0 Me encanta
Guárdalo

Dónde alojarse en Madrid

La guía más completa de alojamientos por barrios de la ciudad con recomendaciones de los mejores restaurantes, bares y lugares imprescindibles para visitar de cada zona

Una de las primeras dudas que nos surgen cuando planificamos un viaje es elegir el alojamiento perfecto. En Madrid cada barrio es único, por eso hemos creado esta guía para ayudarte a escoger la zona perfecta según tus gustos, necesidades y preferencias. Desde el ambiente nocturno de Chueca a la tranquilidad de Chamberí, de la arquitectura clásica de los Austrias al siempre alternativo y bullicioso Malasaña, de la multiculturalidad de Lavapiés al epicentro del turismo en Sol, Madrid tiene una zona perfecta para ti. Además, te recomendamos los mejores restaurantes, bares y lugares de interés de cada barrio para que tu estancia en la ciudad sea aún más completa.  

Malasaña

De centro de la movida madrileña a barrio de tendencias, Malasaña ha sufrido grandes cambios en las últimas décadas. Hoy en día los restaurantes modernos y las tiendas hípsters conviven con los bares tradicionales y mercados de toda la vida. También es una de las zonas de fiesta más populares de la ciudad por su céntrica ubicación. Los graffitis de este barrio no solo sobreviven a los equipos de limpieza del Ayuntamiento, sino que son tratados como verdaderas obras de arte (algunos realmente lo son). Además, casi cada semana abre un restaurante nuevo en el barrio o un gastrobar y la mayoría de ellos ya incorporan los brunchs de los domingos, las últimas tendencias gastronómicas, la posibilidad de llevarte a tu mascota e incluso de meter tu bici dentro.

COMER

La Tasquita de Enfrente

Es uno de los mejores restaurantes no sólo de Malsaña sino de todo Madrid. Una suculenta versión de la sopa castellana, una sobresaliente ensaladilla rusa, croquetas ligeras de rebozado inusual (como en tempura), una ventresca de calidad superlativa, un inolvidable arroz con leche… la cocina más tradicional se reinventa en este local donde se cuida el detalle al máximo y no dan rodeos gratuitos a los platos ni a su elaboración ni a su presentación (cuidada y sobria). No os vayáis sin probar sus exquisitos callos.

BEBER

La Ardosa

Un clásico a la hora del aperitivo y cuando cae la tarde. Mucha solera rezuman sus estanterías repletas de botellas de cerveza cubiertas de polvo. Las cañas son siempre dobles pero es fácil bajarlas con alguna ración de su atractiva carta. Su tortilla de patata hace honor a su fama. Si pasas por debajo de la barra encontrarás un pequeño saloncito.

QUÉ HACER

Plaza del Dos de Mayo

Es la plaza más famosa del barrio y centro neurálgico de la zona. Punto de encuentro para los más fiesteros (aunque los botellones que aquí se celebraban han quedado ya lejos por la presencia policial), está presidida por un gran arco vallado que representa la entrada en el Cuartel de Monteleón. Esto se debe a que la plaza se encuentra ubicada en el solar donde se construyó el Palacio de Monteleón, convertido en Parque de Artillería en 1807 y cuyas tropas murieron en el enfrentamiento contra la ocupación francesas el 2 de mayo de 1808.

DÓNDE ALOJARSE

7 Islas Hotel

Uno de nuestros hoteles favoritos de Malasaña es el 7 Islas. Sus habitaciones están diseñadas por la firma Kikekeller, uno de los estudio de diseño más famoso del barrio. Tres de ellas cuentan además con una terraza privada con vistas al cielo de Madrid, bañera o ducha y kit de yoga, así como alfombras artesanales de Gan Rugs y amenities terapéuticos y naturales de Malin + Goetz. Un oasis en pleno centro madrileño que cuenta además con galería de arte propia y un lobby bar.

Si sólo podéis hacer una cosa… no os vayáis sin probar las croquetas de La Gastrocroquetería de Chema, ¡para chuparse los dedos!

Alojamientos Leer más

Chueca

Es el barrio gay de Madrid. Desde tiendas, bares e incluso agencias de viajes, la mayoría de los comercios están enfocados al público LGTBI que ha revitalizado el barrio y que convive con personas mayores llevan toda la vida viviendo aquí. Sus celebraciones del Orgullo Gay son famosas a nivel internacional y es una de las zonas más demandadas por los turistas que busquen un alojamiento céntrico y tengan ganas de fiesta. El centro de este barrio es la Plaza de Chueca, donde se encuentra la salida del metro homónima y habitual lugar de reunión. Además, la progresiva transformación de la zona se ha notado también en la modernización de sus equipamientos, como por ejemplo el Mercado de San Antón, convertido ahora en también en una zona de ocio con galería de arte y bar con terraza, además de mantener los puestos de carnicería y pescadería toda la vida.

COMER

Dstage

El nombre de Diego Guerrero es un aval para el éxito asegurado. Formado en las cocinas de Martín Berasategui, consiguió dos estrellas Michelin con su trabajo en El Club Allard. En 2014 se atrevió a dar el paso de abrir su propio restaurante, y le costó apenas dos años lograr también dos estrellas para Dstage. Chueca fue el barrio elegido para su local, de estética industrial, con paredes de ladrillo visto, tuberías metálicas y cocina vista al fondo. Su cocina, una forma de gastronomía libre y sin ataduras, ya ha logrado los elogios de críticos y público.

BEBER

El Tigre

Puede que no sea el bar más glamuroso de la zona, pero sin duda es uno de los más concurridos casi a diario. Si consigues pasar de la puerta, pide una caña o una sidra y maravíllate ante las considerables tapas que te pondrán con ella. Patatas bravas, jamón serrano, tortilla… gratis claro. Y con cada ronda varía y aumenta. El bar es algo ruidoso y siempre hasta los topes pero vale la pena adentrase por el tamaño de esas tapas.

QUÉ HACER

Museo del Romanticismo

Si las obras de Gustavo Adolfo Bécquer, Goethe, Lord Byron o Rosalía de Castro te llegaron al corazón, no puedes dejar de ver este museo, donde se enseña cómo se vivía en la época romántica en España, durante el siglo XIX. El museo contiene una encantadora colección de más de 1.600 piezas que incluyen muebles, pinturas, vajilla, pianos... que se enseñan al público tras una profunda reforma que tuvo cerrado este espacio ocho años, para reabrir en 2009. ¡Ah! Y no dejes de asomarte a su jardín y tomar algo en su Café del Jardín, uno de los secretos mejor guardados de la capital.

DÓNDE ALOJARSE

Only You Boutique Hotel Madrid

Este precioso hotel de cuatro estrellas está ubicado en un palacete restaurado del siglo XIX. Su diseño interior mezcla modernidad con detalles coloniales y cada habitación cuenta con una decoración única y acogedora, además de incluir televisiones de 42 pulgadas, albornoces, soporte para iPhone y un minibar bien surtido, entre otras comodidades. La zona del salón ofrece un ambiente relajado con música de fondo, ideal para disfrutar de una variedad de cócteles y platos gourmet.

Si sólo podéis hacer una cosa… no dudéis en subir a la azotea del hotel The Principal Madrid para contemplar sus vistas de la Gran Vía.

Alojamientos Leer más
Advertising

Chamberí

De terreno de cacerías a barrio de la aristocracia, Chamberí ha vivido siempre en constante evolución. Tradicional zona señorial y libre del torrente turístico del centro, de amplias calles y pisos a precios imposibles, se ha convertido en los últimos años en una de las zonas gastronómicas más atractivas de la ciudad. No solo por la revitalización de la calle Ponzano -peregrinaje obligado para los amantes del tapeo y el buen comer- sino también por la resistencia de restaurantes tradicionales y tabernas de barrio. Aunque con escasas zonas verdes, su arquitectura merece una mención especial, así como los espacios culturales que sobreviven sobre todo gracias a la población mayor que sigue acudiendo al cine, al teatro o a ver una buena exposición. Un ecléctico equilibrio entre tradición y vanguardia ya perdido en otras zonas de la capital.

COMER

Lakasa

Todo resulta agradable desde que cruzas la puerta. Apenas te has sentado alguien se acerca con un carrito tentador. Vinos generosos, vermús y demás para abrir boca. Hojeas la carta mientras llega el aperitivo. Todo apetece. Ahí continúa ese gran hit de la casa –patatas revolconas con mollejas y papada-, las sugerencias de la temporada y una veintena de platos (entrantes y principales) que, gracias a sus medias raciones, permiten, como aquellos libros juveniles, elegir tu propia aventura para recorrer la sobresaliente y pulida cocina de César Martín, que se mueve arriba y abajo feliz y entregado en su nueva cocina –a la vista-.

BEBER

El Doble

Parada obligatoria en el recorrido de las cañas por Madrid. Se dice que aquí se tiran las mejores cañas, quizá por eso su fama se ha extendido por todo Madrid y tanto el bar como los alrededores del mismo siempre están llenos de gente. Como bien indica su nombre, aquí lo que se llevan son las cañas dobles, que siempre van acompañadas de una rica tapa. En las paredes del local, decorado como una taberna tradicional, con su ambiente taurino, sus azulejos azules y blancos que también recubren la fachada, podrás contemplar las fotos de los famosos que han pasado por allí. Es el sitio perfecto para tomar unas cañas con los amigos los fines de semana para el aperitivo o antes de empezar la noche.

QUÉ HACER

Andén Cero

Aunque éste sea el nombre oficial de este rincón histórico de la zona, todo el mundo lo conoce como la Estación Fantasma de Chamberí. Formaba parte de la línea 1 de metro (entre las aún activas paradas de Iglesia y Bilbao) y ahora se puede contemplar tal cual debió de estar en la primera mitad de siglo, carteles publicitarios incluidos. No hay decorado que se le iguale. Una interesante exposición sobre el Metro y su repercusión en la vida de la ciudad completan esta visita al pasado.

DÓNDE ALOJARSE

Santo Mauro, Autograph Collection

Discretamente escondido en el barrio de Chamberí, encontramos este hotel, antigua residencia del Duque de Santo Mauro, que cuenta con 51 habitaciones, lujosamente ornamentadas, con camas extra grandes y ventanales decorados con cortinas de seda. La antigua biblioteca del palacio ha sido reconvertida en un distinguido restaurante y los antiguos salones de baile han dado paso a una sala de conferencias abierta a los cuidados jardines.

Si sólo podéis hacer una cosa… no os perdáis el impresionante Hospital de Maudes.

Alojamientos Leer más

La Latina

La Latina es el barrio por excelencia de las tapas, los mojitos y las terrazas, para incomodidad de algunos vecinos. Los fines de semana es casi imposible encontrar un hueco en sus abarrotados bares para comer o cenar, aunque los días laborables es un barrio común y corriente, con sus vecinos yendo a comprar al Mercado de la Cebada y los niños jugando en alguna de las numerosas plazas que hay en la zona. No te pierdas tampoco las bonitas iglesias y basílicas que se esconden en sus callejuelas. Una tradición madrileña es ir el domingo por la mañana al Rastro y acabar de cañas con los amigos por este barrio.

COMER

Casa Lucio

Este restaurante es sin duda el que más ilustres y famosos habituales tiene de todo Madrid: el Rey Don Juan Carlos, Bill Clinton o Penélope Cruz son algunos de ellos. Lugar de históricos encuentros, donde, por ejemplo, las mujeres de Aznar y Bush comieron mientras se creaban alianzas. Además sin duda saben preparar un fantástico solomillo. La clave de la fama de Lucio es un horno de carbón y usar siempre aceite de oliva. Otro clásico son sus famosísimos huevos estrellados. Asegúrate una mesa en la primera planta.

BEBER

La Taberna Errante

Nos gusta por muchas razones. Y la primera es que se encuentra al margen de ese circuito de tapeo que atraviesa La Latina y que recorren turistas de toda condición cada fin de semana. Está cerca y lejos a la vez. Un éxito cosechado por la camaradería de barrio que despliegan sus responsables. Serias, atentas, agradables y entusiastas. Segundo motivo por el que nos ha conquistado a nosotros y a muchos vecinos de la zona. Pero, sin duda, el principal anzuelo que nos arrastra como un imán cada cierto tiempo a esta tabernita es… ¡su ensaladilla rusa! Basta una tapa (generosa ración) acompañada por unas cañas para descubrir sus virtudes.

QUÉ HACER

Basílica de San Francisco el Grande

Es difícil no encontrar esta enorme iglesia, de varios niveles, entre la Puerta de Toledo y el Palacio Real. El sitio fue ocupado originalmente por un monasterio, según se dice fundado por San Francisco de Asís, que fue derribado en 1760 y en su lugar, entre 1761 y 1784, Francisco Cabezas y Francesco Sabatini construyeron este templo de estilo neoclásico. Más compleja fue la construcción de su espectacular cúpula, de 33 metros de diámetro. En el interior encontrarás un Goya temprano, El sermón de San Bernardino de Siena (1781), y varios frescos de otros artistas de los siglos XVII al XIX.

DÓNDE ALOJARSE

Posada del Dragón

Ubicado en una de las calles más concurridas del barrio, la Cava Baja, este hotel boutique de cuatro estrellas fue a comienzos del siglo XVI un granero municipal, lugar de almacenamiento del pan y donde también se regulaba su distribución y venta. Fue construida como casa de huéspedes en 1868 por el Marqués de Cubas y hoy en día es un edificio protegido. Debe su nombre al mítico dragón que estaba situado en piedra sobre la Puerta de Moros, en la antigua muralla cristiana que rodeaba Madrid. Cuenta con 27 habitaciones acogedoras, cada una con diferentes decoraciones.

Si sólo podéis hacer una cosa… disfrutad del atardecer que se contempla desde la Dalieda que hay junto a la basílica.

Alojamientos Leer más
Advertising

Sol-Gran Vía

La zona que rodea la Puerta del Sol es el mayor reclamo para los turistas que vienen a visitar Madrid y el puro centro de la ciudad (y también de las carreteras de toda España). Es el lugar de encuentro de madrileños y turistas por su situación y la conexión entre diferentes medios de transporte público. El edificio más antiguo es la Casa de Correos, actual sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, y su torre del reloj frente a la que se congregan cada Nochevieja centenares de personas para recibir al año nuevo con las 12 campanadas. Se trata también uno de los lugares de compras más importantes y hogar de la famosa estatua del Oso y el Madroño, símbolo de la capital. Junto a esta emblemática plaza se encuentra la Gran Vía, arteria principal de la ciudad y donde se ubican las grandes marcas de ropa como Zara, H&M, Primark o Mango.

COMER

La Primera

Paco Quirós y su socio Carlos Crespo vuelven con un nuevo local, nada más y menos que en el edificio Grassy, uno de los más emblemáticos de la ciudad. Y, por supuesto, no faltan los guiños cántabros desde su concepción; el nombre del espacio remite al de una playa de Santander y el arquitecto del edificio era cántabro. Eso sí, del interiorismo, como viene siendo habitual, se ha ocupado el estudio de Sandra Tarruella. Es sofisticado y acogedor a partes iguales y con el punto informal que pide la zona. En la carta no faltan los grandes éxitos de la casa (rabas, anchoas, merluza en tempura… y, claro, los postres) a la vez que presentan novedades como el bocadillo de callos o el bonito envuelto en alga nori.

BEBER

Casa Labra

Es uno de los bares más tradicionales de Madrid y sin duda uno de los más concurridos los fines de semana. Famoso por ser el lugar de nacimiento del Partido Socialista Español en 1879, este legendario bar, con sus frontales de madera, merece la pena ser visitado no solo por su historia sino también para probar su especialidad: las croquetas y tajadas de bacalao. Pedid unas cañas y haceos con un hueco en una de las mesas altas que sacan a la calle a modo de terraza.

QUÉ HACER

Círculo de Bellas Artes

Situado en un magnífico edificio junto a la calle Alcalá, diseñado por Antonio Palacios y terminado en 1926, el Círculo de Bellas Artes es una pieza clave en la vida artística madrileña, con una plétora de clases, exposiciones, conferencias, obras de teatro y conciertos de rigurosa actualidad (ah, y su Baile de Máscaras es un must del carnaval). Su terraza, ubicada en la azotea, suele estar a tope y es una buena opción para las noches de veranopara disfrutar de las mejores vistas del skyline madrileño.

DÓNDE ALOJARSE

Dear Hotel

Cuesta quedarse sólo con uno de los magníficos hoteles que se ubican en la Gran Vía. Sin embargo, por ser tan completo, nos quedamos con el Dear Hotel. Situado a pocos pasos de la Plaza de España, cuenta con habitaciones elegantes y luminosas, wifi de alta velocidad, albornoces, televisiones de 40 pulgadas y un minibar con agua mineral gratuita, entre otras comodidades. La oferta se completa con una pequeña piscina en la azotea del hotel con unas vistas impresionantes de la plaza y un restaurante, el Nice to Meet You, en cuya carta, de evidente corte actual y para todos los públicos, no faltan croquetas, gyozas, baos o rabas ni contemporáneos platos de pescado y carne.

Si sólo podéis hacer una cosa… probad el chocolate con churros de la famosa chocolatería San Ginés, lugar favorito para desayunar de madrugada de los jóvenes fiesteros antes de volver a casa.

Alojamientos Leer más

Lavapiés

Este barrio representa la fusión de razas y culturas que ha experimentado Madrid en los últimos años. Siempre ha sido un barrio humilde, habitado hasta los años 80 por personas de avanzada edad en su mayoría que vivían en las típicas corralas madrileñas. Actualmente, gracias a sus alquileres más baratos en comparación con otros barrios de la ciudad y a su multiculturalidad atrae a muchos jóvenes que conviven con ciudadanos de hasta 88 nacionalidades diferentes. Los restaurantes hindúes se intercalan con las típicas tabernas castizas madrileñas -la calle Argumosa, llena de terrazas, es una de las bulliciosas de la zona-  y los inmigrantes forman el tejido social sobre el que se sustenta Lavapiés. Son famosas también sus fiestas de San Lorenzo, que se celebran en el mes de agosto y atraen a muchos madrileños. Tapapiés, una ruta de tapas muy internacional, también se ha convertido en un evento imprescindible.

COMER

Nubel

El Museo Reina Sofía tiene un nuevo inquilino. A los fogones, el incombustible Javier Muñoz-Calero, que presenta una carta mediterránea que tiende hacia lustrosos toques de autor a la hora de emplatar; es la cena el momento idóneo para entregarse a su cocina. Tras los cócteles, el acreditado Joel Jamal, que ha sumado a la carta habitual una decena de creaciones propias. Con un horario ininterrumpido para acoger a los visitantes de la pinacoteca, preparan desde desayunos hasta meriendas. Tacos, burgers, buns, sandwiches y otras especialidades de la casa, elaborado todo al momento, llegan a la mesa a la hora del almuerzo. 

BEBER

La Gatoteca

¿Te imaginas tomándote un refresco mientras acaricias a un gato? En la Gatoteca es posible. Si eres un amante de los animales o quieres contribuir a una acción solidaria mientras te tomas un café, pásate por este bar, donde personas y animales conviven en perfecta armonía. No es un local cualquiera, es la sede oficial de la ONG Abriga, que ayuda a los felinos callejeros y a los cachorros abandonados a encontrar un nuevo hogar. En este caso, cobran por tiempo en lugar de por consumición. No encontrarás otro bar tan adorable en todo Madrid.

QUÉ HACER

Museo Reina Sofía

Situado en el límite entre Lavapiés y Atocha, se trata de unos de los museos de arte contemporáneo más importantes de España. Una de las cosas que más nos conquista es su gran plaza: en ella, una impresionante fachada con tres torres de ascensores de vidrio y acero, diseñadas en colaboración con el arquitecto británico Ian Ritchie, te dice que sí, que lo que vas a ver es arte contemporáneo en todo su esplendor. Lo mismo ocurre si accedes por su parte trasera, la famosa ampliación del arquitecto francés Jean Nouvel. Son tres edificios, construidos principalmente con vidrio y acero, dispuestos alrededor de un patio y cubiertos por una gran estructura triangular de zinc y aluminio. La ampliación (que acoge principalmente exposiciones temporales) añadió casi 30.000 metros cuadrados al ya vasto espacio de arte del edificio principal. La gran joya del Reina Sofía es, sin duda, el 'Guernica', de Picasso.

DÓNDE ALOJARSE

Hola Rooms

Englobado bajo este nuevo concepto de “hostal boutique”, este alojamiento está ubicado en un edificio protegido por el Ayuntamiento de Madrid, tanto en fachada como en su interior, construcción que data del siglo XVII – XVIII y que estuvo destinado a los carruajes. En esta misma calle, a pocos pasos de la plaza de Tirso de Molina, nació en 1918 la famosa poetisa y escritora infantil Gloria Fuertes. Todas las habitaciones, de diseño nórdico, cuenta con con baño privado, así como wifi, televisiones de 32 pulgadas y servicio de limpieza diario.

Si sólo podéis hacer una cosa... perdeos entre los puestos del Mercado de Anton Martín, que alterna pescaderías y carnicerías con rincones gastronómicos donde probar desde sushi, ramen y bocadillos hasta cervezas artesanales.

Alojamientos Leer más
Advertising

Barrio de las Letras

Hogar de grandes escritores del Siglo de Oro de la literatura española como Cervantes y Quevedo, el Barrio de las Letras acoge además los museos más importantes de Madrid, así como otras importantes instituciones como el Congreso de los Diputados o el Teatro Español. La calle Huertas, con sus citas literarias inscritas en el asfalto, es su arteria principal y en ella se localizan bares de tapas y locales de fiesta. La Plaza de Santa Ana, con sus amplias terrazas, es otro de los grandes atractivos para turistas de la zona por no hablar del Triángulo del Arte, que alberga los principales museos de la ciudad. De visita obligada para turistas y también para los propios madrileños, no son la única muestra de arte que encontrarás.

COMER

Triciclo

Desde que abrieron sus puertas no se han bajado de la cresta de la ola. Estás avisado: cierran los domingos y mejor reservar mesa o quizás no encuentres ni un sitio en la barra de entrada para comerte un delicioso pincho de tortilla. Tres chefs/empresarios han alcanzado el gusto de foodies modernos y comensales tradicionales. Casi todos los platos se presentan en tres tamaños. Podrás probar mucho y en una segunda visita (porque sucederá) lanzarte a los que más te gustaron, aunque volverán a tentarte sus propuestas fuera de carta.

BEBER

La Dolores

Es una de las tabernas más clásicas de Madrid. Con unos azulejos espectaculares en el exterior y filas de botellas de cerveza llenas de polvo en su interior, La Dolores lleva sirviendo cañas bien frescas desde los años 20. Hay una pequeña lista de tapas, que están buenas aunque algo caras. Sus especialidades: los ahumados, las anchoas y la mojama. Los fines de semana se llena de amigos que quedan a tomar el aperitivo y unas cañas bien tiradas.

QUÉ HACER

Museo Thyssen-Bornemisza

Cuando este abrió sus puertas en 1992, Madrid añadió el tercer vértice a su Triángulo del Arte, junto al Museo del Prado y al Reina Sofía. La colección privada del fallecido barón Hans-Heinrich Thyssen- Bornemisza es considerada como una de las más importantes del mundo. Consta de 775 pinturas que fueron otorgadas a Madrid inicialmente en calidad de préstamo y que el Estado español adquirió en 1993. La decisión del barón de vender se debió, sin duda, tanto a la influencia de su esposa, Carmen 'Tita' Cervera, como a la oferta de albergar la colección en el entonces vacío Palacio de Villahermosa, un edificio de principios del siglo XIX magníficamente reconvertido por el arquitecto Rafael Moneo en el museo actual.

DÓNDE ALOJARSE

Me Madrid Reina Victoria

El ME Madrid Reina Victoria es un lujoso hotel de diseño que ocupa un edificio emblemático del siglo XIX situado en la histórica plaza de Santa Ana. Sus elegantes habitaciones cuentan con televisión de plasma, ducha de hidromasaje, wifi gratuito y tomas de corriente compatibles con enchufes del Reino Unido y de Estados Unidos. Uno de sus rincones con más encanto es el bar/restaurante de la azotea, Radio ME, de ambiente desenfadado y cocina internacional con una carta diseñada por el joven chef David Fernández y abierta a la temporada y al exotismo más “casual” (pulpo al olivo, quinotto de panceta, cochinillo canario-nikkei, causa colorada).

Si sólo podéis hacer una cosa… no os perdáis el impresionante jardín vertical situado a la entrada del centro cultural CaixaForum.

Alojamientos Leer más

Los Austrias

El barrio con más historia de Madrid guarda entre sus calles los secretos de los grandes monarcas que habitaron en él. Desde la Catedral de la Almudena hasta la Plaza Mayor, la belleza arquitectónica de zona atrae a un gran número de turistas que contemplan maravillados las construcciones de los antepasados de los madrileños. Los restaurantes de la zona sirven el tradicional cocido madrileño, mientras que los Jardines de Sabatini acogen a los agotados viajeros que se refrescan en sus bancos. Palacios, iglesias y monasterios se sitúan en esta zona desde el siglo XVI, que se denomina así desde la época en la que la dinastía de los Habsburgo reinó en España, con Carlos I a la cabeza, monarca que decidió construir plazas y monumentales edificios en la ciudad.

COMER

Taberna La Bola

Ubicado en una tranquila calle trasera, este clásico de Madrid es considerado por muchos como la casa del cocido madrileño. Aún regentado por la misma familia que lo fundó en el siglo XIX y cocinando de forma tradicional el cocido, que sólo se sirve a la hora de la comida, con carbón de encina en pucheros de barro individuales. Este impresionante pedigrí ha hecho algo de mella y el servicio, a veces, es algo arrogante.

BEBER

Bar Postas

Una de las freidurías más castizas de Madrid, el Bar Postas es famoso por sus bocatas de calamares y sus tapas de chopitos y de pescado adobado. Situado junto a la Plaza Mayor, es el lugar perfecto para hacer un descanso mientras se visita la ciudad. No es un local muy espacioso, cuenta con pocas sillas y mesas, lo mejor es tapear directamente en la barra, desde donde puedes ver cómo fríen los pedidos.

QUÉ HACER

Palacio Real

Edificado por encargo de Felipe V después de que el Alcázar se perdiera en un incendio en 1734, el Palacio Real se utiliza hoy en día muy poco por la Familia Real, por lo que muchas de sus 3.000 habitaciones se pueden visitar. Los arquitectos italianos Giambattista Sacchetti y Francesco Sabatini, principales responsables del diseño final, reflejaron en su construcción el gusto de los Borbones, con aportes del español Ventura Rodríguez. Filippo Juvarra, la primera elección de Felipe V, había planeado un palacio cuatro veces más grande, pero después de su muerte el proyecto pasó a ser menos ambicioso. Terminado en 1764, este palacio del Barroco tardío fue construido casi en su totalidad de granito y piedra blanca de Colmenar, y lo cierto es que, rodeado como está de majestuosos jardines, contribuye en gran medida al esplendor de la ciudad.

DÓNDE ALOJARSE

Petit Palace Posada del Peine

Este pequeño hotelito, situado junto a la Plaza Mayor, está considerado como una de las posadas más antiguas de España, ya que el edificio original data del año 1610. Estuvo cerrada entre 1960 y 2006, cuando reabrió sus puertas tras una profunda rehabilitación. Hoy en día cuenta con elegantes habitaciones donde descansar tras recorrer el centro de la ciudad, ofrece iPads gratuitos bajo petición y conexión WiFi gratuita en todas las instalaciones, además de televisión de pantalla plana, minibar y ducha de hidromasaje. Incluso podéis alquilar unas bicis gratis según disponibilidad.

Si sólo podéis hacer una cosa… recorred el Mercado de San Miguel, un antiguo mercado reconvertido en uno de los espacios gastronómicos más modernos de la ciudad.

Alojamientos Leer más
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments