Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Casa Tosquella
Ajuntament de BarcelonaCasa Tosquella

Esta joya modernista que se vendía en Wallapop abre gratis sólo por un día

El edificio, construido por Juan Caballé y reformado por Eduard M. Balcells i Buïgas, forma parte de los espacios ocultos que el Open House abrirá al público

Rita Roig
Escrito por
Rita Roig
Publicidad

De venderse por Wallapop a convertirse en una residencia de gente mayor. Esta es la historia de la Casa Tosquella, un emblemático edificio del barrio del Putxet que no pasa desapercibido: el estilo modernista con elementos árabes como los arcos de herradura, su frondoso jardín y el mal estado en el que se encuentra llaman la atención. Ahora, los más curiosos podrán conocer su interior en la ruta Espais Ocults que organiza Open House BCN para descubrir edificios de la ciudad que no se pueden visitar.

Ubicada en el número 223 de la Ronda General Mitre, la Casa Tosquella es Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN), pero esto no ha evitado que lleve abandonada desde 2012. Durante estos años, el edificio ha sido okupado y también ha sido objeto de los reclamos del vecindario, que pedían su rehabilitación. En noviembre de 2021, fue adquirido por el Ayuntamiento de Barcelona, ​​que lo restaurará y convertirá en una residencia para la gente mayor.

Uno de los momentos más surrealistas de la historia de esta casa tuvo lugar en 2019, cuando los propietarios publicó un anuncio del edificio en Wallapop: la vendían por 1,4 millones de euros. Parece que había un comprador interesado, pero la llegada de la pandemia detuvo las negociaciones. 

Anunci Casa Tosquelles
WallapopAnunci Casa Tosquelles

¿Por qué la Casa Tosquelles se vendía en Wallapop?

¿Y cómo terminó esa joya modernista en Wallapop? Como explicó Daniel Pedrero, historiador del arte, en un hilo en Twitter, el origen de la casa se encuentra en la figura de Antoni Tosquella, un catalán afincado en las Américas, que la hizo construir a finales del s.XIX para vivir con su familia. Su nieta, Maria Dolors Castells i Tosquella, nació en la casa y, cuando fue mayor, alquiló la planta principal del edificio a su madre. Vivió allí con su marido hasta que, en los años 70, empezaron las obras de la Ronda General Mitre.

Entonces, una inmobiliaria ofreció dinero a los familiares de Tosquella para derribar la casa y venderles el terreno para construir viviendas. Toda la familia estaba de acuerdo, pero Maria Dolors se negó. Obstinada en conservar el edificio, aceleró su proceso de catalogación hasta que logró que se protegiera la casa. El edificio no se derribó, pero perdió parte de su jardín. Además, Maria Dolors fue desheredada y rechazada por el resto de la familia, que abandonaron la casa. Por tanto, en el inmenso edificio solamente quedaron Maria Dolors, marido e hijos, que todavía vivían en la planta principal.

En 2012, el Ayuntamiento hizo un intento de comprar el edificio, pero la negociación no prosperó porque Maria Dolors se negaba a marcharse de ahí. La nieta de Tosquella quedaba protegida por el contrato de alquiler que había firmado a su madre años atrás y, pese al interés de los propietarios en vender la finca, nadie podía obligarla a abandonar el edificio. Los propietarios fueron descuidando la casa y, por tanto, el inmueble se deterioró. Sin embargo, Maria Dolors vivió allí hasta su muerte, en el 2018.

Fue entonces cuando los propietarios pudieron poner su casa a la venta. Pero en ese momento, el Ayuntamiento había perdido el interés. Así que intentaron venderla en plataformas como Idealista, y también probaron suerte en Wallapop. Finalmente, en 2021, el Ayuntamiento de Barcelona compró la Casa Tosquella por 1,2 millones de euros. El objetivo es convertirla en un equipamiento destinado a las personas mayores. Antes de su transformación, abrirá sus puertas al público por un solo día

15 de mayo: el único día para visitar la casa de forma gratuita

Del 9 al 15 de mayo, Open House BCN ofrecerá visitas guiadas gratuitas a edificios de Barcelona a los que normalmente no se puede entrar. La iniciativa, que forma parte del 'Model. Festival d'arquitectures', abrirá las puertas de espacios como el sanatorio antituberculoso de Collserola, el almacén de patrimonio en Canyelles, el Taller Masriera del Eixample, el Centro de Colecciones del MUHBA, el umbráculo de la Ciutadella o Almacén municipal Canyelles.

El domingo 15 de mayo, a las 11 y las 12 h de la mañana, le tocará el turno a la Casa Tosquella. Los visitantes podrán recorrer los 866,96 m² de la finca, descubrir su jardín, los trabajos de forja y los estucos de la fachada y también su interior, lleno de vidrieras y pinturas con motivos vegetales y zoomórficos. Para acceder a las visitas se necesita inscripción previa, puesto que el aforo es limitado. Las visitas son gratuitas, pero debe pagarse un euro por gastos de gestión.

NO TE LO PIERDAS: 25 joyas arquitectónicas de Barcelona

Lee el número de mayo de Time Out Barcelona con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad

Últimas noticias

    Publicidad