La Ruta del Cister: aires medievales y tierras de 'castells'

En esta escapada os proponemos poneros una faja de los 'castellers' en Valls o conocer la Villa Ducal de Montblanc
Por Xavier Amat |
Advertising

La Ruta del Cister, ubicada en el interior de la Costa Daurada, es mucho más que la visita a los tres monasterios cistercienses. En la salida que ahora iniciamos os dejaremos tiempo para visitar estas tres grandes construcciones, por si no habéis estado nunca en ellas o hace tiempo que no os acercáis por estas tierras, y os hacemos muchas otras propuestas. Y es que municipios como Valls, Montblanc o la Espluga de Francolí están llenos de atractivos.

CON LA COLABORACIÓN DE LA RUTA DEL CISTER

Celler de Nulles

Tarde día 1: bodegas y castillos

Nuestra primera parada será en la Bodega modernista de Nulles. Descubrid las singulares experiencias enoturísticas y gastronómicas de la Catedral del Vino de Nulles que este año celebra su centenario. Cada una os acercará al mundo vinícola desde una perspectiva diferente pero con un objetivo común: disfrutar y conocer una de las mejores riquezas culturales de nuestro país.

Al anochecer nos acercapos a la capital del Alt Camp, Valls. Mientras paseamos por sus calles nos preguntamos qué tendrá esta población que haya visto nacer tradiciones hoy tan arraigadas en toda Cataluña como los 'castellers' y las calçotadas. Podéis buscar y rebuscar entre los restaurantes que hay en el municipio a la hora de cenar. Y si hoy es viernes, seguro que encontráis a los castellers de la Colla Vella y de la Colla Joves de los Xiquets de Valls ensayando en sus respectivos locales. Podéis entrar sin temor alguno, siempre y cuando guardéis silencio cuando los castillos estén alzándose. Y si deseáis poneros en la 'piña', ¡nunca sobra nadie! Pedid una faja a algún casteller que tenga cara de mandar, aprended el arte de enfajaros, y seguid las indicaciones a la hora de situarse en la base del castillo.

Si no sois muy 'castellers', una buena alternativa es ir a visitar el monasterio de Vallbona de les Monges. En este caso, mejor que la tarde la empecéis por aquí, ya que cierran puertas a las 18.30 h (en invierno una hora antes).

Montblanc

Mañana día 2: el rico patrimonio de Montblanc

De capital a capital. Si Valls lo es del Alt Camp, Montblanc es cabeza de la Conca de Barberà. Sin duda es una de esas villas (de hecho Villa Ducal, título que ostenta desde el año 1387) que hay que conocer, no sólo de esta zona, sino de todo el país. Para ver lo más destacable sin perderse detalle podéis apuntaros a alguna visita guiada. La oficina de información turística se encuentra en la plaza de Sant Francesc, en una antigua iglesia, donde también podréis ver un audiovisual en 3D en el que se explica por qué Joan Amades vinculó la leyenda de Sant Jordi con esta población.

Las murallas son una de las grandes atracciones de esta ciudad de trazado medieval, y dentro de ellas hay que pasear sin prisas por las calles, ir descubriendo rincones y portales, encontrar el palacio-fortaleza del Castlà y la iglesia de Sant Miquel, llegar a la iglesia de Santa María la Mayor (notable obra gótica), y subir hasta el Pla de Santa Bárbara, desde donde tendremos una excelente panorámica de la villa. Extramuros, pero nada lejos, podremos conocer el antiguo Hospital de Santa Magdalena o el Puente Viejo, que salva el curso del río Francolí.

Para saber más sobre Montblanc o su comarca, haced una visita al Museo Comarcal, situado en la hermosa Casa de los Josa. O también puede resultar interesante el Centro de Interpretación del Arte Rupestre (CIAR), un espacio interpretativo de las pinturas de nuestros antepasados ​​más lejanos encontradas en las Montañas de Prades.

Advertising
Monestir de Poblet

Tarde día 2: el monasterio Patrimonio de la Humanidad

Diez kilómetros separan Montblanc del Monasterio de Poblet, así que decidimos ir allí después de comer. Es el único de los tres monasterios de la Ruta del Cister que está declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, y ciertamente su aspecto majestuoso, sus dimensiones, pero también la bella factura de sus claustros o incluso los sepulcros de los reyes allí enterrados justifican con creces este reconocimiento. Además, hoy en día en Poblet sigue residiendo una comunidad de monjes.

El monasterio es precedido por una gran explanada (plaza de la Corona de Aragón), que da paso a la imagen poderosísima del edificio, con sus dos torres hexagonales en la parte central, más propias de un castillo que de un monasterio, y que flanquean la Puerta Real. Una vez dentro, enseguida se sale al claustro, excelente con todos sus elementos que nos permiten hacer una clase de lujo y en vivo de historia del arte con las diferencias entre el románico y el gótico, y puesto de paso obligado hacia todos los departamentos del monasterior. Comenzado a levantar a mediados del siglo XII cuando Ramón Berenguer IV acababa de conquistar estas tierras, Poblet ha pasado a lo largo de la historia por muchos momentos esplendorosos y otros muy delicados y de destrucción. Pero hoy se nos presenta lleno de luz. En la iglesia, por ejemplo, podemos ver el magnífico retablo de alabastro del siglo XVI, y, como no, las tumbas de los ocho reyes y las seis reinas de la Corona de Aragón que reposan aquí desde hace siglos.

Si nos queda tiempo, podemos ir a las Cuevas de la Espluga de Francolí. La villa está a cuatro pasos de Poblet. Se trata de una de las cavidades más largas del mundo formadas en roca de conglomerado. Si sois de los que os apasiona la espeleología la visita os encantará, y además, con previa reserva, se ofrece la posibilidad de hacer un recorrido remontando el río subterráneo. ¡Sólo apto para los más valientes!

Columbari romà Ruta del Cister

Mañana día 3: los romanos en la Ruta del Cister

Vamos ahora a conocer el monumento visitable más antiguo de la comarca. Se trata del Columbario romano de Vila-rodona. La construcción del Columbario está relacionada con un rito religióso funerario, la incineración, que fue vigente en el mundo romano hasta el primer tercio del siglo II dC. Los restos del difunto, colocados sobre una pira de leña, eran quemados, y las cenizas que se obtenían, guardadas en unas urnas de barro. Alrededor del siglo V a.C., las urnas cinerarias se depositaron en unos edificios de planta circular o rectangular que disponían de nichos u hornacinas adosadas a las paredes.

Podéis realizar una visita guiada concertándola al Ayuntamiento, y si vais a mitades de mayo podréis ver una recreación de un entierro romano dentro del programa de Tarraco Viva. Consultad fechas y precio.

Advertising
Santes Creus Monestir

Tarde día 3: Santes Creus, monasterio deshabitado

Ya hemos visitado Poblet y Vallbona de les Monges. Nos queda por conocer, pues, Santes Creus. Y no queremos marchar de estas tierras sin entrar en él. A diferencia de los otros dos, en Santes Creus no hay vida monacal, exactamente desde el año 1835. El hecho de estar deshabitado, sin embargo, nos permite movernos libremente por todas las dependencias, y que por ejemplo algunos espacios se hayan musealizado, como dos salas que hay nada más entrar y que nos ofrecen un audiovisual espectacular que nos transporta a los primeros tiempos del monasterio.

A la puerta de Santes Creus (comarca del Alt Camp) hemos llegado cruzando una plaza alargada, la de Sant Bernat Calbó, que tiene una fuente del siglo XVI en medio dedicada al mismo santo. Las construcciones que hay son muy interesantes, y un abrigo de paz, y podemos curiosear en el Palacio del Abad para ver un pequeño claustro.

Ya dentro del monasterio, el claustro -precioso y con unos capiteles que vale la pena observar con detenimiento- sirve de distribuidor de las diferentes estancias: la sala capitular, la cocina, el comedor, la iglesia (con parte de los vitrales originales del siglo XII, posiblemente los más antiguos que se conservan en todo el continente)... En Santes Creus podemos visitar un segundo claustro, anterior y más humilde, con un cementerio en el que hay una sola cruz. Y es que, a pesar de la grandeza de los edificios, la vida de los monjes siempre siguió la regla de la austeridad, y si no fuera por las temporadas que pasaban los reyes aquí seguro que algunos elementos, como los mencionados capiteles, serían mucho más sencillos. Hablando de reyes, en esta iglesia están los cuerpos de Pedro II el Grande y de Jaime II el Justo. Al segundo le acompaña su esposa, Blanca de Anjou, y el primero tiene cerca del almirante Roger de Lauria, por deseo expreso de éste. Unos sepulcros preciosos, como también lo es la sala del dormitorio, con sus 46 metros de largo y sus arcos de piedra diafragmáticos, que nos pueden recordar las Atarazanas de Barcelona o el Salón del Tinell. Un espacio que merece una parada antes de emprender el camino de retorno.

Equipamientos culturales

Lugares de interés

Torre de la Mixarda

The Torre de la Mixarda (Mixarda Tower) is a circular watchtower, 10 metres high and 6 metres in diameter. It was built between the 16th and 17th centuries and has been designated a Cultural Asset of National Interest. You can visit its interior, where you’ll find a study centre on watchtowers. To get there, from Figuerola del Camp take the path towards Valls, then follow the green flags.

Lugares de interés

Conjunt medieval de Conesa

El núcleo histórico de Conesa está declarado Bien Cultural de Interés Nacional, y sólo podréos acceder a él a través del portal de Santa María o el de San Antonio, del siglo XIV. Calles para pasear tranquilamente mientras se van viendo restos de la muralla, de torres, o la iglesia parroquial de la Asunción. Para visitas guiadas hay que hacer reserva previa llamando al teléfono 626 900 520.

Advertising
Qué hacer, Centros culturales

Centre d’interpretació del tèxtil i Museu Agrícola La Fàbrica

La Fábrica era un complejo industrial que engloba la fábrica, la chimenea, la casa, la balsa, y los terrenos de la fábrica textil Martí, Llopart y Trenchs, fundada en El Pla en 1916, y que dio trabajo a muchas personas del pueblo y de los alrededores. Destacan los elementos modernistas y la balsa, que sorprende por las grandes dimensiones. En la actualidad una de las naves acoge el Museo Agrícola, y también se encuentra el Centro de Interpretación del textil, con tres telares centenarios, una mesa interactiva y un vídeo promocional. Para visitarlo, contactad con el Ayuntamiento a través del teléfono 977 630 006.

Qué hacer, Espacios para celebraciones

Monasterio de Santa Maria de Vallbona

Es el cenobio cisterciense femenino más importante de Cataluña. Cuenta con 850 años de historia y aún hoy sigue habitado por una comunidad de monjas. De aspecto más humilde que los de Poblet y Santes Creus, este monasterio merece también una visita para poder conocer, entre otras dependencias, un austero pero bello claustro, la desnudada sala capitular y la iglesia de una sola nave, además de un archivo rico en documentos históricos.

Advertising
Qué hacer, Rutas y paseos

Visitas Guiadas de Santa Coloma de Queralt

En Santa Coloma de Queralt podéis hacer tres tipos de visitas guiadas: La Ruta monumental e histórica, la Ruta del Siglo XIX y la Ruta monumental con canciones y lenguas medievales: gregoriano, occitano, castellano antiguo, sefardí... Desde el oficina de Turismo de Santa Coloma de Queralt se organizan a lo largo de todo el año estas visitas guiadas para conocer los lugares más interesantes de la ciudad. Para más información y reservas debéis contactar con la oficina de turismo.

Museos e instituciones

Museu del Torró i la Xocolata d'Agramunt

Un recorrido a través de la historia que os llevará a descubrir los orígenes y la elaboración del turrón y el chocolate, y la trayectoria de la empresa Turrones Vicens, a través de imágenes, sonidos y olores. Añadir que alrededor del 12 de octubre se celebra en Agramunt la Feria del Turrón y el Chocolate a la Piedra.

Advertising
Torre Mixarda
© Enric Fonts
Lugares de interés

Torre de la Mixarda

Torre de vigía de planta circular y de 10 metros de altura y 6 de diámetro, se construyó entre los siglos XVI y XVII. Se puede visitar su interior, donde encontramos un centro de interpretación de las torres de vigilancia. Declarada Bien Cultural de Interés Nacional. Para llegar, desde Figuerola del Camp tomad el camino en dirección a Valls, y seguid unas banderolas verdes.

Museu de la Vida Rural
© Albert Carreras
Museos e instituciones, Historia natural

Museu de la Vida Rural

El Museu de la Vida Rural, en la Espluga de Francolí, comprende todas las características de la vida tradicional en las villas y pueblos de Cataluña, haciendo especial mención a la agricultura como elemento primordialmente destacado del mundo rural. Contiene un variado fondo de piezas en exposición permanente relacionadas con la vida tradicional, la cultura, la agricultura, las artes y oficios artesanales. Las colecciones se encuentran divididas en varias secciones instaladas museográficamente para recorrer a través del tiempo y hasta la actualidad el conocimiento del mundo rural catalán.

Advertising
Museu de la Mecanització Agrària J. Trepat
© R. Miarnau
Museos e instituciones, Ciencia y tecnología

Museu de la Mecanització Agrària J. Trepat

Un paseo y un salto en el tiempo por la fábrica de Cal Trepat, la principal productora de maquinaria agrícola de todo el Estado español durante el segundo tercio del siglo XIX. Forma parte de la red de Museos de la Ciencia y la Técnica de Catalunya.

Lugares de interés

Conjunt medieval de Guimerà

Pueblo con encanto y con un conjunto histórico de gran valor, catalogado como Conjunto Historicoartístico por la Generalitat de Catalunya. Guimerà mantiene sus calles de estructura plenamente medieval, en constante subida hasta la iglesia de Santa María y lo que queda del castillo, desde donde se puede disfrutar de unas magníficas vistas. Durante el mes de agosto se organiza un mercado medieval con un decorado natural privilegiado.

Advertising