Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las mejores terrazas de Barcelona
Väcka
Foto: Maria Dias Väcka

Las mejores terrazas de Barcelona

Te presentamos las terrazas con más encanto de Barcelona

Advertising

A los barceloneses nos encantan las terrazas. Tenemos de todo tipo y en todas partes, pero a menudo elegimos la que más cerca tenemos para tomar un café. Aquí encontrarás las más carismáticas; terrazas escondidas donde puedes estar prácticamente solo, terrazas donde comer paellas excelentes y tomar cañas con un dedo de espuma (o dos, va a gustos), terrazas con buenas vistas y en plazas preciosas. Os hemos hablado de las mejores terrazas para disfrutar en invierno y de los mejores rooftops de hoteles para hacer un vermut. Ahora toca una selección de establecimientos donde podrás disfrutar del buen tiempo como tanto nos gusta, ¡al aire libre! Comenta tu preferida o si nos hemos dejado alguna en Twitter con el hashtag #TimeOutBCN!

NO TE LO PIERDAS: Pasea por 9 lugares donde la vegetación triunfa


Time Out Love Local campaign logo

La campaña Love Local de Time Out apoya a los negocios de ocio y cultura de Barcelona. Descubre cómo puedes ayudar a salvar los sitios que hacen de Barcelona una ciudad genial

Terrazas de película

Magatzem 03
Foto: Maria Dias

1. Magatzem 03

Bares y pubs Bares de tapas La Barceloneta

La ley de la terraza es tan dura como la ley de la calle: para encontrar espacio junto al mar tienes que ser un profesional (un guiri, vaya) o un trébol de cuatro hojas humano. La gracia de sentarse en la terraza del Magatzem.03 -el bar del campo de fútbol de la Barceloneta- es que tienes una de las mejores terrazas de Barcelona, ​​a un tiro de piedra del mar. Esta a la sombra de la mole de cemento del campo y de una frondosa arboleda de pinos: una sombra a prueba de olas de calor, frente al majestuoso edificio de la Antigua Catalana de Gas y su gasómetro. El café es bueno y las cervezas son baratas -tienen todo el catálogo 'mainstream' que os podáis imaginar y os podéis zampar desde un fenomenal bocadillo de tortilla de verduras a un capipota, de media mañana a cierre (que puede ser las once o las doce, según el día, me dicen). Aquí solo hay locales que se adueñan del bar: estudiantes de la residencia, obreros y trabajadores de los centros de investigación. ¿Y como es que no hay turistas? Pues por el motivo más viejo del mundo: no lo saben. Y tú, chanta la mui, siéntate y bebe.

Bar La Central
Foto: Maria Dias

2. Bar de La Central

Bares y pubs Cafeterías El Raval

Abre al barcelonés un espacio eclesial cerrado durante décadas. Y no es un espacio cualquiera: El Bar de la Central, de autoservicio, tiene un jardín interior, dividido en dos partes. Una es el patio principal, una fantasía gótica con palmeras, troncos nudosos y naranjos, que encontraron invadida de tierra y malas hierbas, y han recuperado con adoquines y baldosas centenarias. La otra es un patín limítrofe con el orfanato de las Hermanitas de la Caridad. La obra es reciente, pero parece que esté así desde hace cien años. La oferta: cafés y bocadillos excelentes –de los mejores de la ciudad, no lo dudes–, cerveza bien tirada y vinos a copas. 

Advertising
Podrà funcionar una terrassa com la del Toni Bigoti amb una sola taula?
FOTO: Maria Dias

3. Toni Bigoti

Restaurantes Catalana Les Corts

Su propietaria es publicista de formación pero cocinera de pasión. Lo aplica en platos como judía verde en tempura, finísima, acompañada de una mayonesa con trufa por menos de 6 euros, o un 'trompe-el oeil' de bravas que en realidad son dados de polenta con suave crema de Idiazábal. Todas las salsas las hacen ellos y se nota: las administran de manera inteligente y siempre a banda. El magisterio salsero se sublima en unas patatas fritas con morcilla de perol, apio y espuma de ratafía.

¿Una espuma en un bar? Sí, la suavidad melosa del perol encebollado y el apio van de maravilla con la dulce amargura de la cremosa (cocina volcánica de Olot). Al mediodía hay un menú espléndido. La terraza, media vida: los jardines de Joaquim Ruyra al servicio de una caña como las buenas de Madrid. 

Bar Calders
Foto: Shutterstock

4. Bar Calders

3 de 5 estrellas
Restaurantes Mediterránea Sant Antoni

El Calders es todo un referente de los vermuts y los vinitos de Sant Antoni. Su terraza, en un pasaje sin circulación, es una de las más cotizadas del barrio. Se crea un ambiente que hace que nunca tengas ganas de abandonar la silla. Aquí se está bien, nos quedamos a hacer el vermut, a desayunar, merendar ... De hecho, a cualquier hora sirven comida, por lo tanto, siempre seréis bienvenidos. Vermut de Reus y, para picar, tienen unos nachos completísimos, patatas gruesas con tres salsas, anchoas muy buenas, conchas, embutidos, quesos, hummus ... Cerveza bien tirada y gin-tonics bien preparados si la cosa se os alarga y necesitáis más gasolina para acabar de rematar. Qué, ¿pedimos otra ronda?

Advertising

5. Bar Kasparo

4 de 5 estrellas
Restaurantes Mediterránea El Raval

En esta deliciosa terraza, quizá la mejor del barrio, encontraréis sabrosas tapas y platos del día. Las bravas Kasparo luchan por estar en el top 5 de las mejores de la ciudad. Y vale la pena probar sus croquetas de setas, o sus hojas de parra rellenas. 

Camping BCN
Foto: Camping BCN

6. Camping BCN

Bares y pubs Bares de tapas El Parc i la Llacuna del Poblenou

Mucho más que una terraza: el 'chiringuito' Camping ocupa una situación privilegiada que aprovecha el parque del Poblenou, sus pistas deportivas y 10 tablas de madera maciza de mobiliario urbano. Puedes sentarse sin consumir, o hacerlo con lo que lleves. Pero si lo solicitas, te pondrán cerveza bien tirada, comida buena (hacen pop-ups Dr. Zhang, exquisitos artesanos del 'dumpling)'. Atentos al instagram: quieren convertirlo en unas colonias donde se hagan desde cursos de DJ hasta clases de surf.

Advertising

7. Belvedere

Restaurantes Mediterránea Eixample

Aunque es un local de toda la vida, todavía hay demasiada gente que no lo conoce. Su terraza es de las más exquisitas de Barcelona, con apenas tres mesas. Ubicada en las escaleras de una casa modernista con una entrada de hierro forjado, podréis cenar de categoría y tomaros un cóctel elaborado por el maestro Genís Pérez. Una maravilla. También es un restaurante tradicional de categoría, cocina de cuchara selecta y de gran producto, con querencia por el guiso lento y la caza.  

8. Dos Torres

Restaurantes Mediterránea Les Tres Torres

Situado en una antigua finca modernista en Sarrià totalmente reformada, el Dos Torres ofrece cocina de mercado de muy buena calidad. En su gran terraza se puede comer bajo la sombra de la gran palmera que preside la estancia y por la noche saborear buenos cócteles en un ambiente tranquilo. Como dicen ellos: "Impulsado por los árboles del jardín, el Dos Torres es un refugio de sabores, a todas horas". Y sí: la carta es un buen ejemplo de cocina mediterránea -en su acepción más literal, aquí encontrarás acentos 'gastro' que va de Andalucía a Italia, con algún toque asiático- con platos como espaguetis 'vongole' con guindilla y sofrito de ajos o pulpo en tempura sobre parmentier y escabeche de ceps. ¡Abierto todos los días!

Advertising
Benzina
Foto: Benzina

9. Benzina

4 de 5 estrellas
Restaurantes Italiana Sant Antoni

Lo local tiene el potencial de ser universal. Este tópico -más desgastado que una alpargata del 1714- se aplica a restaurante Benzina: un local de cocina italiana que late bajo la cromada carrocería de un club con aires neoyorquinos. Y en un lugar inmejorable: al espectacular espacio que dejó el Lando, el pasaje Calders, Desde su terraza se domina toda el 'sarao' de este 'hot spot' de Barcelona, y la oferta gastronómica es de alto voltaje. 

Pinhan Café
© Maria Dias

10. Pinhan Café

3 de 5 estrellas
Restaurantes Turca Sant Gervasi - Galvany

Un pequeño café turco de aires chic e intenciones 'healthy' abrió en pleno Turó Parc y se traspasaó. Sojaila, la nueva propietaria, redujo la carta a la mitad sin renunciar a parte de la huella del establecimiento primigenio. Para desayunar, bocadillos con pan 'simit', platos de huevos y el desayuno típico de Turquía: un plato combinado con queso, aceitunas marinadas, tomate, pepino, pimiento, crema de sésamo, mermelada, pan, miel y requesón, frutos secos y fruta. Para comer, ensaladas, hamburguesas, pollo con 'sumaque' y salmón con quinoa. Y para matar el hambre a media mañana o tarde, pasteles caseros y helados del delicias. Pedimos un plato de 'Menemen' que, para entendernos, es el equivalente turco de los 'huevos rancheros' mexicanos. Viene con pan 'simit' y 'sucuk' frito, similar al chorizo. Los rayos de sol que se cuelan entre los árboles, los calefactores de los parasoles, las mantas, el comino del embutido y la calidez de los camareros consiguen que nos olvidemos del frío matutino. La limonada de albahaca y la de pétalos de rosa también han sobrevivido al cambio de dirección y el proveedor de café sigue siendo El Magnífico. La carta de vinos, cervezas, cavas y destilados es breve pero acertada. Las raciones son reducidas y los precios propios de una terraza de la parte alta de la ciudad.

Advertising
Vivanda
Scott Chasserot

11. Vivanda

Restaurantes Cocina contemporánea Sarrià - Sant Gervasi

Si queremos impresionar a la pareja, en la terraza interior del Vivanda es difícil no hacerlo. Se trata del patio trasero de una antigua casa de Sarrià rodeado de hiedra. Las mesas están suficientemente separadas y los platos son creación del magnífico chef Jordi Vilà, sin que los precios sean excesivos. Una copa de vino fresco en la mano y la ciudad puede parecer de otra galaxia.

Väcka
Foto: Maria Dias

12. Väcka

Restaurantes Vegetariana El Parc i la Llacuna del Poblenou

La terraza del Väcka es preciosa: mesas entre la vegetación y los árboles de una masía urbana en el centro de Poblenou. A un paso del asfalto y el tráfico de Almogàvers, entras en un pequeño oasis urbano. El Väcka -nada que ver con bovinos- es un restaurante vegano y su nombre significa 'despertar' en sueco. Forma parte del vivero de empresas Nest City Lab, y si pides la clave del lavabo, tendrá la oportunidad de cruzar un espectacular huerto, más bien bosque, aeropónico, que significa cultivar vegetales sin tierra. Cada día hay un espléndido menú de mediodía -con hierbas y vegetales directos del huerto- y una carta donde el queso vegano tiene una importancia capital: Max Boniface, el cocinero, es uno de los grandes elaboradores de este alimento y le cedemos la palabra: "Siempre digo que el queso no es un productor sino un proceso. Y con una base de frutos secos y semillas y respetando procesos tradicionales puedes llegar más o menos al mismo resultado que con un queso de materia prima animal, a nivel de textura, sabor y aroma". Ejemplos? Un roquefort con guisantes verdes, o su 'mözzarella', que aplica en un bocadillo planchado con pesto -¡albahaca cogida a un metro! - y salsa de tomate fresco y tomates secos.

Advertising

13. Xemei

Restaurantes Italiana El Poble-sec

La terraza del Xemei tiene algo del fin del mundo. Quizá porque está situada en la falda de Montjuïc o por tener ninguna otra atracción cerca. Siempre está llena. Puedes pedirle a tu pareja que se case contigo mientra alguien grita por detrás: “¡Espaguetis!”. Es sólo una invocación de aquella imagen de la peli de Disney ‘ La dama y el vagabundo’.

14. Merbeyé

Clubs Vallvidrera, el Tibidabo i les Planes

Loquillo inmortalizó este bar en "El Cadillac Solitario" ("junto al Merbeyé, a mis pies mi ciudad") hace un montón de años. En ese época no era extraño encontrarse al cantante y a Mariscal compartiendo barra, copas y vistas. Y aunque ya hace mucho tiempo que el Merbeyé no es el reducto ni de la élite social ni de la creativa de la ciudad, la coctelería, incluyendo diseño y vistas, retiene un encanto indiscutible.

Advertising
Mirablau
Scott Chasserot

15. Mirablau

Música Sarrià - Sant Gervasi

En el Mirablau se unen diferentes generaciones de enamorados o simplemente amigos, que buscan una de las mejores vistas de Barcelona en ese ambiente que brinda Sarrià, Tres Torres, Pedralbes... Gente mayor de 17 años o de 60, todo el mundo cabe aquí porque la diversión no tiene edad.

Platja Ca la Nuri
Fotos: Ca la Nuri

16. Platja Ca la Nuri

Restaurantes Mediterránea La Barceloneta

Es para comer prácticamente con los pies en la arena, como antes… Son muy especiales sus sardinetas a la plancha, el carpaccio de atún o la fideuá con almejas.

Advertising

17. Torre Rosa

Bares y pubs Coctelerías Sant Andreu

Como unos reyes. Torre Rosa parece un escenario de película de Fellini. Si alguien cruza la puerta de hierro forjado con una americana blanca, nos podríamos imaginar que Marcello Mastroianni vuelve a estar entre nosotros. La confusión casi es un deber. En una antigua cada de indiano del barrio del Congrés, encontramos esta coctelería. La terraza, ubicada en un jardín de piedras y rodeada de vegetación, es una delicia de silencio. Una noche de verano con un gin-tonic de cítricos de la casa, y ya se puede acabar el mundo.

18. Cafè del Sol

3 de 5 estrellas
Restaurantes Gràcia

Como ponerle Pedro al hijo de alguien que se llama Pedro. Así es las gasta el Cafè del Sol. No hace falta correr riesgos innecesarios cuando eres el rey de una plaza donde el sol siempre te va de cara, los plataneros te acarician las ventanas con sus hojas y los perros ladran de felicidad. El Cafè del Sol es un emblema de la Gràcia de casa antigua y torreta, de aquel barrio que ya se funde desorientado, en una novela de Rodoreda. Fue uno de los primeros bares de este famoso cuadrilátero y desde entonces vive distraído por el sonido de unos flautistas de Hamelin rastafaris.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising