Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Story, story, die, d'Alan Lucien Øyen
Festival GrecStory, story, die, d'Alan Lucien Øyen

Las obras recomendadas del Grec 2022

Los espectáculos de teatro y danza que no puedes dejar escapar de la gran cita con las artes escénicas de julio en Barcelona

Escrito por
Andreu Gomila
Publicidad

El Grec 2022 volverá a llenar el mes de julio Barcelona del mejor teatro y danza de aquí y de todas partes. En total, pasarán por la ciudad 86 espectáculos en 55 espacios. Y se ponen a disposición de los espectadores 164.000 entradas. Entre todos los espectáculos, hemos elegido 12, por muchas razones, pero sobre todo porque son excepcionales.

¡Ah, y por cierto! El festival premia a los más fieles y también al público joven: Este año ofrece descuentos del 30% y del 50% por la compra de tres o cinco espectáculos diferentes y una tarifa plana de 15 euros para cualquier espectáculo a los menores de 30 años.


NO TE LO PIERDAS: Las obras de teatro del mes

El director de escena más famoso de Europa, el alemán Thomas Ostermeier, lleva casi doce años sin pisar Barcelona. Durante la primera década del siglo XXI, nos maravilló con 'Hamlet', 'Otelo' y 'Shopping & Fucking', entre otros. Lo que viene al Grec no es lo nuevo, sino el más emblemático de esta última década, su versión de 'Un enemigo del pueblo' de Ibsen, que estrenó en el 2012 en su teatro, la Schaubühne berlinesa. Una pieza de finales del siglo XIX que es tan actual que da heredad, ya que veremos como un científico, el doctor Stockmann, lucha contra toda una comunidad al descubrir que el balneario que da de comer a todo el pueblo está contaminado.

Idiota, de Marlene Monteiro Freitas
Festival Grec

2. Idiota, de Marlene Monteiro Freitas

La coreógrafa de Cabo Verde es en estos momentos la figura más ascendente de la escena continental. En Barcelona hemos podido ver cómo crecía gracias al Mercat de les Flors y la desaparecida Sala Hiroshima, donde pudimos ver 'Bacants', '(M)IMOSA' y 'Guintche'. En el Grec viene una pieza que estrena en mayo en el Festwochen de Viena, 'Idiota', un solo inspirado en la obra plástica del pintor caverdiano Alex Silva y la figura mítica de Pandora. Todo dentro de un contexto expositivo, la caja de Pandora, donde Monteiro Freitas desplegará su trabajo pasional encarnada en un personaje, Idiota, que se cuela dentro de la caja para espiar la Esperanza y ésta, con la ayuda de 'Agitación, le lanzará contra las paredes y le retará a encontrar una salida entre ventanas convertidas en espejos y una puerta que contiene su autorretrato.

Publicidad

El Conde de Torrefiel se ha ganado un sitio en el 'star system' europeo gracias a unas obras únicas, reflexivas y originales. Llevan cuatro años investigando la exposición a la que nos sometemos y han creado un espectáculo que hará una gran gira europea nunca vista por una compañía local. Se estrena en mayo en el Festwochen de Viena y pasará, aparte del Grec, por el Kunstenfestivaldesarts de Bruselas y el Festival de Aviñón. Pablo Gisbert y Tanya Beyeler ponen en relación ficción y materialidad a través de un ejercicio poético y utilizando la imaginación como una alternativa radical a las ficciones y las imágenes. Con materia y con palabras, el grupo de intérpretes construye ante el público posibles paisajes situados entre lo concreto y lo fantástico para exponer, de una manera lírica, los efectos sobre el cuerpo del tiempo, espacio y de los relatos.

El director y dramaturgo iraní Amir Reza Koohestani viene por primera vez a Barcelona cuando ya se ha ganado la aclamación de los grandes teatros y festivales europeos. Y lo hace con un espectáculo que habla de uno de los grandes callejones sin salida de nuestro tiempo, la emigración, una experiencia vivida en carne propia cuando se quedó 'colgado' en Alemania cuando viajaba a Santiago de Chile después de que las autoridades lo retuvieran por llevar un visado presuntamente caducado. Koohestani estaba leyendo entonces la novela 'Trànsit' de Anna Seghers y vio que estaba viviendo el relato en tiempo real. Más tarde, decidió adaptar libremente la novela.

Publicidad

Otra compañía mítica que lleva años sin pisar la ciudad. La última vez que vimos a los estadounidenses The Wooster Group fue en el 2006, con 'Hamlet'. Y ahora vuelven con la reinterpretación en vivo de un álbum de folk grabado en 1965 en una cárcel de afroamericanos de Texas, cuando los centros penitenciarios de EE.UU. todavía estaban segregados. Durante el montaje, los intérpretes escuchan en directo, mediante unos auriculares inalámbricos, los temas de un disco de canciones espirituales grabado por los internos en prisión en 1965, que los propios actores van reproduciendo en escena, al igual que las reflexiones y comentarios que los propios internos registraron.

Un estreno mundial del coreógrafo y bailarín Israel Galván es algo que celebrar. Y más cuando nos trae el paisaje sonoro de su niñez, 'el baile de los Seises', una danza interpretada originalmente por seis niños (ahora son diez) vestidos con ropa tradicional del siglo XVI, que sólo actúan tres veces al año que en Barcelona irá a cargo de nada menos de la Escolania de Montserrat. Y si lo tenemos a él bailando solo esto sólo puede ser una fiesta. Oiremos flamenco clásico, las sonatas de clavicémbalo de Alessandro y Domenico Scarlatti, veremos los paisajes sevillanos de DiegoVelázquez.

Publicidad
Ofèlia (Panic Attack), d'Àlex Rigola
Festival Grec

7. Ofèlia (Panic Attack), d'Àlex Rigola

Àlex Rigola nos vuelve a encerrar en un espectáculo para veinte espectadores, pero de una forma muy diferente a cómo lo hizo en 'Who is me. Pasolini' o 'Vania'. Ya que ahora toma a uno de los personajes más atormentados de Shakespeare, Ofelia, para levantar una instalación poética con una sola actriz, Roser Vilajosana, que representa a la juventud actual. El espectáculo se estrenó en Temporada Alta y dejó maravillado al público que le vio. Rigola dice que ha querido montar un “poema”, que él mismo conecta, nada más empezar, con la poesía de Alejandra Pizarnik, negra, oscura, desesperada, y que pronto se convierte en un ensayo escénico sobre nuestra juventud. Con el telón bajado, en off, el propio Rigola habla con Agnès Marquès sobre el mundo que les estamos dejando a los jóvenes y, sobre todo, que no les estamos ofreciendo salidas. Cuando aparece delante de nosotros Ofelia, encerrada en un 600, bebiendo vino de la botella, en medio de la noche de un parque urbano, podemos intuir qué va a pasar, porque conocemos cuál fue el destino de la chica que se enamoró de Hamlet .

En Grec 2021 pudimos descubrir este magnífico autor y director francés, Mohamed El Khatib, gracias a 'Finir en beauté' y 'C'est la vie', donde nos hablaba de la memoria, de su familia marroquí y, en definitiva, de reescribir la propia identidad. Ahora podremos ver un espectáculo totalmente diferente, en el que los vigilantes de diferentes museos de Europa y EE.UU. nos explicarán qué piensan cuando ven los que miran, personas que conviven durante su jornada laboral con grandes obras maestras. Ocho hombres y mujeres vigilantes de museos eclipsan por un rato cuyas obras de arte cuidan y se convierten en protagonistas de una performance artística, íntima y cercana, que nos muestra las conexiones y los puntos comunes entre unos espacios de arte inmersos en contextos culturales distintos.

Publicidad

A raíz de la bárbara invasión rusa de Ucrania se vuelve a hablar mucho de lo que representó el Telón de Acero y la Europa comunista, pero hemos visto muy pocos espectáculos que hagan memoria. La creadora serbia Sanja Mitrović, nacida en la antigua Yugoslavia, encabeza una pieza de autoficción en la que ella misma, que ha podido trabajar en Europa occidental en la última década, y el actor serbio Vladimir Aleksić, que vive en Belgrado . Se preguntan qué queda, en tiempos de materialismo e individualismo, de los principios de solidaridad y justicia que regían el país en el que vivieron, que nunca fue ni totalitario ni monolítico. Dejan constancia de las mil voces que se hacían escuchar en ese antiguo régimen socialista.

El Grec también es territorio de descubrimiento y en esta edición nos visita por primera vez el coreógrafo noruego Alan Lucien Øyen que el pasado año, en Bergen, firmó una de las creaciones más estallantes de 2021, 'The American Moth', que contaba con la mítica Liv Ullman. Se ha hecho un nombre combinando pocos teatro y danza. 'Story, story, die' es una pieza para siete bailarines y bailarinas que se centra en la relación de interdependencia que se establece entre el amor y la mentira, y que cuenta con las historias reales de los intérpretes.

Publicidad

Este año está siendo el de la barcelonesa Cris Blanco. Llevó a La Villette parisina 'Bad translation', estrenada en el 2016 en el Mercat de les Flors, y ahora estrena un espectáculo que lleva dos años en la cabeza y que ha sido posible en las becas Barcelona Crea nacidas en el 2020, en plena pandemia , y que quiere ser una pieza escénica multidisciplinar de gran formato con escenografías recicladas de grandes producciones de grandes teatros. Será también un vodevil musical de ciencia ficción apocalíptico con viajes en el tiempo que cuestiona sus convenciones teatrales, y contará la historia de una marquesa del siglo XVI que se enamora de un técnico del teatro del 2022.

Llevar a escena 'El paraíso perdido' de John Milton parece una tarea imposible. Y si carece de un solo actor, aún más. Pero Ben Duke es un artista capaz de todo: él solito llevará a cabo lo que sólo saben hacer los grandísimos actores británicos de nuestro tiempo, representar a la totalidad. Como no podía ser de otra manera, Duke interpreta a Dios mismo, un ser supremo que crea todo un mundo por puro aburrimiento y acaba viendo cómo su obra se le escapa de las manos... El performer recrea, de una forma extremadamente libre, la obra de Milton mediante las palabras, la música y el movimiento. Escenas de la vida misma del intérprete se cuelan en la representación.

Recomendado

    Más de Verano

      También te gustará
        Publicidad