Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Farmers Veggies Butchers
Foto: @farmers.vegbutchersFarmers Veggies Butchers

Menús de Navidad veganos (y vegetarianos): 10 productos y platos deliciosos

¿Tenéis un invitado vegano y no sabéis qué preparar? Aquí tenéis ideas para las comidas de Navidad, San Esteban, Fin de Año y Reyes

Borja Duñó
Escrito por
Borja Duñó
Publicidad

No hace falta que seáis veganos o vegetarianos para que os interese este artículo. Si os toca organizar una comida de Navidad, San Esteban, Fin de Año o Reyes, es posible que alguno de los comensales sí lo sea y no querréis ventilarlo con una ensalada verde y un plato de pasta mientras los demás os ponéis las botas, ¿verdad? No les hagáis sentir como unos raritos; las razones por las que optan por una alimentación sin productos animales (si solo son vegetarianos) ni derivados (si además son veganos) suelen ser poderosas. Interesaos genuinamente por ello si queréis, pero evitad las bromitas fáciles y trilladas, ¡que estamos en el siglo XXI!

Quizás os preguntaréis, ¿qué puede comer un vegano o un vegetariano en Navidad? ¿Qué aperitivos, entrantes, principales y postres? Afortunadamente, cada vez hay más productos 'plant based' que harán que la nuera, el yerno, el sobrino, la nieta o la nueva pareja del tío divorciado disfruten en la mesa sin contribuir a ninguna forma de sufrimiento animal. Una comida vegana puede ser tan sabrosa, variada y festiva como cualquier otra y es por eso que os damos unas cuantas ideas que os lo pondrán más fácil. Todas son veganas, por lo que los servirán también para invitados vegetarianos.

NO TE LO PIERDAS: Los mejores restaurantes vegetarianos de Barcelona

10 ideas para una Navidad vegana

Patés veganos
Foto: @helloplant_foods

1. Patés veganos

Seguramente habréis pensado en poner algún tipo de canapés, tipo tostaditas con paté para los aperitivos. Ningún problema, porque los hay buenísimos hechos solo con ingredientes vegetales, como los de Es-imperfect, que están elaborados con verduras 'imperfectas' para luchar contra el desperdicio alimentario. Tienen de calabacín con dátiles, de alcachofas y de manzana y cebolla (¡este sabe a Navidad!). Algo más arriesgado –por el impresionante parecido con el foie gras de ganso o de pato–, ¡es el paté Fuah! de Hello Plant Foods, que ha tenido que multiplicar por seis la producción por la alta demanda en los supermercados Alcampo y las tiendas veganas donde lo venden.

Embutidos veganos
Foto: Eugènia Güell

2. Embutidos veganos

Quizás también sirváis embutidos como aperitivo. Por suerte, cada vez existen más (y mejores)elaborados a base de plantas. Podéis ir a echar un vistazo a Farmers Veggies Butchers (Or, 16, en Gràcia), la primera charcutería vegana de Barcelona. Encontraréis embutidos de todo tipo (sobrasada, morcillas, chorizos), hechos con ingredientes cien por cien naturales y huyendo, por tanto, de los procesados ​​que acostumbramos a encontrar en el supermercado, donde también se venden algunas opciones sabrosas, como la mortadela vegana Green & Great que vienen en Ametller Origen.

Publicidad
Salmón vegano
Foto: Current Foods

3. Salmón vegano

¿Sois de los que servís salmón ahumado con un poco de mantequilla y huevo hilado sobre una tostadita? Si usáis mantequilla vegana y el salmón de Current Foods que venden en La Sirena lo podréis preparar muy parecido para los que no comen pescado. Este sucedáneo cien por cien vegetal del salmón (también hay atún, ideal por si algún día queréis hacer sushi vegano) se vende en forma de barra congelada (también existe en versión salmón ahumado, pero no lo hemos probado). Antes de que se descongele del todo cortadlo bien fino (os será más fácil). Untad la tostadita con mantequilla vegana o aguacate, añadid un filete de salmón y sustituid el huevo hilado por un poco de eneldo. Os chuparéis los dedos.

Quesos veganos
Foto: vacka.es

4. Quesos veganos

Si también os gusta poner unos quesos como aperitivo, pensad en quien no toma lácteos: encontraréis quesos veganos en el Väcka y son buenísimos. Su artífice Max Boniface siempre dice que el queso no es un producto sino un proceso y que mediante una base de frutos secos puedes llegar a resultados muy similares a los que están elaborados con producto animal. Tienen tipo brie, mozzarella, cheddar, cremoso con albahaca… Si montáis una tabla variada con estos quesos, tenéis el triunfo asegurado.

Publicidad
Sopa de galets vegana
Foto: Shutterstock

5. Sopa de galets vegana

El plato más tradicional de Navidad es la sopa de galets y no hay que privar a los veganos y vegetarianos del placer de llevarse una cucharada de caldo caliente en la boca con el galet tamaño XXL. Halaborad un caldo de verduras, que pueden ser las mismas que ponen en la escudella tradicional (apio, nabo, puerro, chirivía, col, patata, zanahoria, garbanzos…). Además,  pueden servirse después como 'carn d'olla vegana', ¡con sal y pimienta y un chorro de aceite de oliva estarán riquísimas! Además de los galets, en la sopa se pueden añadir pelotas veganas, como las que venden en el Farmers Veggies Butchers o las del Flax & Kale, que se pueden encontrar en el Bonpreu.

Ensalada refrescante
Foto: Shutterstock

6. Ensalada refrescante

Normalmente, en una comida de Navidad se sirve alguna ensalada para “desengrasar”. Suelen llevar escarola y muchas veces se le añade apio, que resulta refrescante. No seáis rancios y aprovechad la ensalada para luciros un poco más. Añadiendo un puñado de nueces, un poco de granada y otros frutos rojos, o unas cortes de manzana, conseguiréis un plato más vistoso, sabroso y nutritivo que las personas que no comen carne (y todo el mundo, en realidad) sabrán apreciar.

Publicidad
El relleno al horno
Foto: Shutterstock

7. El relleno al horno

Es obvio que no vamos a sustituir el capón por un pollo de engorde vegano (y no hace falta que nos liemos con sucedáneos como Heura o similares), pero sí podemos ofrecer a las personas que no coman animales un plato con los ingredientes vegetales que suele llevar el relleno. Podéis poner una bandeja al horno con manzana, piñones, ciruelas, orejones, patata, ajos, cebolla, zanahoria y un ramo de hierbas aromáticas. Regadlo todo con un poco de caldo de verduras, coñac y jerez, y añadiendo sal y pimienta negra, tendréis un segundo riquísimo.

Canelones de espinacas
Foto: Shutterstock

8. Canelones de espinacas

El plato típico de San Esteban son los canelones, que se preparan con la 'carn d'olla' sobrante del día anterior. No hay nada más fácil de sustituir, ya que por eso se inventaron los canelones de espinacas, que si llevan pasas y piñones son aún más ricos. Los podéis hacer en casa –¡mucho mejor!– o comprarlos hechos, si consideráis que ya tenéis suficiente trabajo. Recordad, sin embargo, que la bechamel debe ser vegana –se prepara con leche vegetal y también será apta para intolerantes a la lactosa–. Un poco más difícil de conseguir es el gratinado, pero hay quesos rallados veganos que pueden servir, e incluso podéis echar algunos copos de levadura de cerveza, que tiene un sabor similar y además lleva mucha proteína. No olvidéis que una comida vegana también debe ser nutritivamente equilibrada!

Publicidad
Postres veganos
Foto: Bungnits

9. Postres veganos

Es fácil encontrar turrones y 'neules' (barquillos') veganos, por no hablar de la piña, fruta que se sirve típicamente para desengrasar. Además, para el día de Reyes también se puede conseguir un roscón veggie en Bungnuts (Santa Eugenia, 16), que se puede comprar con tres tipos de relleno: nata, fruta confitada y almendra; cabello de ángel, fruta confitada y almendra; y trufa, crema de chocolate y avellana y almendra. Como manda la tradición, todos llevan corona, haba y figurita. Cuestan 29 euros y se pueden pedir en su web a partir del 23 de diciembre y hasta el 6 de enero.

Vinos y cavas veganos
Foto: Shutterstock

10. Vinos y cavas veganos

¿Pero cómo? ¿El vino no es vegano? ¡Si está hecho de uva! Pues no todo. En el proceso de clarificación, algunos productores utilizan productos de origen animal como gelatina, albúmina, caseína, huevo o cola de pescado. En la elaboración de los vinos y cavas veganos no interviene ningún producto animal y pueden reconocerse fácilmente si llevan la etiqueta de la Vegan Society o de la Unión Vegetariana Europea (Certificación V-Label). Además, cada vez es más fácil encontrarlos en tiendas y supermercados. Sin embargo, no sufráis por eso, no todos los veganos son tan quisquillosos y si lo son, muy probablemente traerán su vino y cava para compartirlo con todo el mundo.

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad