalar hasta los 4.200 o 4.800 euros y que, pese al “sacrificio grandioso” del sector, “en algun momento” se verán obligados a subir los precios o “a cerrar puertas”.

NO TE LO PIERDAS: Dónde comprar los mejores panellets de Barcelona

Lee el número de noviembre de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad.

Últimas noticias

    Publicidad