Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Las 5 claves de la gala de los Óscar 2020
Noticias / Cine

Las 5 claves de la gala de los Óscar 2020

Oscars
©Shutterstock

La experiencia nos dice que las galas de los Óscar pueden ser tediosas e insufribles. Pero nos vemos obligados a reconocer que esta vez mereció la pena trasnochar para llegar al final. Claro que echamos en falta los buenos tiempos en los que la ceremonia tenía presentadores ocurrentes, desde Billy Crystal y Whoopie Goldberg hasta Ellen Degeneres y Chris Rock. Y claro que no le hubiese venido mal un poquito humor irreverente y de sentido del espectáculo. Sin embargo, qué placer fue ver cómo se incendiaban todas las quinielas. Si os lo perdisteis, aquí va un resumen en 5 puntos calientes.

1. El flipante caso de 'Parásitos'. Es un hecho histórico sin precedentes. 'Parásitos', una película surcoreana, arrasó en las principales categorías, con cuatro estatuillas: Mejor película, Mejor director, Mejor película internacional y Mejor guion original. Con estas desbancó a '1917' de Sam Mendes, que venía fortalecida después de ganar el Globo de Oro a la Mejor película dramática y que tenía todos los ingredientes para conquistar a los académicos. Nunca una película de habla no inglesa se había hecho con tantos Óscar. Tampoco se había oído nunca un discurso pronunciado en coreano en esta gala. Jamás olvidaremos la cara de alegría de Bong Joon-ho cuando, mirando el Óscar con una sonrisa picarona y traducido por la intérprete que lo acompañaba, dijo: "Ahora sí que me voy a beber hasta mañana por la mañana".

2. ¿Dónde están las vaginas? Pocos modelos despertaron tanta admiración en la alfombra roja como el gabán de Dior que llevaba Natalie Portman, rematado con un ribete en el que se leían bordados en letras doradas los nombres de todas las cineastas que habían quedado fuera de la competición: Greta Gerwig por 'Mujercitas', Lulu Wang por 'The farewell', Alma Har'el por 'Honey boy', Lorene Scafaria por 'Estafadoras de Wall Street'... Aunque tibios, los comentarios por la ausencia de mujeres en las nominaciones fueron un 'leit motiv' de la gala, con alguna puya de categoría. La mejor, la de Steve Martin y Chris Rock, los más mordaces, deslenguados e insobornables de la fiesta, que al principio de la ceremonia preguntaban, sin cortarse un pelo: "¿Dónde están las vaginas?".

3. El discurso de Joaquin. Que Renée Zellweger se llevaría el Óscar a la Mejor actriz por su papel de Judy Garland en 'Judy' estaba bastante cantado. Tampoco sorprendió a nadie que Joaquin Phoenix ganara el premio al Mejor actor por 'Joker'. Lo que sí nos pilló desprevenidos fue el discurso que Phoenix pronunció cuando recogió la estatuilla. Habló de la lucha contra la injusticia social, contra la desigualdad de género, a favor del movimiento LGBTI y de los derechos de los indígenas. "Con el amor y la conmiseración como principios podemos generar sistemas de cambio", dijo, reivindicativo y al mismo tiempo muy emotivo. Acabó su parlamento citando una frase que su hermano River Phoenix escribió cuando tenía 17 años: "Corre al rescate y la paz vendrá después". Lagrimones.

4. El momento empoderador. Llegó a mitad de la ceremonia, cuando Sigourney Weaver, Brie Larsson y Gal Gadot subieron al escenario y dijeron: "Todas las mujeres son superheroínas". Después presentaron a la directora de orquesta irlandesa Eímear Noone, que después de 92 ediciones de los Óscar es la primera mujer a quien se le pide que dirija a la orquesta encargada de interpretar las bandas sonoras nominadas. Lo mejor es que fue la islandesa Hildur Guðnadóttir quien ganó ese premio por la partitura de 'Joker'. Otro dato relevante: se trata de la cuarta mujer de la historia que se lleva este Óscar. Su dedicatoria fue colmada de aplausos: "A las mujeres y a las chicas, a las madres y a las hijas que escuchan la música que llevan dentro. Por favor, alzad la voz. Necesitamos oíros".

5. La canción de Cynthia Erivo. El año pasado nos pareció que el movimiento #Oscarssowhite empezaba a surtir sus efectos. Después de décadas de supremacía wasp, veíamos cómo se debatían los premios gordos títulos como 'Black panther', 'Infiltrado en el KKKlan' y 'Green book', protagonizados por actores negros que por fin tenían una representación significativa en la ceremonia. Poco ha durado la dicha. Este 2020, la hegemonía blanca volvía a imponerse en el patio de butacas (con una patética anécdota: el día que salieron las nominaciones algunos medios americanos publicaron que el único actor negro nominado era Antonio Banderas). Por eso fue emocionante cuando Cynthia Erivo salió a cantar 'Stand up', su canción en 'Harriet', un biopic de la activista y abolicionista Harriet Tubman.

 

 

Advertising
Advertising