Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right ¡Cosas para hacer el 1 de enero en Barcelona!
Barceloneta
Shutterstock Barceloneta

¡Cosas para hacer el 1 de enero en Barcelona!

Tan importante es el final como el principio, por eso os proponemos una lista de planes para el primer día del año

Por Maria Junyent
Advertising

Aprovecha este Fin de Año tan extraño para disfrutar de una sensación nueva en un primero de enero: la vida sin resaca. Joan Vinyoli tiene un poema que se llama 'Primers de any', recogido en el libro 'Ara que és tard', donde escribe: "He pensat que faríem alguna cosa junts: inventarem un núvol de foc? Desviarem un riu? Abaixarem muntanyes? Aturarem el mar? Les mudes flors d’un altre jardí, potser, se’m tornaran paraules”. Paso a paso. Quizás antes de inventar nubes de fuego o desviar ríos podríamos cometer un acto de inferior heroicidad, y sin embargo temerario, como darnos un baño en la Barceloneta.

También te gustará: Cosas que hacer en Barcelona en enero

Bany a la platja
Bany a la platja
Foto: Shutterstock

1. El frío purifica

No hay nada más infalible contra el letargo que un buen baño de agua fría. Nada más simbólico para empezar el año que echar a correr hacia el mar como si se te fuera la vida. Esta vez, sin embargo, deberás hacerlo en solitario, ya que el Club Natació Atlètic Barceloneta ha cancelado su baño colectivo del primer día del año, una tradición con más de veinte años de historia. Si (eres humano y) no te animas con un baño de cuerpo entero, puedes remojarte un poquito los pies. No nos hagamos daño.

Ca la Nuri Platja
Ca la Nuri Platja
Ca la Nuri Platja

2. Alimento para el cuerpo

Tras una proeza como la de atreverse con las aguas gélidas de la Barceloneta, nada más merecido que una comida contundente y caliente. Y si no lo has hecho, también. Hoy, todo el mundo merece llenar las tripas de felicidad. La solemnidad del día pide un punto tradicional y con solera. Como el que ofrece el 7 portes (ptge. Isabel II, 14), uno de los restaurantes más antiguos (y espaciosos) de la ciudad. Otra opción magnífica es comer un arroz mirando al mar en La Barraca (Pg. Marítim de la Barceloneta, 1) o en la Base By Farré, junto a la Base Náutica Municipal. "Nadie puede pensar bien, amar bien ni dormir bien si no ha comido bien". Lo dice Virginia Woolf en el ensayo 'Una habitación propia'. Muy cierto.

Advertising
'Els ocells', de La Calòrica
'Els ocells', de La Calòrica
Foto: Anna Fabrega

3. Alimento para el alma

Con el hambre saciada, ya nos podemos dejar llevar por materias más elevadas. Un buen lugar para hacerlo es La Gleva, donde programan 'Plomes i reclams', escrita por Marc Rosich e interpretada por Elena Martinell y Gloria Garcés. También podremos despegar (intelectualmente) en la Beckett, donde La Calòrica presenta 'Els ocells', la comedia de Aristófanes aplicada 2.500 años después. Otro clásico recuperado es 'L'héroe', de Santiago Rusiñol, la historia de un antiguo combatiente de la guerra de Filipinas que regresa a su pueblo con todos los honores.

 Orquestra Simfònica del Vallès, Trencanous
 Orquestra Simfònica del Vallès, Trencanous
Orquestra Simfònica del Vallès

4. La banda sonora

Para muchos, el primer día del año es la Filarmónica de Viena tocando la 'Marcha Radetzky' mientras el público enloquece aplaudiendo. En el concierto de 2014, el director, Daniel Barenboim, dejó de capitanear la orquesta para dar la mano uno por uno a todos los intérpretes mientras tocaban, y al final se volvió hacia el público y los dirigió a ellos. Magnífico. No es exactamente lo mismo, pero nosotros también tenemos un concierto de Año Nuevo en el Palau de la Música (20.30 h), a cargo de la Orquesta Sinfònica del Vallès, con un repertorio que incluye 'La forza del destino' de Verdi, 'Danza eslava' de Dvorak, 'La bella Galatea' y 'Caballería ligera' de Von Suppé, así como los títulos más conocidos de la familia Strauss.

Advertising
La La Land
La La Land
© Photo: Courtesy of Lionsgate

5. Distracción mundana

El día 1 es un buen momento para hacer un repaso cinéfilo de lo mejor del año o para empezar a salivar con los grandes estrenos que vendrán. Pero aún es mejor si levantamos el culo del sofá y disfrutamos de una pantalla monumental y un sonido prístino. Cualquier sala de la ciudad funcionaría, pero para empezar el año a lo grande ve al Phenomena y deja caer la mandíbula ante una programación de traca: 'La la land' y 'El caballero oscuro', de Christopher Nolan.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising