Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Las opciones de micromovilidad ganan terreno en Madrid
TierLas opciones de micromovilidad ganan terreno en Madrid

La guía más completa de transportes compartidos en Madrid

Carsharing, bicicletas, motos o, incluso, patinetes. El negocio de los transportes compartidos arrasa en Madrid

Escrito por
Time Out Spain editors
Publicidad

La fiebre de los transportes compartidos hace ya tiempo que estalló en la ciudad. Al fenómeno del carsharing en Madrid, le siguieron motos, bicicletas y hasta patinetes de empresas privadas que sirven como complemento a la red de transporte público de la capital y a otras opciones como el alquiler de coches tradicional. Lo cierto es que han llenado las calles, a veces generando problemas de movilidad (aparcamientos ilegales, falta de regulación) pero, sobre todo, extendiendo una moda cada vez mayor.

En Madrid tienen su público y, si se usan como sustitución del vehículo propio, pueden contribuir a descongestionar el tráfico rodado o, directamente, evitarlo cuando quieras desplazarte por el centro. Así pues, escoge empresa, descárgate la aplicación, localiza el vehículo, realiza tu trayecto, aparca y ya está listo para el siguiente usuario que lo pueda necesitar. 

RECOMENDADO: Madrid sí es ciudad para bicis.

Coches

Share Now

Esta empresa de carsharing en Madrid nació de la fusión de la conocida Car2Go (Mercedes-Benz Mobility AG) con Drive Now (Grupo BMW). El resultado de esta unión fue Share Now con su amplia flota de vehículos presente en diferentes continentes y que, en el caso de la capital, pone a disposición de los usuarios coches eléctricos que pueden conducirse dentro de lo que ellos denominan zona operativa (aparcarlos dentro de aquí es gratis). No cuentan con estaciones ni paradas. Para encontrarlos, basta con descargarse su aplicación, iniciar la búsqueda para saber dónde está el vehículo más cercano a ti y abrirlo con la propia aplicación. Después, solo te queda conducir escogiendo la tarifa que prefieras (desde 0,19 euros el minuto).

Free2Move

Quizá te acuerdes de Emov, una de las primeras empresas de carsharing de Madrid. Pues bien, en 2020 pasó a llamarse Free2Move (Groupe PSA) y, desde entonces, ofrece la posibilidad de alquilar sus vehículos sostenibles por minutos, horas e, incluso, días y meses. Como es habitual en este tipo de compañías, basta con descargarse su aplicación para empezar a utilizarlos. Su zona de servicio se circunscribe a la capital, aunque tú puedes conducir fuera de esa área. Ten en cuenta, eso sí, que para dejar el coche tendrás que volver a ella. ¿Tarifas? Desde 0,19 euros el minuto. Si eres de los que necesita el coche durante varias horas, toma nota: tienen una tarifa desde 4,58 euros la hora. Y si lo vas a usar durante un día o más, entonces te interesa saber que puedes reservarlo desde 39,83 euros el día.  

Publicidad

Zity

Fruto del acuerdo entre Ferrovial y Renault, Zity desembarcó en Madrid con una flota de 500 vehículos hace ya más de cinco años. Ahora, ya cuenta con 800 coches. Todos ellos son 100% eléctricos y disponen de cuatro plazas (echa un ojo a su amplio maletero). Se pueden reservar desde 0,21 euros el minuto y es posible viajar con ellos por cualquier zona. Ahora bien, recoger y dejar el coche tendrás que hacerlo dentro de los 94 kilómetros cuadrados que está empresa ha delimitado para ello y que están repartidos entre el centro de la ciudad y algunos puntos de la Comunidad de Madrid.

Ubeeqo

Comenzó llamándose Bluemove, aunque un par de años después de haber iniciado su actividad pasó a adoptar el nombre de la empresa de la que era propiedad, Ubeeqo (Europcar). La peculiaridad de esta compañía de carsharing en Madrid es que ofrece la posibilidad de alquilar vehículos por horas o días. En este caso, es posible disfrutar de precios que van desde 3,5 euros la hora, incluyendo 30 kilómetros en cada reserva que realices. Además, si escoges los modelos ECO y ZERO estarás optando por opciones sostenibles a la hora de moverte.

Publicidad

Wible

Moverse por la zona de Madrid Central, pero también por municipios ubicados más allá de la M-30. Sin restricciones, ni de kilómetros ni de tiempo. Eso es lo que siempre tuvieron en mente en Wible y algo que con los años han sido capaces de desplegar. De esta forma, cuentan con puntos para aparcar y recoger sus vehículos híbridos enchufables (de cero emisiones) tanto en la capital como en municipios de los alrededores. Toma nota, porque también disponen de aparcamientos gratuitos subterráneos en algunas estaciones de Servicio Repsol. Respecto a los precios, ofrecen packs por minutos que parten desde los 25 euros.

Voltio by Mutua

Tras este nuevo servicio de carsharing en Madrid se encuentra Mutua Madrileña, compañía que desembarca en este sector poniendo a circular una flota de 650 vehículos compartidos 100% eléctricos. ¿El sistema? Similar al que ofrecen otras compañías: pagas por el tiempo que conduces. En este caso, desde 0,19 euros el minuto. Eso sí, cuentan con diferentes tarifas y ofertas que aplican en función de la que sea más ventajosa para el cliente o en cada momento del día. Para poder acceder a estos servicios, es tan sencillo como descargar su aplicación, abrirte un perfil y empezar a funcionar.

Motos

Cooltra

Con una flota de 9.000 motos este servicio de transporte compartido está presente en diferentes ciudades europeas. Y sí, Madrid es una de ellas. El sistema de Cooltra es similar al del carsharing: descargas una app en la que procedes a registrarte (en este caso, de manera gratuita), buscas cuál es la moto más cercana a ti, utilizas tu aplicación como llave y ya estás listo para conducir. Después, solo pagarás por los minutos que hayas utilizado. También como con los coches, del resto no tienes que preocuparte: seguro, cascos, mantenimiento y batería están incluidos. Porque sí, estas motos son eléctricas. Concretamente, de las marcas Govecs y Askoll. Alcanzan hasta 48 km/h y equivalen a 50 cc. Aunque cuenta con diferentes tarifas que llegan a contemplar la posibilidad de alquilarlas por horas y hasta por días, la básica tiene un coste de 0,26 céntimos el minuto.

Cabify

Más allá del negocio de los VTC, Cabify también cuenta con servicio de alquiler de motos eléctricas para moverte por Madrid. Para encontrar una cerca de ti y reservarla, basta con descargar la aplicación de esta compañía y, una vez registrado, seleccionar el tipo de vehículo en el que estás interesado. Con él localizado, solo tendrás que pulsar reservar o escanear el código QR en la moto. A partir de ahí, ponte uno de los dos cascos que encontrarás en el baúl (talla M y L) y ya estás listo para conducir. La tarifa es de 0,27 euros el minuto y puedes moverte con ella por donde quieras. Ahora bien, tu trayecto debe finalizar en de lo que ellos denominan su zona operativa que, en este caso, se sitúa dentro de la M-30

Publicidad

Acciona

Esta compañía también se ha sumado al negocio de las motos compartidas para moverse por Madrid. Sus vehículos cuentan con diferentes modos de conducción que permiten alcanzar distintas velocidades máximas. En función del que escojas, se te aplicará una tarifa u otra, aunque, de manera orientativa, te podemos decir que es posible utilizarlas desde 0,19 euros el minuto. Necesitarás, como ya es un clásico en este tipo de servicios, descargar su aplicación para empezar a funcionar. Eso sí, piensa que sus motos son de 125 cc, así que tendrás que tener, como mínimo, tres años de antigüedad en tu carné de conducir B o, bien, ser mayor de edad y disponer de carné A, A1 o A2.

Bicicletas

BiciMad

Después de diez años de actividad, al sistema público de bicicletas del Ayuntamiento de Madrid no le hace falta presentación, aunque quizá sí explicar que durante el año pasado se enfrentó a un proceso de renovación que se tradujo en que la ciudad dispone actualmente de 7.500 bicis eléctricas repartidas en los 21 distritos gracias a las 611 estaciones con las que cuenta. Aunque existen diferentes tarifas y hasta una cuota mensual, podemos decir que el coste básico de su utilización es de 0,30 euros la primera fracción de 30 minutos. Para poder acceder a una de las bicicletas, simplemente tienes que descargarte la aplicación de BiciMad. En ella encontrarás información sobre todas las estaciones, así como el número de bicis disponibles en tiempo real en cada una de ellas.

Lime

Las bicicletas eléctricas de esta compañía llaman la atención por sus tonos fosforitos. Con presencia en los cinco continentes, Madrid es una de las 200 ciudades en las que Lime ha desplegado su flota, más de 500 bicis sin base fija, para poner a disposición de los ciudadanos una opción más de movilidad sostenible. Para utilizar alguna de ellas, basta con que descargues su aplicación o la de Madrid Mobility360. Con ello hecho, solo te queda encontrar alguna cerca de tu ubicación, escanear el código QR que tiene el vehículo en cuestión y proceder a pedalear.

Patinetes

Tier

La empresa alemana es una de las tres compañías que opera patinetes eléctricos en la capital. De un bonito color turquesa, utilizar este tipo de transporte compartido es tan sencillo como descargarse la aplicación de Tier. A partir de ahí, solo te queda registrarte, introducir el método de pago que utilizarás y proceder a ubicar en el mapa que se desplegará en tu pantalla aquellos patinetes más próximos al lugar en el que te encuentras. Lo siguiente, más fácil todavía: escanea el código QR que hay en el vehículo, libéralo de su soporte de apoyo, toma impulso con un pie y a funcionar.

Dott

Con 2.000 patinetes eléctricos, los neerlandeses de Dott son la tercera compañía en ofrecer este servicio de micromovilidad en las calles de la capital. Ahora bien, su concepto, en lo que a la facturación se refiere, varía ligeramente respecto a otras empresas. Y es que, lo que ellos proponen es que cada trayecto tenga un precio cerrado: de 1,50 euros, si te suscribes al plan mensual (4,99 euros); o desde 3 euros, si eres un viajero ocasional. El diseño de su flota se caracteriza por las ruedas grandes que ofrecen una mayor estabilidad, la presencia de luces delanteras, traseras e intermitentes y limitadores de velocidad que permiten circular a un máximo de 25 kilómetros por hora.

Publicidad

Lime

Lo de esta empresa con la movilidad sostenible es pura convicción. De ahí, que también les vayamos a ver operando patinetes en la ciudad. Evidentemente, son eléctricos y, además, su plataforma es bastante ancha, lo que te permitirá mantener el equilbrio con facilidad. Para usarlo, simplemente descarga su aplicación, busca el más cercano, escanea el código QR y lánzate a recorrer Madrid. Eso sí, recuerda: tienes que respetar el código de circulación, así como la normativa específica para este tipo de vehículos. Debes saber también que no puedes acceder con ellos al transporte público. 

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad