Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Rodrigo Sorogoyen, Denis Ménochet - 'As bestas'
Foto: Lucía FaraigRodrigo Sorogoyen, Denis Ménochet - 'As bestas'

Rodrigo Sorogoyen: "La cancelación de mi serie sobre la Guerra Civil fue un mazazo enorme"

Hablamos con el cineasta madrileño, que estrena en los cines 'As bestas' después de pasar por el Festival de Cannes

Escrito por
Àlex Montoya
Publicidad

Vive un momento profesional envidiable, que remata con el estreno, después de pasar por el Festival de Cannes, de su nueva película, 'As bestas', que se estrena el 11 de noviembre. El filme, de atmósfera irrespirable, nos sitúa en una aldea gallega en la que se ha instalado un matrimonio francés no muy bien acogido por los aldeanos. Rodrigo Sorogoyen (Madrid, 1981) sigue subiendo escalones: 'Stockholm', 'Que Dios nos perdone', 'El Reino', 'Madre' y la serie 'Antidisturbios' le han situado entre los cineastas que más expectativas generan.

¿Notas este estatus en el cine español?

Me lo imagino por cuestiones como presentar la película en Cannes, porque no todo el mundo va, o porque me invitaron a ser jurado en el Festival de Venecia. Buneo, ahora hay muchos directores y directoras potentes, y no sé si estoy en este ranking, en todo caso intento apartar las expectativas cuando trabajo, para que no me distraigan ni me presionen.

Trataremos de no reventar nada del argumento, pero 'As bestas' se inspira en un hecho real.

Sí, lo leímos en 2015 y meses después ya teníamos una primera versión del guión. Nos atrapó la figura de aquella mujer que siguió residiendo en el pueblo después de todo lo que había vivido. Tenía que ser nuestra siguiente peli, después de 'Que Dios nos perdone', pero salieron todos los casos de corrupción del PP y nos lanzamos con 'El Reino'. Con la espera, la película ha salido ganando.

No escribíamos sobre hombres violentos y mujeres conciliadoras, pero todo gira alrededor de ello

Leía una frase tuya que resume bien el filme: habla de hombres violentos y de mujeres conciliadoras.

Hay algo fascinante en la escritura, y es que nosotros no partíamos de esa base, no estábamos escribiendo una peli de hombres violentos y mujeres conciliadoras. En algún momento te das cuenta de que todo gira en torno a esta idea, y entonces potencias estos elementos.

Otra de las ideas que planean en la peli es el odio al extranjero.

Sí, absolutamente. Tú eres de un pueblecito gallego y de repente viene un francés a decirte qué debes hacer, y además evita que ganes un dinero que puede solucionarte la vida... Desde el principio jugamos con la violencia cotidiana, pero también con la xenofobia, que es algo creciente en todo el mundo, y que está también en el centro de la política.

Lo que me parece grave y lamentable es que esta gente sienta presiones externas, de grupos económicos y políticos

El auge de la xenofobia es uno de los síntomas de una involución evidente que quizás podríamos relacionar con la cancelación por parte de Movistar de tu serie sobre la Guerra Civil. ¿Estás de acuerdo?

La cancelación fue un mazazo enorme. Es el proyecto más importante de mi vida, ya está escrito en un 80 por ciento, y no nos rendiremos, seguiremos buscando dónde hacerla. Debo decir que he trabajado muy a gusto con los responsables de ficción de Movistar, que hacen un magnífico trabajo. Pero ellos tienen unos jefes más arriba que toman decisiones. Más allá de que decidan invertir su dinero en unos u otros proyectos, y eso debo respetarlo, lo que me parece grave y lamentable es que esta gente sienta presiones externas, de grupos económicos y políticos, pero también de la propia sociedad. Hay una parte importante que siente incomodidad cuando se tocan según qué temas, pero es que hablar de la Guerra Civil y de nuestra historia debería ser obligatorio, es necesario e incluso fascinante.

NO TE LO PIERDAS: Los mejores estrenos de cine del mes

Lee el número de octubre de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad.

Últimas noticias

    Publicidad