Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Viajar en coche, vacaciones de verano
© Shutterstock

Alquiler de coche en Madrid: todo lo que necesitas saber

Siéntate al volante y a conducir, que de responderte a las dudas que te puedan surgir ya nos encargamos nosotros

María Sanz
Escrito por
María Sanz
Publicidad

Somos de movernos en transporte público, de aprovechar la red con la que cuenta Madrid para llegar casi hasta cualquier rincón. Nos sentamos pacientemente libro en mano o pódcast en Airpods y que nos lleven. Ahora bien, hay veces, como cuando te planteas esa escapada de fin de semana que tienes pendiente o estás de visita en la ciudad y quieres verlo todo en un par de días, que apetece no depender de horarios ajenos y disponer de la flexibilidad que nos da, por ejemplo, el alquiler de un coche. Hacerlo, alquilarlo, plantea dudas que nos hemos propuesto resolver en este artículo.

ÍNDICE

¿Cómo y dónde alquilar un coche en Madrid?
Ventajas del alquiler de coche
¿Qué necesitas, qué tener en cuenta y qué hacer con el seguro?
¿Y si solo quiero moverme puntualmente por la ciudad?

¿Cómo alquilar un coche?

Alquilar un vehículo para moverse por Madrid es tremendamente sencillo. Incluso si las necesidades que tenemos son tremendamente específicas. Y es que, son muchas las compañías que trabajan en el sector del alquiler de coches y que cuentan con una flota amplia y variada integrada por diferentes modelos: saben que no es lo mismo querer un vehículo para ir a una reunión de trabajo que para una escapada en familia o un viaje con tu pareja. Le suman a eso la posibilidad de alquilar furgonetas, por si viajas en grupo numeroso. El número de días lo escoges tú, por supuesto.

Toda esta información la despliegan intuitivamente en sus páginas web, donde, además de informarte sobre los precios, las condiciones y las ofertas vigentes en cada momento, también te permite la opción de hacer la reserva y solo tener que recoger las llaves y hacer los últimos trámites en la oficina de la compañía que selecciones durante el proceso. También puedes dirigirte directamente a una oficina y hacer allí todas las gestiones.

¿Dónde alquilar un coche en Madrid?

Todas las compañías de alquiler de coches cuentan con oficinas repartidas por diferentes puntos de la ciudad. No obstante, si andas algo perdido, búscalas en aquellos lugares que suelen funcionar como puerta de entrada de los viajeros que llegan a Madrid. Es decir, en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en la estación de tren de Chamartín-Clara Campoamor y en la de Atocha-Almudena Grandes.

Si vienes de visita a Madrid, lo más práctico será que escojas una oficina de recogida y entrega del coche ubicada en el aeropuerto o en la estación a la que vayas a llegar. Si, por el contrario, ya resides en la ciudad y quieres alquilar un coche para una escapada, empieza por escoger con qué compañía quieres hacerlo y, después, busca la oficina más cercana a tu domicilio, lugar de trabajo o punto de partida de tu viaje.

Publicidad

Ventajas del alquiler de coche

Las ventajas tienen que ver fundamentalmente con la autonomía y la libertad que uno adquiere. Y es que, comparándolo con las excursiones organizadas, si dispones de tu propio vehículo tienes la flexibilidad de cambiar de plan cuando te apetezca, de decidir los horarios de tu jornada, de pasar el tiempo solo o con la gente que tú decidas y de la comodidad de saber que tienes transporte garantizado en el momento que a ti te venga bien y sin depender de nadie.

Además, el alquiler puedes realizarlo únicamente para aquellos días en que quieras moverte en destino, sin necesidad de hacer una reserva para el conjunto de tus vacaciones. Esto se traduce en un importante ahorro de dinero, al que habría que sumar el de la gasolina que no has gastado en el trayecto de ida y que no gastarás en el de vuelta a casa.

Piensa que también podrás escoger el coche que necesites para cada ocasión. ¿Una escapada a la montaña en la que tendrás que conducir por caminos? ¿Un viajecito a una ciudad cercana? 

Por último, recibes el vehículo listo para ser utilizado, sin necesidad de preocuparte por su mantenimiento ni de su puesta a punto. Tu responsabilidad se limita a devolverlo tal y como te lo han entregado.

¿Qué necesitas?

Cada compañía tiene sus propios protocolos y requerimientos para el alquiler de un coche. Ahora bien, hay una serie de aspectos que son comunes a todas ellas. A saber, tu documento de identidad debe estar en vigor, debes presentar, por supuesto, tu carné de conducir y ten a mano, por si acaso, una tarjeta de crédito. Es una práctica habitual el que la empresa bloquee una cantidad de dinero de la cuenta de la persona que realiza el alquiler como depósito o fianza hasta que se devuelva el vehículo. No está mal tampoco llevar contigo el justificante de la reserva si ya la has hecho a través de internet.

Publicidad

¿Qué tienes que tener en cuenta?

Como en cualquier contrato que uno suscribe, resulta interesante leer la letra pequeña. Es donde se añaden los extras y los condicionantes.

Grosso modo, podemos recomendarte que te cerciores de si hay una limitación al número máximo de kilómetros que puedes recorrer; que preguntes con cuánta gasolina tienes que devolver el depósito (normalmente, suelen indicarte que la devolución se realizará con la misma cantidad con la que lo recogiste); que te confirmen si puedes o no cruzar fronteras; y si eres menor de 25 años o acabas de sacarte el carné de conducir, comprueba si eso implica algún cargo adicional.

¿Más cosas? La posibilidad de añadir un segundo conductor y que también esté cubierto por el seguro, suele suponer un incremento en el coste. Lo mismo que ciertos añadidos, como las sillitas para niños.

Es importante también saber la franja horaria en la que debes realizar la devolución del coche para que no te carguen un día más de alquiler, así como, si tienes en mente dejarlo en otra oficina diferente a la de recogida, confirmar si esto será más caro o no.

Además, antes de empezar a conducirlo, revísalo para comprobar que no haya ningún desperfecto. Si fuera así, háblalo en ese momento con la empresa y no olvides hacer una foto que acredite que el daño en cuestión es anterior a tu utilización del vehículo.

Por último, en caso de que la empresa bloquee parte de tu dinero como garantía de devolución del vehículo, deben indicarte cuándo tendrás ese importe de nuevo disponible.

¿Contrato seguro o no?

Si quieres viajar con tranquilidad y con despreocupación, resulta lo más sensato. Desde el Real Automóvil Club de España (RACE) recomiendan descartar los seguros a terceros y a todo riesgo con franquicia y decantarse por el seguro a todo riesgo sin franquicia. Los dos primeros supuestos implicarían que tendrías que hacerte cargo de alguno de los costes en caso de daño en el vehículo.

Publicidad

En este caso y en una ciudad como Madrid en la que las zonas de estacionamiento regulado cada vez están más extendidas y hay numeroso tráfico rodado, quizá resulta más recomendable recurrir al carsharing de compañías que permiten el alquiler de coches durante el tiempo exacto que los vayas a necesitar.

Descargas la app, creas tu perfil, buscas dónde hay algún coche disponible, reservas, conduces, aparcas y pagas por el tiempo que lo hayas utilizado. Algunas de las empresas que operan en la capital cuentan con bonos mensuales para quienes hagan usos puntuales de manera continuada, otras permiten pagar por minutos, las hay con tarifas cerradas por horas… Respecto a sus flotas: también, variedad y la posibilidad de conducir vehículos eléctricos o híbridos.

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad