Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 7 bosques de Catalunya para visitar en otoño
Tardor a Catalunya, First sunbeams in the forest of La Fageda d'en Jorda in Garrotxa, Girona, Catalonia.
Inmedia / Agència Catalana de Turisme Fageda d'en Jordà

7 bosques de Catalunya para visitar en otoño

Solos o acompañados de familia o amigos ... El otoño es el mejor momento para darse baños de bosque y disfrutar de los colores de la naturaleza

Time Out en colaboración con la Generalitat de Catalunya
Advertising

Pasear por los bosques es toda una experiencia en otoño, cuando caen las hojas y las tonalidades de ocres, rojos y marrones que encontramos en todas partes se convierten en un lujo para los sentidos. Atravesar ríos y bosques, recoger castañas, disfrutar de la flora y la fauna y aprovechar la jornada para conocer la gastronomía local es una aventura incluso para el visitante más urbanita. En Catalunya encontramos castaños cautivadores y hayedos mágicos, con rincones de cuento que os queremos descubrir.

Castaños cautivadores

La Baga d'en cuc, 7 boscos de Catalunya, tardor 2020
La Baga d'en cuc, 7 boscos de Catalunya, tardor 2020
Shutterstock

1. La Baga d’en Cuc, oda a la castaña

Niños y adultos disfrutarán entrando (literalmente) en el interior del tronco del castaño más antiguo de Catalunya, un árbol monumental con un perímetro de más de 12 metros, donde dicen que hace mucho tiempo vivió un carbonero. Situado en el corazón del Montseny, en el municipio de Cànoves (Barcelona), llegar a la Baga d’en Cuc es una aventura, después de una agradable ruta, sencilla y accesible para niños de más de 6 años, desde el aparcamiento del embalse de Vallforners. Tras la excursión, podéis visitar algún restaurante de cocina tradicional de localidades cercanas como Montseny o Cànoves, y disfrutar de una merienda a base de la típica 'coca de vidre' o de unas castañas con un vaso de ratafía. Los amantes de los platos de cuchara debéis probar las judías 'del ganxet' o los típicos garbanzos del Montseny, perfectos para calentar el cuerpo después de una jornada entre castaños.

Bosc de Merli Viladrau, 7 boscos de Catalunya, tardor 2020
Bosc de Merli Viladrau, 7 boscos de Catalunya, tardor 2020
Shutterstock

2. Bosque de Merlí, pura magia

Hay que desplazarse hasta Viladrau (Osona) para acceder a unos de los bosques de castaños más espectaculares de Catalunya. Para llegar tendremos que adentrarnos en las profundidades de este lugar mágico, atravesar prados y montañas, esquivar ramas y detenernos durante unos segundos a disfrutar del canto de los pájaros. Es una ruta fácil, perfecta para hacer en familia durante la mañana y aprovechar el resto del día para disfrutar de la gastronomía típica de la zona de Osona, como los pies de cerdo con judías. El 24 y 25 de octubre se celebra la Feria de la Castaña de Viladrau, con actividades relacionadas con este producto.

Advertising
Santa Coloma de Farners, Parc de Sant Salvador, Tardor a Catalunya
Santa Coloma de Farners, Parc de Sant Salvador, Tardor a Catalunya
Santa Coloma de Farners

3. Bosque de Castanyet, de leyenda

En Santa Coloma de Farners (la Selva) hay un lugar único que parece salido de un libro de leyendas. El otoño es el momento ideal para visitar el bosque de Castanyet y seguir la ruta de castaños milenarios, continuar el día visitando el Parc de San Salvador y poner fin a la jornada con un paseo por el antiguo núcleo de Castanyet, donde aún hay una iglesia románica. Podéis acompañar las castañas con las típicas avellanas de Brunyola, con unos lácteos del Pla de la Selva o con alguna receta a base de cerdo, carne típica de la zona.

Tardor a Catalunya
Tardor a Catalunya
Shutterstock

4. Castaños de Prades, paso a paso

En un paraje natural repleto de pozas, barrancos y árboles, con vistas increíbles y una naturaleza abrupta y carismática, encontramos los castaños de Prades (Conca de Barberà), más espléndidos que nunca en otoño. La mejor manera de descubrirlos es hacer una excursión de unos ocho kilómetros que sale de Vilanova de Prades hacia Vallclara, atravesando el barranco de Viern, aunque hay varios itinerarios de diferentes niveles. Si sois fans de las patatas, disfrutad de cualquier receta con patatas IGP de Prades (por ejemplo, los buñuelos). Brindad con un buen Trepat -variedad de vino autóctona de la Conca de Barberà- y ya habréis hecho el día.

Hayedos mágicos

La Fageda d'en Jordà, Tardor a Catalunya
La Fageda d'en Jordà, Tardor a Catalunya
Shutterstock

5. Fageda d'en Jordà

El despliegue de tonalidades de este espacio soñado, situado cerca de la zona volcánica de la Garrotxa, nos recuerda en todo momento un cuadro de Pollock. Marrones, grises, verdes y ocres se reparten magistralmente por uno de los entornos naturales más encantadores de Cataluña. El poeta Joan Maragall explicó mejor que nadie la manera única en que seduce al caminante la Fageda d'en Jordà: "le da un dulce olvido de todo el mundo en el silencio de aquel lugar profundo".

Faig Vell, Parc Natural dels Ports i la Reserva Natural Parcial de les Fagedes dels Ports
Faig Vell, Parc Natural dels Ports i la Reserva Natural Parcial de les Fagedes dels Ports
Agència Catalana de Turisme

6. Los hayedos dels Ports

En el corazón de las Tierras del Ebro, en la comarca del Montsià, nos esperan el Paque Natural dels Ports y la Reserva Natural Parcial de los hayedos dels Ports para recordarnos que somos muy pequeños y que el otoño es una estación de lo más excepcional. Pozas, cuevas, vegetación y caminos se encuentran en un espacio con numerosas rutas de senderismo que se pueden hacer a pie o en bicicleta. Atención, porque quizás os cruzáis con una cabra hispánica, ya que la zona es la reserva de este animal, el más importante del Estado.

Advertising
Tardor a Catalunya
Tardor a Catalunya
Shutterstock

7. Hayedo de Santa Fe del Montseny

La carretera que nos acerca al hayedo de Santa Fe del Montseny, en el Parque Natural del Montseny, ya es por sí misma un espectáculo cromático en otoño. Una vez llegamos allí y nos reciben las hojas en el suelo y las imponentes hayas que parece que lleguen al cielo, sabemos que nos encontramos en el lugar ideal para disfrutar de un paseo a menos de una hora de Barcelona. Hay muchas rutas de diferentes niveles y sus paisajes de cuento, pantano incluido, son ideales para conseguir la instantánea perfecta de una mañana soleada de otoño en el corazón del Montseny.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising