Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Las mejores heladerías de Madrid
Taiyaki de La Pecera
La Pecera

Las mejores heladerías de Madrid

Desde las últimas aperturas a las heladerías más antiguas de la capital

Advertising

Deberíamos comer helados todo el año. Pero es cuando el calor más aprieta el momento en el que realmente nos acordamos de ellos y cuando Madrid despliega todos sus encantos, abriendo de par de par las puertas de sus heladerías. La variedad es tanta que podemos encontrar desde helados inspirados en propuestas que vienen del otro lado del mundo, a conos imposibles, cucuruchos de masa de gofre con forma de pez, paletas de frutas y jalapeños, brioches rellenos, con forma de rollito, hechos con leche de vaca gallega recién ordeñada... Si ahora solo piensas en probarlos, sigue leyendo, porque los tenemos todos en este listado. 

RELACIONADO: Las mejores piscinas de Madrid

Tarrina de Maison Glacée
Tarrina de Maison Glacée
Maison Glacée

Maison Glacée

Restaurantes Heladerías Retiro

Pan con chocolate y AOVE, fresas con nata, aceituna negra o leche merengada y tocino de cielo. Si esta breve enumeración os hace salivar, tenéis que conocer el nuevo sello de Ricardo Vélez. El llamado chef del cacao, y la tarta de chocolate fundente os confirmará que el apodo no es en vano, da un nuevo giro a su firma heladera (antes The Patissier). Dos espacios (en Ibiza 42 y Alcalá, 77) donde se trabaja con los ingredientes más exquisitos y el barquillo se elabora al momento. La tarrina de medio kilo se os quedará corta, vaya.

N2 Lab

Restaurantes Heladerías Chueca

Las bolas de dragón son un imán para los más pequeños. Nadan un momento en nitrógeno líquido y al comerlas, por la diferencia térmica, expulsas un compacto vapor blanco por la boca. Preparan también batidos y waffles, pero la estrella son los nitrolados, que se ilustran como símbolos de una tabla periódica. El espacio, de hecho, tiene algo de laboratorio loco cuando está a pleno rendimiento. Todas las batidoras echan humo. Literal. Sus helados, más de seis fijos y uno que cambia semanalmente, llevan el sello gluten free y alguno es vegano. Irresistible el de caramelo salado. Recomendación: si sois de frutos secos en los toppings, pedidlos dentro del helado en lugar de espolvoreados. La cosa gana.

Advertising
Toto Ice cream
Toto Ice cream
Toto Ice cream

Töto

Restaurantes Heladerías Malasaña

El de chocolate blanco con lima o el de manzana asada con canela justifican la visita. Os enfrentaréis a 18 sabores pero elegid cucurucho. Lo hacen a diario. “Toto es el apodo de mi padre. Él me enseñó todo lo que sé porque desde 1972 mi familia regenta una heladería en Argentina”, comenta Hernán. Ya os podéis imaginar cómo está el de dulce de leche.

Popota

Restaurantes Heladerías Malasaña

Apenas una cucharadita (ojo, que no es de plástico) del helado de vainilla de Popota basta para hacerse devoto. Persiguen el gusto esencial, llegar al fondo de los sabores. Por eso utilizan avellanas de Reus o pistachos de Castilla–La Mancha (y los tuestan ellos), hacen una base diferente para cada helado y se sirven de procesos de alta gastronomía como centrifugados al vacío o a baja temperatura.Pero también triunfan mezclando imposibles –su Mago Merlín (coco, plátano y maracuyá, tres gustos dominantes que apreciaréis por fases) recibió el premio a Mejor Sabor en la Gelato World Cup 2018– y apostando por los sorbetes, que pronto ocuparán media vitrina. “Como suponen una mayor complejidad técnica pocas heladerías los hacen, pero pienso que la tendencia crecerá. No es fácil lograr esta cremosidad cuando la leche no entra en la ecuación. Mira, el de piña lleva 70% fruta, 29% agua y 1% azúcar, que extraemos de la uva o la algarroba. Hemos desterrado la sacarosa”, apunta Toni Viñas, uno de los tres socios de esta heladería con el nombre de un personaje de El maestro y Margarita. Cuidan la tradición (horchata sublime), buscan la sorpresa (del croissant o kumquat al plátano con gofio), trabajan con chocolates de Valrhona y diseñan nuevas líneas de producto (frankfruit). Pero el éxito de este verano serán, sin duda, sus estupendos granizados.

Advertising

Lupita Paleta

Tiendas La Latina

En México también se comen helados. Allí se llaman paletas y son helados naturales elaborados de manera artesanal. Y como sucede con sus platos gastronómicos, se trata de sabores que alegran el paladar y hacen estremecer todo el cuerpo. Sí, el jalapeño también es un ingrediente utilizado en estas paletas, además de tequila, lima, aguacate, coco, cacahuete... 

La Pecera

Tiendas Malasaña

Desde que abrió sus puertas, esta pequeña heladería de Malasaña se ha convertido en uno de los mejores lugares de Madrid donde probar los auténticos taiyakis, unos helados japoneses con un cucurucho de masa tipo gofre y forma de pez. Delicados, originales y deliciosos, todo a la vez. Además, podéis elegir entre cuatro sabores diferentes y un montón de toppings. Una propuesta que arrasa también en Instagram y que ya cuenta con nueva ubicación en la calle de Goya. 

Advertising
Helados de Di Angelo
Helados de Di Angelo
Di Angelo

Di Angelo

Restaurantes Heladerías Arganzuela

Por si mismo podría ser una excusa para acercarse a esta parte de Madrid Río pero, obviamente, suele ser al revés. Los que vienen a jugar, pasear o hacer picnic en este pulmón verde acaban tarde o temprano descubre este rincón. Su vitrina luce siempre rebosante de colores y muchos son sin lactosa, aptos para celíacos o diabéticos. Utilizan mucha fruta fresca y producto de temporada y cada temporada, salvo algunos clásicos evidentes (chocolate, vainilla, nata...), su catálogo se renueva. Textura cremosa y buen cucurucho para unos helados que elaboran diariamente. Al frente se encuentra Angelo De Santis, siciliano de origen, que lleva casi dos décadas repartiendo felicidad en el barrio. 

Rocambolesc

Restaurantes Heladerías Barrio de Salamanca

Si no probasteis el helado de unicornia durante la semana del Orgullo ni el polo Dustin de la edición limitada para celebrar la tercera temporada de Stranger things, tranquilos. Las novedades, y no serán tan efímeras, siguen llegando al carrito de Jordi Roca y Alejandra Rivas. Pero, esta vez, a modo de sorbete. Escoged entre el de mango, zanahoria y naranja, un chute de betacarotenos para favorecer el bronceado estival, o el muy tropical coco y piña, un homenaje al vendedor que en la memoria del pequeño de los Roca aún sigue repartiendo cocos arriba y abajo por cala Montjoi

Advertising
Brioche de Zuccaru
Brioche de Zuccaru
Toto Ice cream

Zúccaru

Tiendas Centro

La pasta y la pizza no son las únicas delicias gastronómicas que han exportado los sicilianos. La última en llegar a Madrid es el brioche relleno de helado artesanal, un postre típico de la isla italiana que en esta heladería hacen como nadie, y con ingredientes seleccionados; la leche, sin ir más lejos, procede de una granja ecológica de Madrid. Y no acaba ahí la cosa, porque si el helado es el rey del verano, en invierno lo son los cannoli, la sfogliatella napolitana, las focacce saladas y, cómo no, el auténtico Panettone. Difícil resistir la tentación. 

Ice & Dreams

Restaurantes Heladerías Malasaña

De esas fotogénicas nubes de algodón como anillos de Saturno al Dark Dreams, un curioso sabor a chocolate y coco elaborado con una pizca de carbón activo, pasando por los stick waffles. Cada producto que guardan al otro lado del enorme ventanal ha salido de la mente hiperemprendedora del jovencísimo Pedro Buerbaum, de lo que ha visto y probado viajando y viviendo en varios países. “No tengo vínculo alguno con el mundo de los helados pero buscaba una idea de negocio que hiciera a la gente un poco más feliz”. Una sonrisa te saca.

Advertising
Helado de Patagonia
Helado de Patagonia
Patagonia

Patagonia Artesanal

Restaurantes Heladerías Lavapiés

Cuentan con dos locales. Ambos muy céntricos. Uno en la Plaza de Tirso de Molina y otro en Toledo, 10. Su columna vertebral es la mixtura. No solo por la enorme cantidad de sabores que manejan sino porque sus creaciones son un compendio entre el saber hacer argentino e italiano que finalmente lo materializa Carlos Arribas (más de 30 años en el sector, muy reconocido en Zarauz donde abrió su propio local). Hay un evidente esmero tanto en la selección de las materias primas como en cada uno de los procesos de elaboración. El obrador está a la vista del cliente. Así que no hay palabrería. Se ve primero y se disfruta después. 

La Commedia

Tiendas Retiro

La genuina tradición del gelatto italiano está detrás de los mostradores de La Commedia, la heladería abierta en el barrio de Salamanca, muy cerca del Retiro. Los abuelos de su fundadora abrieron su primera heladería en Milán justo antes de la Segunda Guerra Mundial: La Gelateria Piermarini, todo un referente en Milán. Y La Commedia aspira a convertirse en su digno heredero aquí en Madrid. 

Advertising

Bico de Xeado

Tiendas Chamberí

Estos no son unos helados cualquiera. Son helados hechos con leche recién ordeñada -y pasteurizada-, 100% natural y elaborados al estilo tradicional. Es lo que viene siendo, genuino helado de granja. En su elaboración solo utilizan leche de una granja del concello de Miño, en A Coruña -allí se encuentra la primera heladería abierta por esta marca-, y que ahora también se pueden degustar aquí en Madrid, en la zona de Chamberí.

Bombón

Bares y pubs Cafeterías Malasaña

Cuando tengáis antojo de chocolate, no encontraréis un rincón más apetecible para saciaros que este céntrico local que Lúa y Carlos abrieron hace ya año y medio. Pero como el calor no da tregua... “Apostamos por los helados veganos y ecológicos. Tenemos el catálogo de Pink Albatross pero también algunos sabores que nos gustan de otras marcas”. Puedes elegir cómo tomártelo. En cucurucho, en tarrina o... ¡en taco! Dos bolas, tres puntos de nata montada y un chorrito de su extraordinario chocolate caliente. Se transforma en cobertura crujiente antes del primer mordisco. Pecado mortal.

Advertising

Lolo Polos Artesanos

Tiendas Malasaña

Aunque nacieron en Madrid, Lolo Polos cuenta ya con dos sucursales en la capital -Malasaña y plaza de Santa Bárbara- y en las Islas Canarias. Su legión de seguidores no cesa de crecer, y es que sus ricos y fresquitos polos están increíbles. Y son 100% naturales y artesanales, ya que solo se elaboran con fruta fresca y saludable, sin colorantes, conservantes, ni saborizantes artificiales. Y lo mejor es que ¡no hace falta esperar al verano para poder disfrutarlos!

Mamá Elba

Tiendas La Latina

Mamá Elba, la heladería de la calle Ruda, solo trabaja con helados artesanos. Solo que, a diferencia de muchas heladerías, aquí ni tienen obrador ni los hacen ellos mismo. Aunque lo parezca, no es un impedimento, porque lo que hacen es buscar entre los mejores heladeros nacionales y pequeños productores, y seleccionar los helados de mayor tradición artesana. 

Advertising

Rolado Ice Cream

Tiendas Moncloa

Si has estado en Tailandia -o te has visto algún programa de 'Madrileños por el mundo' o similar- seguro que te suena que en el país asiático los helados se toman recién salidos de una plancha helada, enrollados sobre sí mismos. Son los ice roll, y ya los podemos tomar aquí en Madrid. Los prepara Rolado, esta heladería abierta en la calle Princesa. 

Wasabi Shop
Wasabi Shop
© Rosalison

Corleone

Tiendas Malasaña

“Somos un negocio familiar. Lo arrancó mi padre en Sanxexo y lo hemos trasladado aquí. Tenemos más de 80 recetas que rotamos diariamente”, comenta Cristian desde el otro lado de la vitrina, el corner más llamativo de Wasabï Shop. “Además de lo que ves, una docena de sabores, hacemos cosas más estacionales. Por ejemplo, para Halloween, elaboramos uno de vainilla negra y otro de tarta de calabaza. Defendemos el helado 365 días al año”. Acaban de añadir el de crackers de limón pero mucha gente pregunta por los de aguacate o red velvet. Pedidlos y veréis por qué.

Advertising

Creamies

Tiendas Malasaña

Desde que llegaron a Malasaña, nos conquistaron con sus genuinos sándwiches helados. O lo que es lo mismo: un helado entre dos cookies, a elegir entre varios tamaños; las tienen incluso en versión XXL. Y los sabores, muy ochenteros: desde el clásico de vainilla hasta otros más atrevidos, como el helado azul inspirado en Triki, el monstruo de las galletas. 

Sani Sapori

Restaurantes Heladerías Lavapiés

Una pequeña heladería del barrio de Lavapiés a la que peregrinan los amantes de los helados italianos de primera calidad. Freya Lo Giudice, finalista en el Campeonato de España de Heladería de 2011, es la maestra artesana a cargo de la elaboración de estas delicias y solo utiliza productos naturales como azúcar de caña ecológica, lecha y fruta fresca. Su carta incluye zumos, batidos y desayunos. 

Advertising

Los Alpes

Restaurantes Heladerías Moncloa

La heladería más antigua de Madrid sigue manteniéndose entre las mejores de la ciudad. Fue fundad en 1950 por Pedro Marchi y su mujer Marcelina Ladero, quienes han transmitido a las generaciones posteriores la tradición italiana para la elaboración artesanal de helados. Y eso se nota en la intensidad de los sabores, casi todos tradicionales, y en la cremosidad de sus texturas. 

Mistura

Restaurantes Heladerías Chueca

Desde que llegaron a Madrid, se hicieron un hueco entre las mejores heladerías de la capital (hasta la fecha, tienen ya cinco locales, en La Latina, Goya, Plaza Mayor, Jacinto Benavente y este de Malasaña, que fue el primero en abrir). Apuestan por los helados artesanales orgánicos y bajos en grasas que combinan con diferentes toppings en una plancha de granito a -20º C. Utilizan productos de primera calidad como pistacho del Bronte o leche de granja fresca. No te pierdas tampoco sus tartas, galletas y postres al más puro estilo americano que puedes acompañar de café, té o chocolate caliente casero. Tiene fruta fresca y yogur con muesli para quienes quieren cuidar la línea.

Advertising

MadWaffle

Tiendas Centro

Esta es, sin duda, una de las revoluciones heladeras que ha venido para quedarse: un gofre de 'burbujas' recién hecho -base de vainilla, chocolate o mixta-, coronado con bolas de helado -tradicional o 'soft'- que se toma como si fuera un cucurucho. Está inspirado en los típicos 'bubble waffle' de Hong Kong callejeros. Allí son tan comunes como aquí los churros, y quizá por eso ha tenido tanto éxito. 

Alboraya

Restaurantes Heladerías Goya

Para probar la mejor horchata de Madrid hay que acudir a este local de la calle Alcalá. Los propietarios de esta heladería son ahora la segunda generación de la familia Monrós, que vivió en la localidad valenciana de Alboraya y se trasladó a Madrid hace más de 30 años. Con ellos se trajeron la elaboración artesanal de la horchata, la leche merengada y los helados, con sabores que van cambiando y ampliándose cada temporada.

Advertising

Helados Gamela

Tiendas Chueca

Esta heladería viene de Galicia (abrieron el primer local en 1986), donde se hizo famosa por inventar los 'popitos': helados de palo personalizados. Si te fijas, estéticamente te van a recordar mucho -muchísimo- a los helados de grandes marcas comerciales, pero no tienen nada que ver. Estos están hechos de manera artesanal, con ingredientes naturales, moldeados por ellos mismos, bañados con coberturas de chocolate de diferentes sabores y coronados diferentes toppings.

Malvy's Shakes

Tiendas Malasaña

Si hay algún helado imposible, son los que hace Malvy's Shakes. Desafían las leyes de la gravedad y el buen pulso de quien los toma, pero merece la pena. Todo sea por probar un cotton candy -cucurucho coronado con algodón de azúcar-, un taiyaki -con forma de pez-, o el un black cone -de cucurucho negro- rebosante de toppings, a elegir entre nubes, nueces caramelizadas, lacasitos, galletas trituradas, trozos de Oreo, pepitas de chocolate, cereales Froot Loops...

Advertising

Gelateria La Romana

Restaurantes Italiana Santiago Bernabéu

Con diferentes locales por toda la ciudad, esta ‘gelateria’ italiana es una de las más famosas de Madrid. Sus helados artesanales de sabores tan ricos como manzana verde o panna cotta. En verano tiene más de 24 sabores diferentes para elegir, todos elaborados con productos naturales y leche fresca ecológica. También tienen helados especiales para intolerantes a la lactosa y una selección de tartas, crêpes y bollería para chuparse los dedos. 

Giuseppe Ricci

Restaurantes Italiana Barrio de las Letras

La apuesta por la tradición italiana es el punto fuerte de estas heladerías, que comenzaron su andadura en 2003 y hoy en día son un clásico entre los madrileños. Con un obrador propio, elaboran los helados artesanalmente, con mucho mimo y paciencia, y utilizando solo productos naturales. Cuentan con una oferta de helados de soja sin lactosa ni azúcar muy ligeros y una pequeña variedad de helados salados.

Advertising

Sienna

Restaurantes Italiana Retiro

Una de las heladerías con más antigüedad de Madrid. Su local de la calle Narváez mantiene intacta la decoración con la que abrió hace décadas. Es frecuentado por los vecinos del barrio que llevan años endulzando su verano con los cremosos helados que preparan artesanalmente aquí. Oreo, dulce de leche, yogur, philadelphia con fresas… en Sienna han encontrado el perfecto equilibrio entre sabores tradicionales y nuevas variedades.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising