Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Sercotel Rossellón
Foto: Sercotel Rossellón Sercotel Rossellón

17 terrazas de Barcelona con vistas espectaculares

Bares y restaurantes en las alturas, para disfrutar de una vistas increíbles de la ciudad desde los mejores 'roofop bars'

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

Desde las alturas todo sabe mejor: de una croqueta a una cucharada de caviar. Y si en algunas circunstancias nos sirven para alejarnos del bullicio de la ciudad, en otras pueden servir para mirar al cielo y flotar en una burbuja de confort y escapismo. Si ya habéis visitado algunos de los mejores restaurantes con vistas de Barcelona, es hora de dar un garbeo por algunas de las mejores azoteas de Barcelona, los famosos rooftop bars', y tomar algo con calma: saboreando cada trago, cada rumor de brisa, cada rayo de luz. Y si queréis mucha privacidad, os hace falta conocer las mejores terrazas secretas de Barcelona 

NO TE LO PIERDAS: Las mejores terrazas de Barcelona

Las mejores azoteas de Barcelona

  • Restaurantes
  • Eixample
  • precio 4 de 4

Una experiencia revitalizante en el décimo piso del Hotel Majestic: tienes a Barcelona a tus pies, con vistas que van desde el Tibidabo hasta Montjuïc, pasando por la Torre Glòries, Sagrada Familia y la Casa Batlló. Además, tiene el tamaño justo para evitar masificaciones y el clima que se crea es relajado y con un puntito romántico. La carta abarca todo lo que te esperas del terraceo de lujo –tártar, hamburguesas, ceviche, poke, pasta...– con la garantía de Nandu Jubany, quien firma unas tapas extraordinarias –el blinis con salmón ahumado y la Oreo de parmesano son espectaculares– y platos tan sugerentes y frescos como el pulpo con patata al azafrán y vinagreta Pico de Gallo. Las puestas de sol aquí son mágicas.  

Abre cada día de 10 a 1.30 h

  • Hoteles
  • Ciutat Vella

Un peso pesado 'rooftopero': su terraza no se llama 360º por nada. En la planta 11, a casi cuarenta metros de altura, la visión panorámica de la ciudad corta el aliento (o es para mear y no echar gota, así dicho en plata). Está abierta cada día de 12 a 24 h, y tiene un servicio de bar y coctelería de lo más solvente. Agarra un buen trago y date una vuelta completa, copazo en mano. Lo ideal es celebrar que es fin de semana en su espléndido –y de precio comedido– brunch, y subir a los cielos a celebrar ese asomo de cogorza sentado en la cima de la ciudad. 

Publicidad
  • Hoteles
  • Eixample

El hotel Monument no tiene este nombre porque sí: está situado en la casa de Enric Batlló, una joya arquitectónica del siglo XIX que forma parte del Cuadrado de Oro de l 'Eixample. Y su azotea, Verbena, es un espacio intimista y lleno de vegetación, con zona 'chill out', sofás y mesas al borde de la piscina, donde se puede disfrutar de una cocina diseñada por Martín Berasategui.

Lejos de rendirse a la 'gyoza' y al 'finger-food' -lo que se lleva ahora en los hoteles de lujo- el factótum vasco hace bocadillos que reflejan su carácter, como el ya famoso 'bokata' Martintxo -Filete de vaca gallega con crema de sardina y patatas fritas- o platos de corte más tradicional de su repertorio, como los raviolis de rabo de ternera con salsa de foie y llevo (aunque aquí se puede hacer desde una comida potente a un vermut, o unas copas). Y de lunes a viernes tienen un menú de mediodía a precio terrenal, que para ser comida de firma Michelin y en una de las mejores terrazas de la ciudad es una buena oferta.

  • Hoteles
  • Eixample

Terraza con alto caché histórico: inspirado en el jardín romántico del palacio-hotel que hizo construir Francesc Cambó, así como en los cuadros del pintor modernista Ramon Casas, el Rooftop Garden del Palace es un oasis de paz y buen gusto de 1.500 m2 con más de cincuenta especies de plantas, fuentes, pérgolas y una piscina con vistas panorámicas sobre la ciudad (barroco antídoto contra ese lujo 'bling-bling' de neón y 'finger food' a precio Michelin). 

Se han currado una programación de actividades con todas las de la ley: sesiones de cine al aire libre con tumbona y barra libre de palomitas, yoga y pilates, brunch de lujo, jueves de rumba en vivo... Consultad su agenda y reservad en su web

Publicidad
Sercotel Rossellón
Foto: Sercotel Rossellón

5. Sercotel Rossellón

Ojo con el valor añadido de la terraza de Sercotel Rossellón (Rosselló, 390): tiene unas vistas a la Sagrada Familia que te desencajan la mandíbula: tú te estás tomando una caña en el 'rooftop', y tienes la sensación que con un leve movimiento podrías saltar a balancearte cuál Batman en esa icónica fachada que cada vez se parece más al Gotham de Tim Burton y menos a la visión de Gaudí. Ante ti se cierne uno de los monumentos más fotografiados del mundo, un hecho que convierte esta terraza en una de las más instagrameables de la ciudad. Más allá de la basílica, la terraza tiene unas vistas panorámicas en 360 º a toda la ciudad.      

  • Restaurantes

Una terraza con mucha personalidad. The Top, el 'rooftop' del Gallery Hotel, tiene una capacidad para 120 personas. Con una espectacular piscina, este espacio ofrece una propuesta gastronómica basada en cocteles de creación, refrescantes a más no poder, combinados con mordiscos de alta calidad, como por ejemplo mojama de atún con almendras fritas o babaganoush con especies marroquís. La música en directo juega un papel importante: jueves a sábado de 19  a 21 h y el domingo de 12 a 15 h os encontraréis versiones de éxitos pop y sesiones de rumba 

Publicidad
  • Hoteles
  • Hoteles boutique
  • Ciutat Vella

Desde la azotea de este palacio construido en 1850 se divisa toda la línea de mar de Barcelona. Y vale la pena reservar para tomar una copa al atardecer o cenar: las luces de la ciudad y el puerto se van encendiendo y el mar se convierte en un espejo de destellos resplandecientes. Lo mejor de todo es que la carta terracil de este acogedor cuatro estrellas es asequible hasta cierto punto: te calzas una botella de vino bueno por 20 euros, cócteles a partir de diez. Y han hecho una apuesta fuerte por la música en directo la mar de solvente: música en vivo los Viernes a la 19 h, los sábados a las  17h, pool party con DJ y música en vivo y los domingos a partir de las 13 h. 'brunch' y 'afterbrunch' con música en vivo y DJ. 

La terraza abre de domingo a miércoles de 12 a 24 h. y de jueves a sábado de 12 a 1 h.

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • precio 2 de 4

En la Barceloneta, en la planta cuarta del Museu d’Història de Catalunya, encontramos un terrado que no necesita demasiada altura para ofrecer una de las mejores vistas de la ciudad. El restaurante lleva el nombre del año en el que, inspirándose en las construcciones portuarias inglesas, se proyectó el edificio del Museo, 1881. Las vistas son un sueño: todo el litoral de Barcelona, del morro de Montjuïc a más allà del Besós. La cocina también: arroces preparados al momento, mariscos y pescados de la lonja de la Barceloneta y carnes a la parrilla: a la vasca, es decir, cocina directa y de producto inmejorable. 

Publicidad
  • Hoteles
  • Hoteles de lujo
  • Eixample
  • precio 4 de 4

La terraza del Mandarín Oriental puede presumir de tener una oferta 'gastro' impecable y singular. Gastón Acurio, alfa y omega de la cocina peruana moderna, diseña una carta fresca con grandes éxitos de esta cocina universal a su manera: del cebiche clásico a redefiniciones como un tataki de vaca anticuchero. Un equilibrio perfecto entre la alta cocina y lo informal, con unas vistas increíbles. Abierto al público los Viernes y sábado de 18 a 2 h, y de domingo a jueves de las 18 a las 24 h.

  • Restaurantes
  • Pizza
  • El Poblenou
  • precio 2 de 4

Déjala ir, a la terraza superior del hotel The Hoxton. Ahora que te piden un pastoncio para subir a visitar el supositorio sublime de Glòries, desde este 'rooftop' puedes tener una inmejorable panorámica del edificio de Nouvel y todo lo que le rinde pleitesía a su alrededor. Y la verdad es que te deja sin aliento. Hay terrazas más altas, pero Tope tiene una panorámica de impacto. Que haya una taquería de muy buen nivel, con una vista de 360 grados de la ciudad, con sofás, sillas y butacas, es la guinda del pastel. Recuéstate cómodamente, agarra un cóctel y unos tacos hechos a fuego lento, y a vivir que son dos días. 

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Sants - Montjuïc

Una de las imágenes que más recuerdo de los Juegos Olímpicos de Barcelona es la de los saltadores de trampolín 'volando' con Barcelona de fondo. Marc Ros, artífice de otra joyita de Montjuïc como es la Caseta del Migdia, ha abierto la terraza de la Piscina Municipal de Montjuïc. Abre todos los días de 10 a 24 horas, con cocina 'non stop' de donde salen ensaladas, pizzas, bocadillos y hamburguesas con una de las vistas más espectaculares de la ciudad. Sí, después de cenar podéis remojaros y sentir el espíritu olímpico.

 

 

  • Restaurantes

Muchos de los tejados de Barcelona ofrecen una visión bastante limitada y parcial de la ciudad. No es el caso del bar de la cima del Grand Hotel Central. Las vistas son irreales, con una piscina inacabable que se fusiona con unas vistas impresionantes de casi toda la ciudad. Acceso público limitado: Para alojados del hotel de 9h a 21 h. Clientes externos de 13 h a 21 h. Y ya no es necesario que os peleéis por una mesa, porque ya aceptan reservan. 

Publicidad
  • Hoteles
  • Ciutat Vella

The Barcelona Edition tiene una localización envidiable en el Born, justo al lado del icónico Mercado de Santa Caterina y pocos pasos de algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad, como el Museo Picasso, el Palau de la Música o la Catedral. Y no menos envidiable es la situación de su azotea: en la décima planta del hotel, The Roof ofrece una vista panorámica del mar de tejados del Gótico, donde puedes sorber perezosamente un cóctel rodeado de buganvillas. La orientación de la comida es de 'street food' asiático de alto nivel. El horario de The Rooftop es de lunes a viernes de 12 a 23 h, sábados y domingo de 11 a 23 h.

  • Hoteles
  • Eixample

La azotea –o 'rooftop'– del hotel Vincci Gala tiene una ubicación estratégica a pocos metros de Las Ramblas, con una buenísima panorámica de la ciudad. Los viernes hay sarao: de 19.30 a 22.30 h hay sesión de DJ y el espacio al aire libre es la mar de placentero, con madera natural, vegetación y una 'infinity pool' preciosa (que solo puedes usar si te hospedas en el hotel, pero que contribuye a refrescar, claro). ¿Comercio y bebercio? Pues bien. La carta de comida tiene tapas y bocadillos al estilo de grandes hitos –frankfurt estilo Pedralbes, Bocata calamares estilo La Campana de Madrid, tapeo clásico...– y una carta de coctelería de lo más refrescante, así como vinos a copas a precios más o menos pagables (4 euros la copa). 

Cada día de 12h a 23.30 h. Cenas cada noche de 19 a 22h.  

Publicidad
  • Hoteles
  • Eixample

Hace unos años que los hoteles trabajan duro para atraer cliente local. Y la terraza del Negresco es un buen ejemplo: un bar con una perspectiva maravillosa de l'Eixample, que sin tener una altura mareante te ofrece una visión muy sugerente de los terrados colindantes, y de interés arquitectónico: festival de molduras, cornisas, cúpulas... Y si la arquitectura os da igual, aquí encontraréis una oferta de comida casual completa y bien ejecutada, con tapas ensaladas y hamburguesas, y los fines de semana un 'brunch' de lujuria y cócteles por 38 euros con el que os pondréis finos. Cada día de 17 a 24 h, con DJ los jueves y viernes. 

  • Hoteles
  • Hoteles boutique
  • Eixample

La terraza 83.3 Terrace Bar del hotel Royal Paseo de Gracia es la más alta del Eixample, según proclama orgullosamente su web: subes y tienes al alcance de la mano la Sagrada Familia, el mediterráneo y la montaña de Montjuïc. Para no fiarlo todo a estas vistas espectaculares, programan actuaciones de cantautores los miércoles a partir de las 21 horas, y sesiones de DJ los sábados por la tarde. La carta propone platos de 'street food' internacional en ordenada convivencia con las tapas de toda la vida: 'baos' de 'cochinita pibil' junto a las croquetas de jamón ibérico.

Horario de la azotea: de lunes a jueves de 17 h a 24 h (con servicio de cocina para cenar) y de viernes a domingo de 12 h a 24 h (con servicio de cocina ininterrumpido de 12 h a 23 h).

Publicidad
  • Hoteles
  • Ciutat Vella

La expresión mágica que todas las azoteas ansían pronunciar: 360º. La terraza del Hotel Yurbban Trafalgar tiene esta gran virtud, y desde ella divisas del Gótico al Tibidabo. Y es de libre acceso a los no huéspedes cada día de 16 a 23 h. Buena coctelería, 'chillouteo' guapo, 'terraceo'  hotelero del bueno, del de toda la vida. 

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad