Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Església de Penelles intervinguda per Berni Puig (2020)
Foto: Anna Benet

Tres obras de arte urbano en Catalunya que debes conocer

Las intervenciones murales de Lara Costafreda, Berni Puig y Roc Blackblock reivindican el territorio y la ruralidad

Por
Eugenia Sendra
Publicidad

Si buscáis nuevas hitos para descubrir el territorio, seguid las propuestas de arte urbano que se esparcen más allá de la ciudad; son la excusa para descubrir artistas, parajes y relatos que, en muchos casos, reclaman el protagonismo del entorno y la vida rural. Buscad dónde están Penelles, Ulldecona y Llardecans, y a disfrutar del muralismo.

Una iglesia colorista en la Noguera

Penelles es sinónimo de arte urbano desde hace cinco años: el pueblo de la Noguera acoge el festival Gargar, promovido por una pareja de diseñadores especialistas en museografía interactiva convencidos del revulsivo que supone introducir el arte en pueblos rurales y pequeños, y en el marco de su quinta edición han realizado una obra colegiada y ambiciosa. El artista Berni Puig, vinculado al centro cultural Konvent de Cal Rosal (Berguedà)ha pintado el interior de la iglesia de Penelles y el resultado es una obra abstracta y colorista inspirada en los paisajes de la comarca. "Había que rehabilitar las humedades de la iglesia, pero ya que teníamos presupuesto decidimos hacer un proyecto", explica Maria del Mar López Pinto, miembro de Binomic y promotora del festival. Puig ha trabajado a partir de las parcelaciones del territorio visto desde el aire, los colores de la tierra y la herencia de las iglesias románicas policromadas.  

Mural de Berni Puig a l'església de Penelles
Foto: Anna Benet

No es la única obra monumental ligada al festival Gargar, que también está detrás de la pintura de los silos de la fábrica de piensos de la Cooperativa de Ivars en Torregrossa, obra de Jofre Oliveras y Nilo Safont que retrata las fiestas de la siega de La Fuliola y la tradición agrícola de la zona. Tiene puntos en común con el proyecto Titanes, que ha convertido los silos de la provincia de Ciudad Real en lienzos para el arte urbano y la integración social, y es un ejemplo más de la presencia del muralismo en entornos rurales; uno de los referentes es Castrogonzalo, el pueblo zamorano donde desde 2013 han dejado rastro artistas como Parsec!.  

Los olivos, pasado y futuro en Ulldecona

En Ulldecona encontramos varios trabajos del artista Roc Blackblock, que convierte sus pintadas obras de memoria colectiva, recuerdos de fiestas populares y luchas sociales, las realizadas y las pendientes. En este caso se trata de un homenaje a la mujer campesina y a los olivos milenarios hecho en colaboración con la plataforma Salvem Lo Montsià, que ha luchado intensamente para lograr la protección del patrimonio natural de les Terres de Sènia. 

Mural 'Defensem la pagesia i les oliveres' de Roc Blackblock
Foto: Laia Beltran

Situada en el casco antiguo de la localidad, la realización de pintura ha coincidido con la crisis sanitaria y la aprobación de la ley en el Parlamento para proteger los olivos milenarios, y al mismo tiempo ha servido para "abrir la caja de los recuerdos" entre los vecinos, tal y como explica el artista. "Me gusta que el arte urbano sea un trabajo colectivo, que enriquezca a la comunidad, que la gente se sienta reflejada. Para que la gente sienta la obra suya, se trata de detectar las riquezas del entorno, naturales, sociales y culturales", apunta Roc Blackblock.   

La nueva piel de la escuela de Llardecans

Los alumnos de la escuela Arc d'Adá de Llardecans se encontrarán con una sorpresa cuando vuelvan a las aulas en septiembre: la ilustradora Lara Costafreda ha dado una nueva vida a los muros exteriores de las instalaciones pintándolos con elementos de la flora y la fauna propios de la zona. "Las pinturas murales tienen como objetivo visibilizar y celebrar los valores y el ADN propios de la escuela y del pueblo", explica Costafreda, que fue alumna del centro; el proyecto forma parte de un plan para combatir el éxodo rural (en Llardecans, en la provincia de Lérida, viven poco más de 500 habitantes).

Intervenció de Lara Costafreda a l'Escola Arc d'Ardà de Llardecans
Foto: Lara Costafreda

Para la ilustradora, la obra tiene un significado especial porque "después de muchos años fuera siento que es una manera de devolver al pueblo el aprendizaje hecho durante este tiempo y de agradecer que fueran el pilar y las raíces que me han guiado", e insiste que la disciplina del diseño puede estar "al servicio de la mejora de la vida de las personas y del planeta", tal y como ha demostrado recientemente en la intervención artística para la Unidad de radioterapia del Hospital Arnau de Vilanovade Lérida.

Otras paredes singulares

Acercaos a Ós de Balaguer para contemplar 'Pol·linitzant l'ametller', obra de Oriol Arumí, Swen y Erik Schmitz Coll, y a Cabrianes (Bages), donde luce un ejercicio de 'trompe l'oeil' del artista Txema Rico. En Torrefarrera encontraréis parte del mural que empezó la artista Cristina de Juan, 'Love is love'. El enjambre de mujeres que se acarician y besan no se ha podido completar por la negativa de los vecinos que alegan que contiene imágenes explícitas para el público infantil.    

NO TE LO PIERDAS: los 50 pueblos más bonitos de Catalunya 50

Las mejores ideas de ocio y cultura en la nueva Time Out Pocket interactiva

√öltimas noticias

    Publicidad