Escapada a Osona: por los variados entornos naturales de la comarca

Intensas 48 horas entre el Montseny, el Collsacabra y el Parque del Castillo de Montesquiu

Otoño, tiempo de castañas. Es por ello que en esta escapada, pensada para hacerla en las estaciones frías del año, os invitamos a conocer la castaña que dan los castaños del Montseny, una producción recuperada hace pocos años. Y como el otoño tiñe los bosques de multitud de colores, os hemos preparado una salida eminentemente adentrada en la Naturaleza. ¡Esperamos que la disfrutéis tanto como nosotros!

Tarde día 1: la Castaña de Viladrau

Tarde día 1: la Castaña de Viladrau

¿Qué mejor que visitar en pleno otoño un centro dedicado al mundo de la castaña? La empresa Castanya de Viladrau, situada en el Parque Natural del Montseny, nació con el objetivo de recuperar los castaños de la zona y ofrecer un producto arraigado en la tierra desde hace siglos. Se puede entrar en sus instalaciones, donde veréis la selección que se hace del fruto y también cómo se elaboran algunos alimentos, como la harina de castaña, la miel de castaño, el pan de castaña, ¡e incluso la cerveza de castaña!

Además, la misma empresa os puede guiar por algunos de los caminos de los entornos. Si aún no lo conocéis, os recomendamos enérgicamente que hagáis el itinerario que os lleva al Castaño de las Nueve Ramas, un árbol que es toda una institución en el lugar, y que para llegar a él pasaréis por parajes muy bonitos y por alguna masía de grandes dimensiones y con mucha historia detrás.

Día 2: Sant Pere de Casserres y el Collsacabra

Día 2: Sant Pere de Casserres y el Collsacabra

Construcción que debe constar en todos los libros de arquitectura en el capítulo dedicado al románico catalán, el monasterio de Sant Pere de Casserres es también impresionante por el lugar donde se ubica, en el balcón de un meandro del Ter. Así que esta primea mañana en Osona nos acercamos allí. Tanto por fuera como por dentro se trata de un monasterio humilde, pero lleno de detalles encantadores, como el pequeño claustro, el locutorio que más adelante se convirtió en la bodega, o las tumbas antropomorfas, que hacen evidente que el edificio se levantó sobre una necrópolis, y que desde hace siglos este mirador privilegiado está visitado por nuestra especie. Mobiliario y enseres antiguos repartidos por las diferentes estancias hacen aún más comprensible el lugar y más atractiva la visita.

Después de comer os proponemos que disfrutéis al máximo de las múltiples actividades que se pueden hacer en el Valle de Sau y el Collsacabra. Un paisaje formado por arroyos, riscos, cuevas, saltos de agua, o el pantano de Sau, permite poner en práctica desde la habilidad en la escalada hasta la destreza montando a caballo, o el atrevimiento de volar con un ultraligero o bien practicar el piragüismo o el esquí náutico. Muchas empresas organizadoras de actividades tienen local entre estas más de 8.000 hectáreas de naturaleza y os dotarán de todo el equipamiento necesario para pasarlo en grande con la máxima seguridad.

Advertising
Día 3: el Bisaura

Día 3: el Bisaura

El último día iremos al norte de Osona, tocando a la comarca del Ripollès. Allí, las poblaciones de Montesquiu, Sant Quirze de Besora, Santa Maria de Besora, Sora y Vidrá conforman el espacio denominado el Bisaura, de una gran belleza paisajística, con bosques cubiertos de pinos, hayas y robles. Os proponemos conocer estas poblaciones poco a poco, sin prisas, pueblos de los que se tienen referencia desde hace más de mil años.

Ahora bien, si hay una construcción emblemática de toda esta zona, y que tenéis que ver, esta es sin duda el castillo de Montesquiu, alzado en 1285, y situado en lo alto del Parque que lleva el mismo nombre. Desde el siglo XIII, ya os lo podéis imaginar, el castillo ha sufrido muchos cambios y ha pasado por momentos esplendorosos y otros más dolorosos, pero la visita hoy es del todo aconsejable. En la planta baja un audiovisual protagonizado por los cuatro fantasmas de los personajes más relevantes que han habitado el castillo os explicarán su historia. A continuación se ven las dependencias, mientras que el piso superior lo ocupa el Centro de Recursos de la Diputación de Barcelona. Saliendo del castillo –o antes de entrar en él, como os plazca– podéis realizar el agradable itinerario de la umbría del castillo, una ruta bien señalizada de unos dos kilómetros y medio y que os dejará un magnífico sabor de boca antes de terminar la estancia en Osona.

El Mirador Parador Vic-Sau

Los paradores suelen ser sinónimo de alojamientos de calidad y de comer de nivel. El de Vic-Sau no es la excepción, y además se encuentra en un mirador privilegiado, con el famoso embalse en los pies y con las Guilleries al fondo. Si no pasáis la noche aquí, id al menos a comer en el restaurante El Mirador, para conocer este lugar, maravillarse con las vistas, y disfrutar de la buena cocina, sea carne o sea pescado.

Leer más

Ca l'U

Un restaurante con encanto, dicen que de los más antiguos de la ciudad de Vic, ubicado en una casa señorial del siglo XVIII con frescos en las paredes. El entorno, pues, acompaña. ¿Y la comida? Encontraréis cocina tradicional actualizada. El menú es muy completo y tiene un montón de platos para elegir, desde arroz de cepas hasta meloso de ternera con brie, setas y salsa Oporto, o un bacalao con verduras y salsa de puerros. Si os decantáis por la carta y no os viene de un euro, podéis solicitar unas gambas de Palamós o un rape y marisco en el suquet de romesco.

Leer más
Advertising

Ca l'Ignasi

La cocina de siempre puesta al día. Así les gusta definirse a Ca l'Ignasi, este restaurante de Cantonigròs con una quincena de años de trayectoria detrás, y que tiene en los productos de proximidad y de temporada, así como en su horno de leña, sus signos de identidad y de prestigio. Cocina osonenca y catalana al 100%, con arroces, cochinillo, corderos, pollos, tortillas, y mucho más para disfrutar de una buena experiencia en este rincón del Collsacabra.

Leer más

Estrella

Hostal en el centro de Rupit que, además de disponer de una veintena de habitaciones, tiene un excelente restaurante de cocina catalana, con las carnes a la brasa y las estofadas como platos estrella, pero con una carta que va mucho más allá y que, por ejemplo, también incluye (e indica) un buen número de propuestas para vegetarianos, como un arroz cremoso de Pals con boletus y queso curado de oveja para chuparse los dedos. Ahora bien, si vais con hambre, atreveros con su menú gastronómico.

Leer más
Advertising

Serrasolsas

Para los que queráis comidas tradicionales, de toda la vida, sin complicaciones, pero buenísimas como las de la abuela o las de mamá, acercaos a Vidrà e id al restaurante del Hostal Serrasolsas. Las carnes a la brasa y los guisos están al frente de las especialidades, pero también podéis pedir sin miedo a errar el conejo y las patatas rellenas.  

Leer más

La Caseta del Coll de l'Arç

Antigua granja levantada en el siglo XVIII, hoy la Caseta está destinada a alojamiento rural y dispone de dos espacios independientes, uno con capacidad para 14 personas y el otro para 4. La casa está rodeada por 200 metros cuadrados de césped, con piscina, columpios, mesas y sillas, y más allá bosque y campos de cultivos. También hay una sala de juegos y un porche para que los hombres demuestren su destreza preparando carnes a la brasa.

Leer más

Mas Sabaters

Si sois de los que os gusta andar, montar a caballo, en bicicleta, o los deportes náuticos, alojados en el Mas Sabaters tendréis un montón de posibilidades muy cerca. Las actividades náuticas, claro, no en el mar, sino en el embalse de Sau, al lado de esta masía con capacidad para una decena de personas (cuatro habitaciones). La frondosidad boscosa del Collsacabra es la imagen del entorno, una imagen ideal para desconectar del estrés y pasar unos días en contacto con la naturaleza de Osona.

Leer más
Advertising

El Teixell

Una buena elección si lo que deseáis es estar rodeados de naturaleza y, desde la misma casa y sin tener que coger el coche, hacer excursiones a pie o en bicicleta. El Teixell se encuentra a cinco kilómetros del centro de Olost, y tiene, entre otros servicios, piscina, jardín, chimenea, salas de estar, porche... Su capacidad es de diez personas, con cuatro habitaciones, dos de dobles y dos de triples.  

Leer más

Cal Masover del Codinach

Una antigua granja rehabilitada con todas las comodidades actuales puede ser vuestra casa durante unos días, y disfrutar plenamente de la vida en el campo, de la mano de Quim y Montse, propietarios de la finca El Codinach. Más allá de que podréis visitar y cuidar de los animales de granja –ya podéis imaginaros que es una magnífica elección si viajáis con criaturas–, informaros que Cal Masover tiene dos habitaciones dobles y dos triples, admite animales domésticos, y, entre otras servicios, dispone de chimenea, un parque infantil o una mesa de ping-pong.

Leer más
Advertising

Mas Vinyoles

Masía de gran interés histórico y arquitectónico, catalogada como bien cultural de interés nacional y en un entorno envidiable, Mas Vinyoles es hoy un alojamiento rural con cinco habitaciones con baño, y que dispone, entre otros servicios, de piscina, barbacoa, salas de estar... Su ubicación la convierte en un punto de partida excelente de diferentes excursiones a pie, así como, por el hecho de estar a un paso de la carretera C-17, en un lugar privilegiado desde el que partir para descubrir la comarca.

Leer más

Museu Episcopal de Vic

Declarado museo de interés nacional por parte de la Generalidad de Catalunya, sobre todo por la magnífica colección de arte medieval que contiene, pero también por las mismas instalaciones museísticas, situadas junto a la Catedral de Vic. Se exhiben unas 29.000 piezas de pintura y escultura del románico y el gótico catalán, así como de las artes industriales y decorativas y una magnífica colección de tejido e indumentaria litúrgica. Entre sus obras maestras, la ‘Majestat de Santa Maria de Lluçà’, el ‘Baldaquí de Ribes’ y el ‘Davallament d’Erill la Vall’, todos ellos del siglo XII.

Leer más

L'Atlàntida, Centre d'Arts Escèniques d'Osona

Un equipamiento inaugurado hace pocos años y con todos los pormenores para llevar todas las artes escénicas, ya sean en forma de concierto musical, de teatro, de danza... Hay lugar para el pequeño formato y para los grandes espectáculos, y para que llegue lo mejor que se estrena en Barcelona, sin olvidar tampoco iniciativas y nuevas propuestas que surgen en Vic y alrededores. Su programación es de lo más variada y el calendario apretado. La fundación que rige la Atlántida quiere situar Vic y Osona como referentes culturales en Europa.

Leer más
Advertising

Museu Industrial del Ter

El principal objetivo del museo es dar a conocer el proceso de industrialización que tuvo lugar en este tramo y los próximos del río Ter. La sede no puede estar más bien escogida, la antigua fábrica de Can Sanglas, junto al río. Las colecciones son diversas, ya que también hay espacio, en sus 1.500 metros cuadrados, para tratar el río como valor natural. El Museu del Ter acoge asimismo el Centre d’Estudis dels Rius Mediterranis(CERM), dedicado a la educación y la sensibilización ambiental, la custodia fluvial y la investigación de ríos mediterráneos.

Leer más

Santa Maria de Lluçà

Si os gusta el románico, os gustará visitar Santa Maria de Lluçà. Del topónimo del monasterio surgió el nombre de la subcomarca del Lluçanès. Y es que su iglesia ya fue consagrada en el año 905, si bien el momento de máximo esplendor del centro llegó en el siglo XIII. Hoy todo el conjunto guarda elementos de interés, y especialmente el claustro, que data del siglo XII y contiene una gran variedad de elementos decorativos, con unos capiteles que son una joya. La valiosa herramienta de la puerta principal, las decoraciones murales y el pequeño museo con piezas de orfebrería y objetos litúrgicos también son muy destacables.

Leer más
Advertising

Sant Pere de Casserres

Importante ejemplo del románico catalán, una visita a Sant Pere de Casserres es también magnífica por el lugar en el que se ubica,sobre un meandro del Ter. Ya en su interior se observa un monasterio humilde, pero lleno de detalles encantadores, como el pequeño claustro, el locutorio que más adelante(como queda claro) se convirtió en bodega, y las tumbas antropomorfas, que hacen evidente que el edificio se alza sobre una necrópolis. Para hacer la visita más atractiva, las salas están ambientadas con mobiliario y enseres antiguos.

Leer más

Teatre Cirvianum

Rehabilitado a fondo a principios de los años 90 del siglo pasado, el Teatre Cirvianum de Torelló ofrece hoy una completa programación estable de teatro, música y danza tanto profesional como amateur. El Patronato que lo gestiona apuesta también por los cursos y talleres en los anexos del teatro, y ha impulsado proyectos como el FESTUS, festival joven de artes en la calle, que tiene lugar en verano y del que se cuentan ya trece ediciones. El festival apuesta por proyectos que proponen una relación especial, diferente e íntima con el público.

Leer más
Advertising

Castell de Montesquiu i Centre de Recursos

El castillo de Montesquiu ha sufrido muchos cambios exteriores, interiores y de usos desde que se alzó hacia el año 1285.Pero su visita hoy es absolutamente recomendable. En la planta baja, un audiovisual protagonizado por cuatro fantasmas de los personajes más relevantes que han habitado el castillo explican su historia. A continuación se visitan las interesantes dependencias. El piso superior lo ocupa actualmente el Centro de Recursos de la Diputació de Barcelona, y se desarrollan convenciones, conferencias y cursos. Si tenéis tiempo, dad una vuelta por el parque del castillo.

Leer más

Casa Museu Verdaguer

Jacint Verdaguer, figura capital de la Renaixença catalana, nació en Folgueroles en 1845. La Casa Museo que podemos visitar es en la que el autor de 'L’Atlàntida' vivió los primeros años de su vida, la casa familiar. Es interesante conocer las diversas estancias, ya que se trata de una típica casa de pueblo de Osona del siglo XVII, pero también hojear la mucha información que se expone sobre mosén Cinto. Todo Folgueroles es, de hecho, un museo al aire libre sobre el escritor, y por lo tanto es muy recomandable recorrer la población antes o después de entrar en la Casa Museo.

Leer más
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments