Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Casa Salesas
Casa Salesas

Abre en Chueca el restaurante (de Íñigo Onieva) con más caras famosas por metro cuadrado de Madrid

Horario interrumpido para un híbrido entre restaurante y café con un interiorismo firmado por Lázaro Rosa-Violán

Gorka Elorrieta
Escrito por
Gorka Elorrieta
Publicidad

Tenemos una flamante apertura en el Soho madrileño. De esas que dará que hablar en los medios (también en la prensa rosa). Sobre todo porque detrás de este nuevo proyecto se encuentra la gente de Casablanca Hospitality. Ya, el nombre no os dice nada pero seguro que conocéis a Íñigo Onieva, uno de los socios en este sello que se dedica a la restauración y que acaba de levantar la persiana de Casa Salesas.   

Palacio de Longoria
Palacio de Longoria

A la sombra del icónico Palacio de Longoria, en el número 6 de Fernando VI, abre este local híbrido para ir a cualquier hora del día. Su distribución y los distintos ambientes que se despliegan en este privilegiado esquinazo lo ponen aún más fácil para encontrar el momento en el que asomarse al que será el próximo restaurante de moda en Madrid. En la planta alta tenéis el restaurante, un comedor acogedor y lleno de luz natural, mientras que en la planta baja hay un ambiente diseñado para desconectar, acomodado a planes más desenfadados. Y hay también una pequeña terraza al aire libre. Unas mesas con vistas a la joya modernista del barrio que se levanta en la acerca de enfrente. 

Casa Salesas
Cristina Góngora

Para el interiorismo han llamado al famoso Lázaro Rosa-Violán, que ha definido así su trabajo para este nuevo punto de encuentro de la gente guapa en Madrid: "Con Casa Salesas quería hacer un ejercicio de conjugar elementos que te hacen sentir bien y relajado, sin comulgar con ningún estilo determinado y con un equilibrio entre lo urbano y lo domestico audaz. No se trata de un bar, ni de un restaurante o café, ni siquiera de un club, aunque lo es todo a la vez". 

Casa Salesas
Casa Salesas

La parte culilnaria se inclina hacia el bistró, hacia platos reconocibles y amables para compartir. La cocina se adapta al horario que es muy muy largo. Puedes venir desde el desayuno (uno de los planes que tendrá más exito por la amplia oferta que tienen) a la cena. O puedes venir a tapear algo y tomarte un vermut o arrancar el tardeo con un Braganza’s Affair, un trago homenaje al barrio.

NO TE LO PIERDAS: Comer en Madrid cerca del agua: lagos, pantanos, piscinas...

¿Buscas más planes gastro? ¡Inscríbete en nuestra newsletter mensual y te daremos varias pistas!

Más de cita

    Últimas noticias

      Publicidad