Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Escapada al Maresme: Arenys de Mar y Mataró, a fondo

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Casa Coll i Regàs Mataró
Casa Coll i Regàs Mataró

Escapada al Maresme: Arenys de Mar y Mataró, a fondo

Viajamos a la capital de la comarca y una villa con un rico legado indiano

Por Xavier Amat
Advertising

En esta salida al Maresme nos hemos propuesto conocer sólo dos de los municipios con más empuje y actividad de la comarca. Uno es su capital, Mataró, la 8ª ciudad más habitada de Cataluña y con un montón de atractivos tanto artísticos como comerciales. El otro es Arenys de Mar, población marcada por el paso de la riera por el medio, pero también por la huella que dejaron los indianos, por su puerto pesquero, o los versos que le dedicó Salvador Espriu.

Arenys de Mar
Arenys de Mar

Día 1: la ruta de los indianos

Empezamos en Arenys de Mar. De la ciudad partieron un buen número de indianos, ya sabéis, aquellas personas que en los siglos XVIII y XIX cruzaron el Atlántico en busca de un futuro mejor. Muchos consiguieron incluso 'forrarse', y a la vuelta a tierras catalanas construyeron grandes mansiones, algunas de las cuales hoy todavía son habitadas y otras forman parte del patrimonio municipal.

El recorrido propuesto se inicia en la parte alta de la famosa riera de Arenys, y tenemos que ir hacia un lado y hacia el otro del paseo principal de la población para ir encontrando las diversas construcciones. Quizás el indiano más famoso de Arenys fue Josep Xifré –el de los porches barceloneses–, que en su villa natal legó un hospital para pobres, edificio de grandes dimensiones y donde tiene el mausoleo. También hay que conocer el Asilo Torrent, el palacete El Paraíso, o can Còrdova, entre otros. Imprescindible es la visita al cementerio de Sinera, arriba del Turó de la Pietat, precioso en su conjunto y que quedó inmortalizado en los versos de Salvador Espriu. Muchos de los panteones más majestuosos del cementerio guardan el reposo eterno de indianos de Arenys.

Port d'Arenys de Mar
Port d'Arenys de Mar

Día 2: jornada en el puerto

En la comarca del Maresme hay prácticamente un puerto cada cinco kilómetros. Pero el de Arenys es probablemente el más emblemático, aquel que todavía conserva una parte importante dedicada a la pesca –los otros son básicamente deportivos–, y donde se pueden ver, reposando en los muelles, las redes de los pescadores, y cada tarde en la Lonja, la subasta de pescado. No obstante, el puerto también está abierto a las actividades de ocio relacionadas con el mar. Si a todo esto le sumamos que cuenta con un número nada despreciable de restaurantes –como podéis imaginar con el pescado fresco y el marisco como especialidades–, ya tenemos todos los ingredientes para pasar un día entero en este lugar. Pasead tranquilamente cerca de las barcas para observarlas, visitad la Lonja, el Monte Calvario –magnífico mirador sobre el mar– y los viveros de marisco, esperad la llegada de los pescadores... Si tenéis ganas de hacer alguna actividad acuática, podéis por ejemplo acompañar a unos pescadores en la pesca del sonso –¡eso sí, os tocará madrugar!–, embarcaros en un velero, o hacer un curso de iniciación al buceo. Los fines de semana de los meses de julio y agosto se realizan salidas en golondrina.

En definitiva, un día para sentir en la piel el agua salada, y también para conocer el lugar donde se hace más visible la larga tradición marinera de la villa.

Advertising
Nau Gaudí Museu Bassat Mataró
Nau Gaudí Museu Bassat Mataró

Día 3: una capital con historia

Para concluir la escapada, nos vamos a Mataró, la capital de la comarca. La ciudad cuenta con un paseo marítimo envidiable y con unas playas amplias donde nunca os faltará lugar donde poner la toalla. También hay que descubrir su centro histórico, alrededor de la basílica de Santa María, y las calles más paseadas y más comerciales, como la plaza de Santa Ana, la calle de Barcelona y La Riera. Pero quizás una de las cosas más interesantes de la ciudad –al menos para los amantes del arte y de la arquitectura– es que aquí y allá cuenta con construcciones y yacimientos que nos recuerdan su larga historia, desde cuando se decía Iluro y estaba bajo el dominio del Imperio Romano, hasta las edificaciones barrocas, la etapa modernista –con Josep Puig i Cadafalch, hijo de la ciudad, como gran referente– o incluso con antiguas fábricas de género de punto que nos permiten hacernos una idea del rico pasado industrial de la población. Precisamente en 2015 abrió sus puertas el Museo de Can Marfà - Género de punto.

Muchos fines de semana se programan visitas guiadas de temática diversa. Pero también es una muy buena opción acercarse a la oficina de turismo ,situada en el mismo Ayuntamiento, y pedir una audioguía para ver a vuestro ritmo los principales puntos de interés de la ciudad, desde el Conjunto de los Dolores –recién restaurado– hasta la Nau Gaudí, el primer edificio firmado por el genial arquitecto, y donde además se pueden visitar exposiciones de arte contemporáneo del fondo de la Colección Lluís Bassat.

¡Restaurantes a la hora de comer no os faltarán! Y terminada la sobremesa, y si el tiempo acompaña, probablemente lo que os vendrá más de cara será aprovechar lo que queda de escapada para tumbaros en la arena granítica de la playa y remojaros en el mar!

Can Casellas

Restaurantes Catalana

Siguen la máxima de Josep Pla de "no hay que ir a buscar muy lejos todo lo que puedes abarcar con la mano". Así que cocinan con productos de proximidad, de mercado y también sacados del huerto propio, mientras que en los fogones lo transforman en platos exquisitos que combinan la cocina mediterránea tradicional con la más contemporánea. Tanto las carnes como los pescados, o incluso las pastas y los arroces, son de primera.

El Parador de Canet

Restaurantes Catalana

La filosofía de los responsables de El Parador de Canet es, explican, enamorar a los clientes y que pasen un rato agradable. Y estamos seguros de que en la mayoría de casos lo consiguen, ya que su trato familiar y cercano, la decoración rústica y hecha con cuidado, y, sobre todo, la comida basada en el producto de proximidad, especialmente del Maresme, y cocinada de manera casera, hacen que cruzar la puerta de entrada del restaurante sea todo un acierto.

Advertising

Sumac

Restaurantes Catalana

Restaurante decorado con buen gusto y que ofrece unos platos muy bien presentados y elaborados a partir de producto de proximidad y de temporada. Si deseáis conocer un poco la variada calidad que pueden ofrecer, decantaos por el menú degustación. Si no, estamos seguros que elijáis lo que elijáis, ya sea más tradicional o más atrevido, os dejará un buen sabor de boca.

El Hogar Gallego

Restaurantes Marisco

Del mar y de la huerta a la mesa. Esta marisquería, todo un clásico de la turística población de Calella -abrió sus puertas en 1977-, suma lo mejor de Galicia y del Maresme, con mucho énfasis en la calidad del producto. Disponen de acuario propio, y las piezas más suculentas -escórpora, gallo de San Pedro, lubinas...- son presentadas a los clientes por parte de los camareros llevándolas con un carro mientras los comensales piensan qué pedir. ¡Toda una experiencia!

Advertising

Can Formiga

Restaurantes Catalana

La cocina de mar y de montaña se combinan en este restaurante de larga tradición, con platos que mantienen las raíces y otros de vanguardia. El espacio en que se encuentra también tiene su encanto: una casa construida a mediados del siglo XVIII, mientras que el comedor es pequeño y acogedor. ¡Con los ‘suquets’ de rap o de bacalao os chuparéis los dedos!

Aqua Hotel Onabrava & Spa

Hoteles Hoteles spa

Complejo hotelero elegante y de dimensiones considerables, con 350 habitaciones y muy cerca de la playa de Santa Susanna. Dotado de las últimas tecnologías en las habitaciones, los espacios comunes, e incluso en los aparatos del gimnasio. Uno de sus grandes reclamos es el centro de salud, con cuatro zonas diferenciadas: spa, gimnasio, piscina de agua salada, y espacios de tratamientos. En el exterior disfrutaréis con la piscina, la zona de hidromasaje, las hamacas y las terrazas. ¡Todo un mundo para disfrutar!

Hotel Rosa Nàutica

Hoteles

En primera línea de mar, el hotel Rosa Náutica es muy correcto en todos sus aspectos: habitaciones, restaurante buffet, servicios... Ideal para familias, ya que cuenta con piscina, habitaciones con capacidad para cuatro personas, zona recreativa, o un mini-club que no para de organizar actividades para los niños. Los padres también encontrarán su espacio, y de hecho se hacen shows para los adultos y hay un gimnasio por si aún tenéis que acabar la operación bikini/bañador.

Advertising

Hotel Volga

Hoteles

De la mucha oferta hotelera que hay en una población como es Calella, el Volga está entre los de gama alta, con sus cuatro estrellas. Eso sí, debéis tener en cuenta que se trata de un hotel de 164 habitaciones -os lo avisamos por si lo que buscáis en vuestra escapada es tranquilidad-, y como ya os podéis imaginar en verano está que hierve de familias con niños que se remojan en su piscina. Esto no quita que sus servicios sean de gran calidad, las habitaciones -reformadas hace pocos años- muy agradables y confortables, y que suponga una elección excelente si sois turistas de playa. 

Hostal Portofino

Hoteles Hostales

En el principal paseo de Arenys de Mar, y muy cerca de la playa, encontramos este hostal, sencillo pero confortable, con habitaciones luminosas y exteriores, baño completo, calefacción y aire acondicionado o servicio de WiFi gratuito. El restaurante es uno de los puntos fuertes del Portofino, con una comida casera y marinera en la que no faltan los arroces, las fideuás, y sobre todo el pescado fresco recién llegado al puerto de Arenys.

Advertising

Ibis Mataró

Hoteles Cadenas de hoteles

Como todos los hoteles de la cadena Ibis -como mínimo los que hemos estado nosotros-, se trata de un establecimiento funcional, con todo lo justo y necesario, y a un precio muy correcto, adecuado para alojarse por motivos de trabajo. No obstante, el hecho de que este Ibis sea joven, y además esté situado cerca de la playa y muy cerca de una parada de autobuses que os pueden llevar directos a Barcelona, hace que no sea nada mala elección como lugar donde dormir durante unos días de vacaciones en el Maresme.

Fundació Palau Centre d'Art

Museos e instituciones

El ensayista, poeta y escritor Josep Palau i Fabre mantuvo una profunda amistad con el pintor Pablo Ruiz Picasso. La Fundación abierta en Caldes es una buena muestra, con obras del artista malagueño, pero también de otros del fondo del escritor, como de Miró o de Gargallo. Más allá de las exposiciones permanentes, el centro tiene salas para otros temporales, y acoge muchas otras actividades en el transcurso del año, como el Festival Poesia i +, mesas redondas, conferencias y talleres.

Museu de Mataró

Museos e instituciones Historia

Ubicado en un edificio renacentista en la plaza del Ayuntamiento, la planta baja del museo se reserva para exposiciones temporales, mientras que el primer y el segundo piso se puede conocer de manera cronológica la historia de Mataró, desde su pasado romano (con algunos hallazgos destacables expuestas en el museo), hasta la época actual, pasando por el importante desarrollo industrial basado en el género de punto. Cabe decir, que el Museu también cuenta con otras secciones en diversos espacios de la ciudad, como en Ca l'Arenas (C / Argentona, 64), donde se exhibe la colección de arte.

Advertising

Museu Marès de la Punta

Museos e instituciones Moda e indumentaria

En Arenys de Mar los encajes tienen una gran tradición. Así que un Museu de la Punta procede perfectamente. El Marès cuenta con varias colecciones de alto valor, comenzando por la de Frederic Marès, que adquirió piezas del Marqués de Valverde y de otras procedencias, las cuales terminaron en manos del Museu de Arenys de Mar. También destaca la colección de la bailarina Carmen Tórtola Valencia, que se diseñaba su propio vestuario, o el fondo Castells, con puntas, patrones y matrices procedentes de una de las casas de encaje de Arenys.

Museu del Càntir d'Argentona

Museos e instituciones Historia

Lo encontraréis en la céntrica plaça de l’Eglésia del municipio. El Museo cuenta con una excelente colección de cántaros, algunos muy originales y graciosos, fruto de importantes donaciones desde el año 1975 hasta ahora, y adquisiciones que se están llevando a cabo. La historia de este utensilio y su proceso de fabricación convierten la visita en pedagógica y apta para todas las edades. También son de relevancia, sin embargo, las exposiciones temporales que acoge el centro.

Advertising

Casa Museu Domènech i Montaner

Museos e instituciones Arte y diseño

Uno de los grandes nombres del modernismo catalán es el de Lluís Domènech i Montaner. En Canet de Mar dejó un gran legado, pero también podemos saber aspectos de su vida personal. La Casa Museu que lleva su nombre la forman, de hecho, dos edificaciones: la Masia Rocosa y la Casa Domènech. La primera fue el taller del arquitecto, y muestra la vertiente profesional, la segunda, la diseñó para su familia, y descubrimos su ámbito más íntimo. En el centro hay lugar también para exposiciones sobre la historia del municipio y de otras temporales.

Museu-Arxiu Municipal de Calella Josep M. Codina i Bagué i Pinacoteca Gallart

Museos e instituciones Arte y diseño

El edificio del Museo-Archivo cuenta con diferentes apartados. Destaca, sin embargo, la Pinacoteca Gallart, en el primer piso, con más de 200 obras (expuestas rotativamente) del artista de la localidad Lluís Gallart i Garcia. Son básicamente óleos y dibujos de tipo figurativo. No obstante, si estáis aquí también debéis subir a la segunda planta y visitar la farmacia Barri, modernista. Muestras sobre el pasado textil del municipio, o una sala dedicada a trajes y bordados son otros elementos a tener en cuenta en este espacio pluridisciplinar.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising