Cerro del Tío Pío, Parque de las 7 Tetas
Cesar Lucas Abreu

Los mejores sitios para hacer un pícnic en Madrid

Se necesita muy poco para disfrutar de unas horas en la naturaleza sin salir de Madrid: algo de picar, un mantel improvisado y buena compañía para pasar el día en cualquiera de estos lugares de la ciudad

Colaborador: Isabel Gil
Publicidad

No hace falta irse muy lejos de la ciudad para estar en la naturaleza ni para encontrar el sitio bueno, bonito y barato para juntarte con familiares y amigos. Una de las alternativas más económicas que lo reúne todo es la posibilidad de hacer un pícnic en Madrid. Sólo o acompañado, no necesitas más que algo para picar, la manta o el mantel y elegir entre cualquiera de estos parques y zonas verdes de la capital para disfrutar de una comida o merienda en el campo. 

RECOMENDADO: Los mejores refugios contra el calor.

  • Qué hacer
  • Argüelles

Si vives en el centro, este parque es, junto con El Retiro, la opción más sencilla para hacer tu pícnic en Madrid. Además de su perfecta ubicación, el Parque del Oeste dispone de rincones magníficos para montar tu chiringuito. Un punto privilegiado son los alrededores de la Rosaleda Ramón Ortiz, donde con toda probabilidad podrás tumbarte al sol sin que nadie te moleste. Hacia Moncloa hay mucho sitio más por descubrir. Encontrarás un pequeño arroyo y hasta amplias zonas verdes con colinas y abundante vegeración. Aquí encontrar sitio no será un problema. 

Jardines de las Vistillas
Jardines de las Vistillas

Su nombre oficial es el de Jardines de las Vistillas, pero quienes los frecuentan y quienes los buscan los conocen directamente como Las Vistillas. Y es que, su nombre le viene precisamente de las vistas que uno tiene desde lo alto de su ladera. A saber, la parte trasera de la imponente Catedral de la Almudena, la ribera del río Manzanares y, a lo lejos, la Casa de Campo. Es probable que los hayas frecuentado coincidiendo con las fiestas de San Isidro (hasta arriba de gente y de bullicio). Ahora bien, fuera de esas fechas es un lugar realmente tranquilo por el que merece dejarse caer a eso del atardecer. Con un pícnic preparado, por supuesto. Quien lo vive una vez, repite. 

Publicidad

En el esquinazo que se forma donde la Avenida de Portugal se junta con el Manzanares no hay solo hueco para las ya famosas Letras de Madrid Río, lo hay también para un gran espacio verde conocido como la Huerta de la Partida y que sirve de antesala a lo que nos espera si, a continuación, nos adentramos en la Casa de Campo. En su interior, en el de la Huerta, encontramos un camino por el que pasear tranquilamente, bien de árboles frutales, sombras en las que sentarse plácidamente a leer, disfrutar de un pícnic o simplemente ver la vida pasar. Y sí, tiene un mirador desde el que Madrid se ve hasta diferente.

Viajar por todo nuestro continente sin necesidad de salir de Madrid. Recorrer algunos de sus principales monumentos desplazándose únicamente hasta Torrejón de Ardoz. El paraíso para los amantes de ver mundo debe parecerse mucho al Parque Europa que encontraréis en esta localidad de la Comunidad de Madrid. Su recinto alberga réplicas de los principales reclamos turísticos de las capitales de los países vecinos. Además, cuenta con zonas de merendero a las que es posible llevar tu propia comida.

Publicidad
  • Qué hacer
  • Argüelles

Cerca del Parque del Oeste, a la altura de la Plaza de España, darás un salto en el tiempo y en el espacio que te llevará hasta el mismísmo Egipto. Ahí te encontrarás con el Templo de Debod, una estructura egipcia de 2.200 años de antigüedad dedicada a los dioses Amón e Isis. Fue enviado, ladrillo a ladrillo, por el Gobierno egipcio en 1968 en agradecimiento por la ayuda de España en la preservación de la presa de Asuán. El interior también se puede visitar y los alrededores se convierten con el buen tiempo en el lugar perfecto para ver cómo cae el atardecer sobre el templo mientras disfrutas de tu merienda a la sombra de los árboles. 

Pistas de patinaje, tirolina, laberintos, lagos surcados por puentes, jardines, miradores, senderos por los que deambular tranquilamente o practicar algo de running y sí, espacios verdes, a ratos sombreados y a ratos bañados por el sol, en los que sentarse a dar buena cuenta de un suculento pícnic. Todo (o casi todo) cabe en el que, con 470 hectáreas, es el mayor parque urbano de Madrid. Situado en el distrito de Hortaleza, por tener tiene hasta un manantial natural y un humedal, aunque todo esto te lo explican mejor en las visitas guiadas gratuitas que organizan durante todo el año. Se pueden reservar llamando al 91 547 84 73.

Publicidad
  • Qué hacer

Ante la pregunta de dónde hacer un pícnic en Madrid, es posible que muchas veces se te vengan a la mente las 118 hectáreas que componen el parque más popular de la ciudad y que contienen numerosos rincones idóneos para que coloques tu mantel, tu cesta y/o nevera y te sientes a disfrutar de ello. Con tal extensión, son muchos los lugares que podrás elegir para relajarte a la sombra de uno de sus frondosos árboles. Cerca del estanque (a la espalda del monumento a Alfonso XII), en los alrededores del Palacio de Cristal o junto a la Glorieta del Ángel Caído encontrarás zonas ideales para tomar tu almuerzo al aire libre. Pero si buscas zonas menos concurridas, prueba a entrar por la Cuesta del Moyano o por la calle Alfonso XII. Como ves, ¡las posibilidades son casi infinitas en este inmenso parque!

  • Qué hacer
  • Campo de las Naciones

Este enorme parque, inaugurado con motivo de la Capitalidad Europea de la ciudad en 1992, es también otro espacio verde que debes marcar en el mapa, entre los parques para hacer un pícnic en Madrid. En sus numerosos jardines, junto su río artificial, encontrarás un buen rinconcito en el que plantar tu pequeño campamento. Muy concurrido los fines de semana cuando llega el buen tiempo, dispone de muchos rincones atractivos para niños y de numerosas fuentes de agua, así que es una buena opción para disfrutar al aire libre.

Publicidad
  • Qué hacer
  • Casa de Campo

Con la llegada del buen tiempo, el espacio verde más grande de España se revitaliza. La Casa de Campo, formada por más de 1.700 hectáreas, reverdece y recobra su aspecto real, el que corresponde a su condición de pulmón de la ciudad. Es en esta época cuando más nos apetece acercarnos hasta aquí para saborear lo que hayamos preparado para la ocasión. Además, antes de ponerte las botas, podrás 'hacer hambre' y practicar alguno de los deportes frecuentes allí como ciclismo, correr, piragüismo o kayak. 

  • Qué hacer
  • Rutas y paseos
  • Ciudad Lineal
La Quinta de los Molinos
La Quinta de los Molinos

Aunque este parque está en todo su esplendor durante la primavera, cuando florecen los almendros, también tiene su encanto el resto del año. Está situado en el barrio de El Salvador de Ciudad Lineal y fue catalogado como Parque Histórico en 1997. Un pícnic es quizá el mejor modo de disfrutar de este espacio y contemplar bien su vegetación, y es que además también tiene olivos, pinos y eucaliptos. Setaos en el mantel y admirad el espectáculo de la naturaleza. 

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad