Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Secuelas de 'Leaving Neverland': ¿censuramos la música de Michael Jackson?
Cortesía de Sundance Institute
FOTO: Sundance Institute Cortesía de Sundance Institute

Secuelas de 'Leaving Neverland': ¿censuramos la música de Michael Jackson?

Advertising

El lanzamiento de 'Leaving Neverland' ha generado una ola de controversia. El documental de HBO, que consta de dos partes emitidas en Estados Unidos el 3 y 4 de marzo y que en España se emite en Movistar+, sigue las historias paralelas de dos hombres que durante su infancia conocieron a Michael Jackson.

Primero escuchamos a Wade Robson, un australiano que participó en un concurso de baile a los 7 años para conocer a Jackson. Luego a James Safechuck, un estadounidense que con 10 años participó en un anuncio de Pepsi con MJ en 1987. Ambos detallan los años de abuso emocional y sexual que vivieron en el rancho Neverland.


Reacciones por todo el mundo

Los detalles han provocado un efecto dominó con diferentes reacciones a nivel internacional. La más llamativa la de los representantes de Jackson, que han demandado a HBO por 100 millones de dólares.

En Canadá, tres importantes emisoras de radio de Montreal han dejado de reproducir su música. Otras emisoras de Nueva Zelanda, Australia y los Países Bajos han hecho lo mismo.

En televisión, el productor ejecutivo de '
The Simpsons', James L. Brooks, anunció su decisión de retirar el antiguo episodio ‘Stark raving dad’ en el que Jackson interpretaba la voz de un personaje. "Lo sentimos claramente como la única opción posible", explicó Brooks.

El editor de la sección de Música de Time Out London, Oliver Keen, sostiene que continuar reproduciendo la música de MJ equivale a ser permisivo con las acusaciones contra él. "Las víctimas de abuso infantil necesitan nuestra solidaridad", escribe Keen, quien argumenta que continuar transmitiendo su música hará que otros hombres con poder piensen que pueden cometer abusos sin consecuencias.

¿Reacción o censura?

Sin embargo, no todos toman la misma postura. La segunda emisora más grande de Estados Unidos, Cumulus Media, por ejemplo, declaró que no dejará de emitir la música de Jackson porque "nunca está a favor de la censura". Del mismo modo, la BBC ha anunciado que no censura a los artistas. Un representante de la compañía manifestó: "Consideramos cada pieza de música por sus méritos".

El dilema para los fans es que el Rey del pop creó algunos de los mejores discos en la historia de la música. ¿Qué hacer cuando nos enfrentamos a las obras artísticas de calidad de una persona que, por otro lado, cometió delitos muy graves?

Lo mismo ocurre con otros artistas como R. Kelly, el rapero americano conocido por su canción '
I Believe I Can Fly'. Tras la docuserie 'Surviving R. Kelly' (2019), donde varias mujeres detallan el acoso sexual que sufrieron por parte del artista desde los 90, el músico fue imputado con cargos de abuso sexual. Pero, a pesar de eso, Spotify confirmó que sus canciones han aumentado en reproducciones. 

También se siguen reproduciendo las canciones de David Bowie a pesar de que se hizo público que en los 70 tuvo relaciones sexuales en California con una chica de 15 años, que en una entrevista en 'Thrillist' aseguró que en ese momento era virgen, cuando la edad de consentimiento en ese estado son los 18. Se trató de un caso aislado, nada que ver con los mecanismos depredadores de Jackson y Kelly, pero también nos hace plantearnos cómo posicionarnos delante de nuestros músicos favoritos.

FOTO: Shutterstock

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Boicot sí o no?

El boicot es una entre tantas otras opciones. Se puede hacer mucho para dar apoyo a las víctimas y lograr algún tipo de cambio al respeto. Se puede apoyar la causa asistiendo a marchas y manifestaciones, por ejemplo. Otra forma de apoyar a las víctimas de abuso sexual de forma directa es colaborando con organizaciones benéficas contra el abuso sexual.

En Barcelona hay diversas organizaciones que trabajan para combatir el abuso sexual como Fundación Vicki Bernadet
 o El Mundo de los ASI que apoyan a los menores que han sufrido abuso sexual y trabajan por la prevención del abuso infantil. Otra organización es Aadas (Associació Assistència a Dones Agredides Sexualment) que ofrece asistencia a las víctimas de agresión sexual.

Sea boicoteando, manifestando o colaborando, cualquier acto de solidaridad es importante.

 

NO TE LO PIERDAS: Stranger Things 3: así será la nueva temporada de la serie

Share the story
Últimas noticias
    Advertising