Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Mercado de San Miguel
Shutterstock

Esto es lo que más (y lo que menos) les gusta de Madrid a los extranjeros

Preguntamos a ciudadanos de todo el mundo qué opinan de nuestra ciudad. Para bien y para mal

Por
Dani Cabezas
Publicidad

Hay que reconocerlo: los madrileños no somos objetivos a la hora de hablar de nuestra propia ciudad. Por eso hemos invitado a un grupo de personas de fuera que la conocen bien a darnos su opinión sobre la capital de España. ¿Qué es lo que más y lo que menos les gusta de Madrid? Esto es lo que nos han contado. 

Päivi Tikamo (Finlandia). "Lo que más me gusta de Madrid es su esencia. Me cuesta elegir una sola cosa: creo que es la ciudad mas divertida del mundo, con mucha cultura, música y gastronomía. Y creo que en Madrid está la mejor gente, al menos si se compara con otras ciudades grandes: Madrid te abraza aunque seas extranjero.

"¿Lo peor? El precio de los alquileres, que va unido a unos sueldos muy bajos. Yo, por ejemplo, estuve viviendo de alquiler en una casa de Alonso Martínez que no tenía calefacción: nunca había pasado tanto frío. ¡Y eso que soy finlandesa! En Helsinki pago prácticamente lo mismo de alquiler, pero está incluida la calefacción, el wifi y el agua. Y tengo un sueldo que es el doble, casi triple de lo que se paga en Madrid".

Ameet Kabrawala (Estados Unidos). "Lo mejor de Madrid es, sin duda, la comida: existen infinitas opciones y es difícil comer mal, vayas donde vayas. Mención especial merecen las tapas: para los estadounidenses es un concepto muy difícil de entender. Algo tan madrileño como "tapear" implica dejarse llevar, no planear las cosas y disfrutar de pequeños manjares, en lugar de pedirlo todo de una vez".

"De entre las cosas que menos me gustan es que, en determinados restaurantes, el servicio puede resultar un poco hosco. Estoy seguro de que a muchos americanos les puede parecer falta de educación, pero en realidad no es así. Simplemente los camareros no van a hacerte bromas ni a ser efusivos contigo, como sucede en los restaurantes estadounidenses".

Sara Pitzalis (Italia). "De entre las cosas que más disfruto en Madrid es la posibilidad de salir y pasarlo bien por una cantidad bastante razonable de dinero: por 15 o 20 euros puedes cenar y divertirte. Además, en Madrid siempre me he sentido como en casa: todo el mundo ha sido muy amable conmigo. De entre los grandes placeres, poder ir paseando del Prado al Thyssen y, de ahí, al Reina Sofia". 

"Lo que menos me gusta es la dificultad de encontrar un trabajo en el que el salario se adecúe al precio de la vivienda. ¡Ah, y los atascos!".

Lindsay Hutton (Escocia). "Madrid es la capital mundial del rock n'roll. En términos culturales es un auténtico crisol. Pero lo más importante es que es real, como solía ser Nueva York o como lo es Glasgow. No hay nada como bailar hasta altas horas de la madrugada en el Wurlitzer Ballroom".

"Lo que más me gusta de Madrid es, también, lo que me da miedo que desaparezca. Mi temor después de esta pandemia es que muchos de los negocios antiguos no puedan reabrir. Sería una gran pérdida para la ciudad".

Angelo Spatafora (Venezuela): "Lo que más me gusta de Madrid es la diversidad y calidad de opciones culturales que ofrece: siempre hay algo que hacer. En un mismo fin de semana puedes presenciar un buen concierto, un recital de poesía en un tejado o una cena con música clásica en el Café Central. Y entre semana tienes infinidad de salas de exposiciones gratuitas".

"Lo que menos me gusta es la frialdad cotidiana, la velocidad y superficialidad con que muchas veces tienen lugar las relaciones interpersonales. En el día a día, hay tanta competitividad en el ambiente que la ciudad se desenvuelve un poco bajo los juicios de la propia conveniencia y se nota como ofusca y causa estragos en el desenvolvimiento de las relaciones humanas".

Silvia Heckel (Francia). "A los franceses nos gusta mucho Madrid. Personalmente me encanta el carácter de los madrileños: todo el mundo es muy simpático, mucho más que en París, donde nací. En Madrid mucha gente te saluda por la calle, y es fácil hacer amigos. ¡Preguntas a cualquier persona y te puedes tirar hablando una hora con ella! Y por supuesto, me encanta la comida: en Francia nadie sabe lo que son las tapas". 

"En el otro lado de la balanza, Madrid también es duro: a veces el clima no es fácil. Se suele pensar que hace calor, pero mira el tiempo que ha hecho este invierno. Quizá el motivo es que está muy alta: es la capital más alta de Europa. Además hay veces que la limpieza deja un poco que desear. La gente tira las colillas al suelo, algo que nunca he visto en Francia". 

Julia Rosa Romero (Perú): "Lo que más me gusta es la hospitalidad, la diversidad cultural, la tranquilidad y la confianza de poder pasear a cualquier hora. También sus lugares históricos, sus medios de transporte modernos y la facilidad de los servicios: aquí se puede encontrar de todo".

"Lo que menos me gusta es la presencia de pólenes de gramíneas, que me provoca una terrible alergia. El clima en verano es extremo, y no hay playa. Los pisos son pequeños y caros. Los atascos en hora punta y la contaminación. Con eso y con todo, amo Madrid". 

Laura Morche (Alemania): "A los madrileños les interesa la política, y hablan de ella sin tapujos. En Alemania sería algo muy raro: nos guardamos para nosotros nuestras opiniones. Más allá de eso, que te pidas una cerveza en un bar y te den comida gratis es algo que me costó entender. ¡Eso sólo pasa en España! Al principio pensaba que las cañas eran demasiado pequeñas, pero luego me di cuenta de que tiene todo el sentido: si no, se calientan". 

"Lo de dar dos besos a cualquier persona que te presenten puede llegar a ser bastante pesado. Además, la burocracia española es tediosa: cualquier trámite lleva siglos. Ah: y hay demasiados coches en las calles". 

Los mejores planes de ocio y cultura de Madrid en el nuevo número de la revista  

  

Más de Love Local

    Últimas noticias

      Publicidad