0 Me encanta
Guárdalo

La guía pop-up de Madrid

Tiendas, mercadillos, bares e incluso restaurantes se suman a la moda de aparecer y desaparecer donde menos te lo esperas

©Better
The Hovse '13

Un día es una casa antigua del barrio de Chamberí y al siguiente es una tienda donde comprar regalos navideños. Un restaurante que de repente cambia de chef, decoración y concepto. Hasta una vermutería que aparece y desaparece en los bares de Madrid. El concepto pop-up no conoce límites, incluso los mercados más bonitos se han rendido ante esta rentable idea. Puede que sea la belleza de lo efímero, la urgente necesidad de conocer lo que sabemos que se esfumará, lo que nos impulsa a descubrir todos y cada uno de estos sitios. Daos prisa en encontrarlos todos, ¡mañana puede que ya no estén!

The Table By

Un restaurante que cada mes es diferente. Los maestros del pop-up, Better Es Mejor, se han atrevido ahora a trasladar lo efímero al terreno de la gastronomía. Y el resultado es un espacio, el restaurante del Urso Hotel & Spa, que cada 30 días se renueva, no solo en la estética de la sala sino también en el concepto y el menú. La idea es replicar otros restaurantes ya existentes, como El Cenador de Amós o Etxanobe, llegados de diferentes partes de España, para degustar sus mejores platos. Muy recomendable ir con reserva previa.  

Ver precios Leer más
Centro

Taschen. The pop up in Madrid.

La Vaquería es quizá el espacio más pop-up de Madrid. Abierto a proyectos de cualquier tipo, hasta el próximo 25 de enero el local se ha convertido en una bonita tienda donde comprar los mejores ejemplares de la editorial Taschen, especializada en libros de arte, diseño, fotografía, películas, moda y arquitectura. Sus obras son tan estéticamente atractivas que la decoración de la pop-up store no podía ser menos. La oportunidad perfecta también para hacer un regalo original estas navidades.

Leer más
Malasaña

The Hovse

Una casa de tres pisos convertida en un encantador mercadillo navideño. Así es The Hovse, la nueva pop up store de Better Es Mejor, que celebra este año su segunda edición. Si en 2013 ya era un auténtico placer recorrer sus pisos llenos de bicis vintage, objetos de decoración, muebles, juguetes, productos gourmet, ropa exclusiva y mucho más, estas navidades se han superado. Además de poder elegir entre sus más de 80 firmas lo regalos perfectos para amigos y familia (con marcas como Brumalis, Mr. Boho, Ecoalf, Elite Gourmet, Mr. Wonderful, We Are Knitters, La casita de Margaux y más), puedes tomarte un crêpe tanto dulce como salado, una copa de vino, un vermut o una cerveza y de paso picar algo ligero en su acogedora cafetería.

Leer más
Madrid
Advertising

Muta

Antes fue la cocina brasileña, ahora son los sabores del norte de España los protagonistas de este restaurante 'mutante'. Lo próximo quizás sea un viaje a un rincón asiático. La idea, la penúltima diseñada con tiralíneas por Javier Bonet, epata, funciona y es fiel a sí misma. Cocina a la vista (gran plancha), camareros vestidos como mozos de almacén, embalajes de madera que guardan una silla o el puesto de cócteles o esconden una papelera. Escoges la comida y la bebida en una máquina expendedora/cajero exterior, pagas y acudes a recoger tu pedido. Fácil y limpio. Joven y fresco. La oferta gastronómica cambia también según la franja horaria.

Leer más
Chamberí
Imprebistró

Imprebistró

“Coleccionistas de momentos únicos”. Así se definen Gourmetillo Food Studio, los creadores de esta genial iniciativa que organizan cenas pop-up improvisadas en diferentes espacios por toda la ciudad. Tanto el lugar donde se celebran como el menú que se sirve en estas cenas y comidas es casi secreto hasta el último momento. Desde apartamentos de hoteles hasta tiendas de antigüedades, los lugares más insospechados se convierten en restaurantes para celebrar una ocasión especial. Además de cuidar la decoración de la mesa, sus platos son exquisitos.

Tartan Roof

Un restaurante pop-up que llegó para quedarse. La azotea del Círculo de Bellas Artes, con el skyline de Madrid como telón de fondo, se ha convertido en un oasis urbano donde cenar, picar algo, tomar unas cañas o disfrutar de un gin-tonic mientras se contempla el atardecer. De la mano del chef Javier Muñoz-Calero, al frente también de El Huerto de Lucas entre otros restaurantes, el espacio cambia de nombre con las estaciones: Tartan Roof en primavera/verano y Tartan Lodge en otoño/invierno. Nunca una azotea dio tanto de sí.

Leer más
Centro
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments