Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Al contrari!

  • Teatro
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
'Al contrari!', de Lluïsa Cunillé
Foto: Sala Atrium'Al contrari!', de Lluïsa Cunillé
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

La Sala Atrium reabre puertas con un texto político de Lluïsa Cunillé brillantemente interpretado por Berta Giraut y Antonia Jaume

Las obras a dos de Lluïsa Cunillé son a menudo excepcionales, desde aquel memorable 'Après moi, le déluge' hasta 'Al contrari!', la pieza con la que la Sala Atrium ha vuelto a la ciudad. Es como si en el dúo, en la conversación de dos personajes, estuviera la esencia del teatro, uno que habla, otro que escucha y viceversa, como si a partir de ahí pudiera levantarse un mundo donde todo fuera posible. Aquí hay más de dos personajes, pero el director Albert Arribas tiene suficiente con dos actrices para llevar a escena el drama de un teatro cuya directora (Antònia Jaume) pasa las noches en su despacho pensando qué puede hacer, sin presupuesto, sin nadie. Siempre cara a cara con otro.

Berta Giraut se encarga de dar vida al resto de personajes que entrarán en contacto con la directora: un escenógrafo, su novia y la alcaldesa, hermana de la directora. Cada uno de ellos con un habla diferente: uno es valenciano, el otro es de origen alemán y la mujer que manda en la ciudad es mallorquina. Todos intentarán hacerle llegar ideas sobre lo que puede hacer con el teatro, con una premisa común: que abandone. La directora, sin embargo, no desfallece y pretende abrir la próxima temporada con algo que no se ha hecho en ninguna parte, ni en Buenos Aires: tres obras de Ibsen representadas a la vez con la misma actriz y la misma escenografía. A la gente, sin embargo, le da igual.

Giraut y Jaume saben cómo hacer frente al regalo envenenado de Cunillé

Reabrir después de muchos meses en obras con 'Al contrari!' es toda una declaración de intenciones. Porque el teatro municipal donde ocurre buena parte de la función tampoco le importa a nadie. Tanto si no hacen nada, como si se quema. Tanto si se representan obras como si lo dirige la hermana de la alcaldesa. No estorba.

Giraut y Jaume saben cómo hacer frente al regalo envenenado de Cunillé. No es fácil llevar a escena a la autora barcelonesa, como tampoco es sencillo montar Beckett. O Ionesco. Hay que medir muy bien el tempo de la función, hacer una apuesta y lanzarse de cabeza. Arribas saca provecho del espacio mínimo y lleva a las dos actrices hacia la farsa, de forma más acertada que en 'El jardí' (Sala Beckett, 2021), por ejemplo. Quizás porque 'Al contrari!' es un texto más terrenal que esa historia de dos trabajadoras municipales. Tiene alma bernhardiana, de crítica social y política desde el teatro, pero es Cunillé al cien por cien. Hay que verla.

No te pierdas la lista de las obras recomendadas que hay en la cartelera ahora mismo y recuerda que el 16 de marzo es un día muy importante para los teatros catalanes: ¡Vamos a llenar todas las localidades bajo el lema Cap Butaca Buida!

Escrito por
Andreu Gomila

Detalles

Dirección
Precio
22 €
Publicidad
También te gustará
También te gustará