Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
El peó, quadre d'Aleix Clapés
Foto: Diputació de Barcelona

Este es 'El peó', el enigmático cuadro perdido de Aleix Clapés, pintor de Gaudí y Güell

La obra solo se expuso en 1886 y ahora se puede visitar en el Palau Güell dentro de la restrospectiva dedicada al pintor

Por
Erica Aspas
Publicidad

El llamado 'Caso Caravaggio', el misterioso cuadro de Goya vendido a hurtadillas por Esperanza Aguirre... El mundo del arte se ha colado en los telediarios, rodeado de enigmas. Aquí también tenemos un caso curioso que se acaba de presentar. Es 'El peó', del artista Aleix Clapés, pintor de confianza de Gaudí –hasta que se enfrentaron durante la construcción de La Pedrera– y Eusebi Güell, que hacía décadas que estaba desaparecido.

La historia es la siguiente. La familia del artista aseguró que el cuadro lo había comprado por dos millones de francos Lev Trotski, quién lo habría enviado al Kremlin. Según dicen, Stalin habría escrito a la familia explicando que el cuadro estaba localizado y bien custodiado. ¿El 'problema' cuál es? Que no hay constancia física de esta carta, ya que los descendentes de Clapés la quemaron durante la posguerra española para que nadie los pudiera relacionar con los comunistas. Esta historia se ha ido explicando en casa de los Clapés de generación en generación, y aseguran que "en su casa no se decían mentiras".

Quadre d'Aleix Clapés, a El Día Gráfico
Foto: Diputació de Barcelona
La obra solo se expuso en 1886, en la Sala Parés, y es en esta fecha cuando se le pierde la pista. No se sabía ni dónde estaba ni quién lo tenía. Es decir, hacía entre 100 y 125 años que este cuadro no se había visto al natural.

Investigación privada

Pero las incógnitas no se han disipado. A raíz de la exposición 'Aleix Clapés, el enigmático pintor de Güell y Gaudí' que se puede visitar en el Palau Güell hasta el 30 de mayo, y despertada la curiosidad por el personaje y la obra, el historiador del arte Joan Francesc Ainaud se puso en contacto con la directora del Museo del Kremlin para confirmar si el cuadro había estado en Rusia. La respuesta fue que allí no había ni rastro de 'El peó'.
Esta historia novelesca resultó falsa y el cuadro nunca salió de Barcelona, puesto que la compró el industrial, coleccionista y conocido de Gaudí Joan Artigas-Alart Casas. Cuando murió, la obra pasó a manos de sus familiares, hasta ahora. Lo sabemos gracias a un estudio sobre Artigas-Alart que hizo el historiador Josep Capsir y donde se recogen las obras de arte más importantes que poseía el industrial y donde figura, entre ellas, 'El peó'.

El cuadro, ahora

Desde diciembre de 2020, el Palau Güell acoge la gran exposición antológica dedicada a Aleix Clapés donde, además de ver las obras que siempre han decorado la residencia Güell, se recogen más piezas que descansaban en el fondo del MNAC. Coincidiendo con el centenario de su muerte, esta muestra pretende darle a Clapés la atención que se merece, puesto que fue un artista olvidado y con unos cuantos enemigos. Para unos era un genio y para otros un loco maleducado y sin talento. En el catálogo de la exposición no figuraba 'El peó', hasta ahora, que se ha recuperado y restaurado y que podéis ver de cerca.
Restauració de 'El peó, d'Aleix Clapés
Foto: Diputació de Barcelona
¿La historia del Kremlin os había gustado? Pues esperad, que todavía hay más. Se ve que Clapés había hecho una versión más pequeña de 'El peó' y un poco diferente, según publicó la revista 'Diario Gráfico' cuando murió el artista, en diciembre de 1920. Se desconoce dónde está esta obra, así que podría ser la que se vendió en París y que viajó a Rusia. A raíz de la exposición del Palau Güell se han localizado y dado a conocer muchas obras inéditas del artista.

NO TE LO PIERDAS: Las exposiciones más curiosas que puedes ver en Barcelona.

Lee el número de abril de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad.

Últimas noticias

    Publicidad