Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Terrassa a la calçada
Foto: Ajuntament de BarcelonaTerrassa a la calçada

Las terrazas en la calzada serán definitivas, según la nueva ordenanza de Barcelona

La nueva ordenanza de Barcelona regularizará siete tipos de terrazas en la calzada y ofrecerá ayudas a los propietarios que quieran instalarlas

Escrito por
Time Out Barcelona Editors
Publicidad

Las terrazas instaladas de manera extraordinaria durante la pandemia en calzadas, chaflanes y lugares de aparcamiento serán definitivas. Así lo recoge la nueva ordenanza de la ciudad Barcelona, ​​donde se confirma que los establecimientos de restauración podrán habilitar la calzada como terraza y colocar mesas y sillas de manera permanente.

Durante este julio, el Ayuntamiento de Barcelona ha hecho varias pruebas con prototipos y como resultado, se han homologado siete modelos de terraza que se adecuen al nuevo texto de la ordenanza. Estos prototipos, diseñados en la ciudad, se adaptan a las diferentes localizaciones y son modulares, accesibles desde la acera, seguros y de fácil mantenimiento.

De hecho, entre junio y julio de este año, ya se habían transformado como definitivas una docena de terrazas instaladas el año pasado sobre antiguas hileras de aparcamiento o en chaflanes, como por ejemplo la del Poeta Cabanyes, en el Poble Sec.

A partir de ahora, todos los bares y restaurantes que lo deseen podrán instalar los nuevos prototipos y, además, contarán con ayudas para hacerlo. Para incentivar y facilitar el cambio, se convocará una línea de subvenciones de dos millones de euros para ayudar a financiar el coste de la compra y la instalación de la plataforma a los propietarios de terrazas que así lo soliciten. Ahora bien, los nuevos prototipos de terraza no serán obligatorios hasta junio de 2022. Hasta entonces, habrá un período de transición en el que convivirán los elementos provisionales y los definitivos. 

Esta nueva medida culmina el proceso que se empezó en mayo del 2020. Desde entonces, se han concedido 3.668 licencias para nuevas terrazas y ampliaciones excepcionales, con el objetivo de asegurar la supervivencia de bares y restaurantes afectados por la crisis pandémica, y para crear un espacio público más vivo y accesible y que cumpla las medidas sanitarias. Estas licencias se han traducido en más de 10.000 mesas nuevas y casi 40.000 sillas nuevas y, según un estudio de la Universidad de Barcelona, ​​también han permitido salvar al menos 1.875 puestos de trabajo.

NO TE LO PIERDAS: Las mejores terrazas de Barcelona

Lee el número de julio y agosto de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad.

Últimas noticias

    Publicidad