1 Me encanta
Guárdalo

Restaurantes de Barcelona con vistas

Los sitios donde, además de comer muy bien, podréis disfrutar de panorámicas espectaculares de la ciudad

© Maria Dias
Terraza Martínez

En esta lista encontraréis desde estrellas Michelin y restaurantes solo aptos para bolsillos con refuerzo, hasta lugares humildes donde podréis relajar la vista con unas de las mejores bravas de la ciudad o con una buena butifarra. Unos están muy cerca del mar, otros en la montaña, y también en el centro de la ciudad. Algunos se levantan a varios metros de altura y otros descansan a ras de tierra... Pero todos comparten un punto en común: que mientras os metéis la cuchara en la boca, vuestros ojos disfrutarán de panorámicas privilegiadas de la ciudad.

Marea Alta

Sólo por la vista, el restaurante Marea Alta pasa a adquirir el codiciado título de atracción turística de primer nivel: en la planta 24 de la Torre Colón, ofrece una visión de 360º de la ciudad despampanante, inédita: a 110 metros de altura , vas descubriendo, en el trayecto circular hacia el lavabo, las colinas del Tibidabo hasta las costas del Maresme. También hay una visión de 360º del producto marinero. Ofrecen "una idea sencilla y al mismo tiempo difícil: pescado y marisco en crudo, ahumado, marinado y a la brasa. Siempre de alta calidad: tenemos los cuatro puntos cardinales de España controlados con los mejores proveedores".

Leer más
El Raval

Martínez

Si visitáis Montjuïc buscando chiringuitos, espacios abiertos que permitan que el aire nos acaricie la cara, hay para todos los gustos. Como el más 'trendy' Martínez (Ctra. de  Miramar, 38), una arrocería ubicada cerca del Teleférico que nos bajará, si queremos, a la Barceloneta. El Martínez es el sitio que probablemente todo guiri se imagina cuando escucha la palabra Barcelona, un espacio informal y 'cool' donde se puede comer pescados y carnes de alta calidad hechos con carbón de quebracho, cocina marinera, vermuts a cualquier hora, ostras y unos arroces notables que, no lo negaremos, se alejan del precio estándar que muchos esperan de un chiringuito.

Leer más

Torre d'Alta Mar

Cocina mediterránea y de pescado con toques modernos en un ambiente chic: la torre del teleférico que está más cerca del mar. Pensad que subir langostas, aceite y vinos a 75 metros de altura no es fácil ni barato. Así que calculad 80 euros como poco. Un día es un día. Otra opción más económica es reservar entre semana y disfrutar de su menú de mediodía.

Reservar ahora Leer más
La Barceloneta
Advertising

Las Delicias

Poca gente va al Carmel si no es porque vive allí, y es una lástima porque hay más sinceridad es sus calles empinadas y en sus casas excavadas en la roca que en todo paseo de Gràcia. La terraza del Delicias se sujeta de milagro. Nace torcida y termina de la misma manera porque, como todo en el Carmel, está en una cuesta. ¿Y qué importa? Las desgracias se olvidan con un boquerón en la mano. Hacen unos calamarcitos buenísimos, ensaladas rusas de campeonato, bravas y una lista de tapas que siempre sirven con generosidad. Desde sus sillas se ve la entrada al parque del Guinardó. Podréis hacer una bonita excursión al parque Güell.

Leer más
Horta - Guinardó

Miramar

Miramar es un triunfo seguro. Situado en las alturas de Montjuïc, este restaurante extrae lo mejor de la cocina mediterránea y pasa la esencia por un filtro de moderada vanguardia. El resultado es una carta muy refinada con producto de alta calidad. Entrecot con setas, atún con humus, coca de algas con sardina, tártar de salmón... Un desfile de sabores mientras flotáis en el cielo barcelonés: volaréis, nunca mejor dicho.

Leer más
El Poble-sec

La Caseta del Migdia

Tiene fama de tener una de las mejores puestas de sol de la ciudad y eso ya es una buena excusa para acercarse. Si además queréis cenar, podréis hacerlo por unos 15 € y probar un combinado de barbacoa (butifarra, pollo, ensalada, pan tostado, maíz...) o, si lo habéis encargado previamente, una paella, entre otros sabrosos platos. Si todavía no habéis ido, haréis un buen descubrimiento. Durante la temporada de otoño-invierno está abierto los fines de semana, de 12 h hasta la puesta de sol.

Leer más
Sants - Montjuïc
Advertising

Mirabé

Al final de la señorial Avenida Tibidabo está este clásico bar y restaurante de la zona alta de la ciudad. Ellos mismo se llaman el balcón de Barcelona, y el nombre les va que ni pintado. Perfecto para tomar un cóctel o comer algo en compañía de unas buenas vistas panorámicas de la ciudad.

Reservar ahora Leer más
Sarrià - Sant Gervasi

L'Orangerie

Recomendado

Es el restaurante del Gran Hotel La Florida, un buen lugar para los románticos con los bolsillos llenos. A 500 metros de altitud sobre el nivel del mar, el restaurante del Gran Hotel La Florida contempla cómo la ciudad se escampa por Collserola para acabar mojándose los pies en la playa. La cartera quizá se resiente, pero teniendo en cuenta que, de un vistazo, abastaréis toda la ciudad, nosotros creemos que lo vale.

Leer más

Visual

Situado en la planta 23 del Hotel Torre Catalunya, podréis regalaros una buena comida con la ciudad a vuestros pies. Por la noche tiene un aire neoyorquino. En cuanto a la cocina, está a medio camino entre la mediterránea y la cocina moderna. No os quedaréis con hambre: hay desde degustaciones ligeras hasta entrecots de medio kilo.

Leer más
Sants - Montjuïc
Advertising

La Venta y El Mirador de la Venta

Recomendado

El Mirador del restaurante la Venta está situado en las alturas de la ciudad, desde donde domina una sublime vista de Barcelona. Es emocionante sentarse en cualquiera de sus mesas y saborear la cocina de Víctor, de muchísima calidad: cocina de mercado con guiños para los paladares sibaritas.

Leer más
Sarrià - Sant Gervasi

Críticas y valoraciones

0 comments