Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Madrid prohibirá el 95% de los pisos turísticos del centro

Por Alicia Alamillos
Publicidad

Vecinos que se van de Lavapiés o del centro y pisos que son reconvertidos en alojamiento para turistas, que llegan en masa con sus maletas y se alojan en esos barrios 'tan pintorescos' del centro de Madrid es una escena cada vez más común. Gracias a plataformas como Airbnb, la reutilización de pisos residenciales como apartamentos turísticos se ha multiplicado en toda España, pero especialmente en Madrid, que cuenta con hasta 21.570 alojamientos para turistas solo en esta plataforma, la mayoría vinculados a empresas. Avivados por el boom turístico, los precios del alquiler han subido como la espuma, especialmente en la zona centro. Para hacer frente a la burbuja de alquiler, el Ayuntamiento de Madrid ha preaprobado un plan que impondrá medidas estrictas a los pisos de alquiler turísticos que, en la práctica, convertirá en ilegales hasta el 95% de los pisos turísticos en el Centro de Madrid. 

La Junta de Gobierno aprueba este jueves, de forma inicial (la definitiva será a finales de este año o principio de 2019), el Plan Especial de Regulación del Uso de Hospedaje, que pretende evitar que las viviendas se conviertan en alojamientos temporales para los turistas en los barrios más saturados de la capital, por lo que se aplicará en los distritos centrales de la capital (hasta 53 barrios y más 52,7 millones de metros cuadrados), incluido el Centro Histórico de Madrid.

Obligará a los pisos turísticos a tener una licencia especial y un acceso independiente, lo que en la práctica hará ilegales a en torno al 95% de los pisos puestos en alquiler turístico en la almendra central de la capital. 

Pisos y habitaciones ofertadas en Airbnb en Madrid

En el caso de los propietarios de vivienda, no será necesaria la licencia específica siempre que los alquileres a turistas se produzcan por debajo de un máximo de 90 días al año. Para el Ayuntamiento, estos casos se enmarcan en la idea inicial de plataformas como Airbnb de economía colaborativa y no actividad empresarial, antes de que las grandes empresas inmobiliarias y de especulación cambiaran el modelo. Apenas un 3% de anunciantes (empresas) acaparan el 30% de la oferta publicada en la plataforma online.

Además, en los barrios más afectados por la saturación de prisos turísticos el Ayuntamiento prohibirá que un edificio de viviendas cambie su uso residencial por un uso terciario (como sería el alojamiento turístico u hostelero), por lo que se bloquearían los casos en los que los vecinos son desalojados para construir un nuevo 'apartahotel' en el edificio. 

El plan para la Regulación del Hospedaje divide Madrid en tres anillos en función de la saturación de pisos turísticos, donde los más afectados son Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán, Chamberí, Moncloa-Aravaca, Latina, Carabanchel y Usera. El anillo 1, que comprende los seis barrios del distrito Centro, es la zona más saturada, con un 6% de viviendas de uso turístico frente a la media de 0,23% del resto de la ciudad. En el distrito Centro de Madrid, los turistas alcanzan casi la mitad de la población, el 45,71%.

Esta no es la única medida del Ayuntamiento para proteger los barrios de la almendra central de Madrid, este mismo mes, el consistorio ha aprobado un plan para bloquear el acceso de coches de no residentes al distrito Centro.

Últimas noticias

    Publicidad