Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Abrazo covid
Shutterstock

2020, el año de los abrazos

Ha sido un año para olvidar, pero también nos ha servido para valorar aún más lo que tenemos

Por
Marta Bac
Publicidad

No ha habido doce meses como los que acabamos de vivir en la historia reciente del mundo. Empezábamos el año como uno más, con nuestro propósitos incumplidos que arrastrábamos de 2019, unos kilos de más por las comidas navideñas y la ilusión de estrenar una agenda en blanco. Y lo vamos a acabar con una celebración de Nochevieja sin campanadas en la Puerta del Sol y con máximo cinco personas a nuestro alrededor. 

Poco nos podíamos imaginar en enero cómo nos iba a cambiar la vida en apenas unas semanas. De pronto vimos –al principio con incredulidad, después con miedo y más tarde con dolor y frustración–, como un virus del que apenas conocíamos su existencia nos robaba los mejores momentos: cumpleaños, celebraciones con amigos, bodas…, y, lo más grave de todo, dejaba tantas familias destrozadas a su paso. Hemos aprendido a convivir con él, no sin la incertidumbre de saber cuándo recuperaremos esa ansiada normalidad, que parece cada día más cercana gracias al rápido desarrollo de la vacuna.

Y lo primero que se nos viene a la cabeza al hablar de normalidad es un abrazo. Porque si algo hemos aprendido este 2020 es a apreciar la calidez del contacto humano. Hasta ahora era algo que dábamos por sentado, nos saludábamos con dos besos o nos abrazábamos como una costumbre, sin darle mayor importancia. Ahora esas simples y rutinarias actitudes se han convertido en el regalo más solicitado a los Reyes Magos este año, sin lugar a dudas. 

Además de los sanitarios, que se han convertido en auténticos héroes durante esta pandemia, no nos podemos olvidar de nuestro mundo, el sector del ocio y la cultura en Madrid, que tanto ha sufrido con la crisis económica derivada de las medidas tomadas para contener la propagación del virus. Muchos se han visto abocados al cierre, y quedarán para siempre en nuestra memoria, y otros tantos siguen luchando contra viento y marea para subir la persiana cada día. La mayoría de ellos mostraron su solidaridad durante la pandemia, como la ONG World Central Kitchen o las despensas solidarias que ocuparon espacios culturales, y además nos hicieron más llevaderas las semanas de confinamiento con su programación online y gratuita, desde pequeños teatros como el Kamikaze hasta grandes museos como el Prado o el Thyssen. Bares, restaurantes, cines, teatros, museos… nuestro abrazo y apoyo incondicional (a través de campañas como Love Local) va para todos vosotros. 

Estamos seguros de que 2021 nos va a traer la felicidad que todos necesitamos, la vida cultural volverá con más fuerza aún (ahí estaremos nosotros para contároslo), y por fin podremos darnos todos esos abrazos que nos hemos guardado durante este año.

Los mejores planes de ocio y cultura de Madrid en la última revista del 2020  

Últimas noticias

    Publicidad