Dónde comer en Montjuïc

Restaurantes, bares, chiringuitos... Montjuïc tiene una oferta gastronómica que os hará bajar rodando a la civilización barcelonesa
Montjuïc
©Maria Dias
Por Laura Conde |
Advertising

Aunque en primavera el cuerpo nos pide pícnic y que Montjuïc tiene la virtud que en cualquier rincón queda perfectamente un mantel de cuadros rojos y blancos, si lo que queremos es ahorrarnos la logística, la montaña nos ofrece numerosas opciones.

Restaurantes, Italiana

Xemei

icon-location-pin El Poble-sec

Tenemos restaurantes convencionales, com el  Xemei, un italiano de referencia donde podremos degustar platos típicos venecianos y el que quizá es el mejor tiramisú de la ciudad, porque no es lo mismo decir “hoy hemos cenado en un italiano”, que “hoy hemos cenado en un veneciano”. Todavía hay categorías.

Restaurantes, Mediterránea

El Xalet de Montjuïc

icon-location-pin Sants - Montjuïc

Si queréis vistas, tendréis que subir a la avenida de Miramar, 31 y reservar mesa en el Xalet de Montjuïc, un sitio con un comedor acristalado que ofrece una panorámica única de Barcelona y, cuando hace buen tiempo, una terraza increíble si queréis cenar fuera o poner el punto final a la jornada con un gin-tonic. Cocina mediterránea creativa, glamour y sofisticación son las señas de identidad de este espacio.

Advertising
Restaurantes

La Foixarda

Este restaurante es la otra cara de la moneda, la informal brasería La Foixarda (Montanyans, 1), un lugar donde comer parrilladas de carne acompañadas de platos tradicionales. ¿Su plus? Está en el interior del club Hípica la Foixarda, de manera que, si vais con niños, tendrán sitio para jugar y podrán observar y tocar los caballos.

Hotel Miramar Barcelona GL
Booking.com
Hoteles, Hoteles boutique

Forestier

icon-location-pin Sants - Montjuïc

Otro restaurante que vale la pena tener en cuenta en Montjuïc es el Forestier (Pl. de Carlos Ibáñez, 3), en el Hotel Miramar, es decir, en el corazón de la montaña, muy cerca del castillo, un ejemplo de alta cocina tradicional catalana con pinceladas vanguardistas.

Advertising
Restaurantes

Martínez

Si visitáis Montjuïc buscando chiringuitos, espacios abiertos que permitan que el aire nos acaricie la cara, hay para todos los gustos. Como el más 'trendy' Martínez (Ctra. de  Miramar, 38), una arrocería ubicada cerca del Teleférico que nos bajará, si queremos, a la Barceloneta. El Martínez es el sitio que probablemente todo guiri se imagina cuando escucha la palabra Barcelona, un espacio informal y 'cool' donde se puede comer pescados y carnes de alta calidad hechos con carbón de quebracho, cocina marinera, vermuts a cualquier hora, ostras y unos arroces notables que, no lo negaremos, se alejan del precio estándar que muchos esperan de un chiringuito.

Música, Espacios de música

La Caseta del Migdia

icon-location-pin Sants - Montjuïc

Y más chiringuitos. Había una vez –y muchos todavía lo recordamos– un día en el que La Caseta del Migdia  todavía no era 'mainstream'. Éramos unos cuantos privilegiados los que subíamos a Montjuïc a cualquier hora a disfrutar de una espléndida vista fea y a la vez inquietantemente bonita del puerto industrial, y a sentarse en una de las sillas de plástico de este carismático espacio en plena naturaleza con una cerveza entre las manos. O cenar una parrillada de carne con chips (menú único) o, los miércoles de verano, disfrutar de un tándem a base de sardinas y rumba. Ahora que La Caseta del Migdia es ya de todos, los nostálgicos de aquella época en la que todavía era un secreto buscamos sitios alternativos que no hayan sido conquistados por los 'hipsters': el Chiringuito de Montjuïc, al pie del Teleférico, es un sitio precioso donde ver cómo cae la tarde, disfrutar de conciertos al aire libre en verano y contemplar cómo los más pequeños juegan en el parque de al lado.

Advertising
Bar Marcelino
©Maria Dias

Precios populares

Para precios populares, está el entrañable Bar Marcelino, un lugar anacrónico que vive de espaldas a las modas situado al pie de la parada del funicular, que ofrece una cocina básica en una de las terrazas más bonitas de Montjuïc. En la misma línea, encontramos el restaurante La Font del Gat (Pg. Santa Madrona, 28), en el interior de los jardines de Laribal, que solo abre hasta la tarde pero hace un sencillo menú de mediodía del cual se puede disfrutar en una terraza fantástica. El patio interior de la Fundació Miró (Parc de Montjuïc, s/n) también es un sitio perfecto para tomar un café a media tarde.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com