Mediamanga

Restaurantes, Cocina creativa L'Antiga Esquerra de l'Eixample
Mediamanga
1/4
Mediamanga
Mediamanga
2/4
Mediamanga
Mediamanga
3/4
Mediamanga
Mediamanga
4/4
Mediamanga
La humildad y el esfuerzo son dos valores que, por desgracia, cotizan tan a la baja que es refrescante darte de bruces con ellos. Y más cuando por el éxito podrían ser prepotencia y complacencia. Iván Castro, copropietario con su tío Manuel Arjó del Mont Bar -cocina estratosférica ubicada en un bar esquinero, toda una sensación 'gastro'-, tiene rodando un segundo local: el Mediamanga, un bar anexo al Mont -pero no conectado- y ganado al chaflán de la Pizza Nostra (las primeras pizzas al corte de la ciudad, vencidas por la decadencia). Castro es de familia de restauradores de Vielha, y afirma que "en Barcelona hay tanta oferta, y lo hace todo el mundo tan bien, que cuando voy por los sitios me quedo blanco". Los valores añadidos que propone son "currar como cabrones" -¡no cierran nunca! - y "tratar bien a la gente y procurar no desentonar mucho".

Y aunque Castro te venda el Mediamanga como un 'bar vulgaris' ( "cocina sencilla pero muy bien trabajada"), uno intuye que cuando la cosa se embale puede dar un salto hacia la creación como el Mont: "Que por cierto comenzó con aletas de pollo y bravas ", recuerda. A diferencia del Mont, una fábrica de redefinir platos, de momento el Mediamanga opta por el golpe de muñeca virtuoso a las recetas clásicas. "Para que puedas gastarte veinte euros o cuarenta, y de las dos maneras comas bien", dice.

Un gran acierto: el chef Javier Méndez, en lugar de ir a buscar la novedad en Asia y en Perú, baraja entre cocinas españolas y Francia, y mezcla registros cultos y populares para hacer cosas muy, muy sabrosas. Un ejemplo: un salmorejo bien espeso con boquerones fritos (7,90 €), que piden pan. O unas empanadillas (7,50 €) creadas a imagen y semejanza de las Findus de nuestra niñez -idéntica textura! - pero rellenas de pintada con salsa de calamar (como un asado de fiesta mayor empanado con sofrito de arroz negro de la Empordà, ¡Que cosa más buena!). Ni woks ni tártaros ni cebiches, sino un rock and roll personal pero con raíces bien definidas, ideal para mojar pan (del horno San Josep, excelente).

Se nota la mano de Méndez (ex jefe de cocina de Enoteca, gaditano) en un arroz como el meloso de alpargatas con San Pedro, que firmaría sin pensarlo el Paco Pérez. Y en la naturalidad y alegría con que hace mar y montañas espectaculares. Una barra obligatoria.

Por Ricard Martín

Publicado

Nombre del lugar Mediamanga
Contacto
Dirección Aribau, 13
Barcelona
08011
Horas de apertura Cada día de 13 a 16.30 y de 19 a 23.30 h
Transporte M: Universitat

You may be interested in:

LiveReviews|0
0 people listening