Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Chamberí a tus pies desde este ático en Airbnb
AirbnbChamberí a tus pies desde este ático en Airbnb

Airbnb en Chamberí: nuestros 8 favoritos

Apreciar cómo la vida de barrio con encanto resiste en Chamberí es posible quedándote a dormir en estos alojamientos

Escrito por
Time Out Madrid editors
Publicidad

Chamberí se está poniendo curioso. Su famosa plaza de Olavide está más viva que nunca y sus calles están siendo testigo de la llegada de nuevos vecinos en forma de librerías, restaurantes y comercios con encanto. Alojarse en la capital siempre es una buena idea. Tienes zonas para elegir: Chueca y su bullicio constante; el centro y la posibilidad de tenerlo todo a mano; o Atocha, con la comodidad del tren a un paso de la cama. Ahora bien, una vez pruebes a alojarte en un Airbnb en Madrid, en el barrio de Chamberí, no lo cambiarás por nada. He aquí nuestro listado de imprescindibles.

RECOMENDADO: Los mejores Airbnb en Madrid.

Sabrás que es tu casa en Madrid
Airbnb

1. Sabrás que es tu casa en Madrid

Es bonito por fuera, en esa terraza de 25 metros cuadrados desde la que creerás tocar el cielo de la ciudad. Pero también es bonito por dentro. Y mucho. Este espacioso y luminoso apartamento se encuentra en la última planta de uno de esos edificios madrileños que parecen llevar toda la vida en la ciudad. Grandes ventanas, suelos de madera, muebles de diseño, la solera que le dan las antigüedades que salpican algunos de sus rincones y ese tipo de detalles que le otorgan la esencia de ser un espacio vivido. ¿Un ejemplo? La calidez de los libros amontonados en las estanterías, la originalidad de los cuadros en las habitaciones y hasta un saco de boxeo colgando en el salón.

Con jardín privado
Airbnb

2. Con jardín privado

Pasarse el juego del lujo era esto: un apartamento con terraza-jardín en Madrid. Podríamos decirte que de este alojamiento de Airbnb en Chamberí nos gusta lo luminoso que es, lo gustosita que parece su cama, que pone a tu disposición cuna y trona por si vienes con niños y el rollo informal pero cuidado de su decoración. Sin embargo, sabemos que lo que a ti te interesa es saber que en esa terraza puedes sentarte a disfrutar de la vida en sus sofás, tomarte algo bajo su sombrilla e incluso refrescarte cuando el calor apriete gracias a su manguera.

Publicidad
Pura fantasía
Airbnb

3. Pura fantasía

Vas a tardar más en explorar todos sus recovecos que en visitar Madrid. Bueno, quizá exageramos, pero solo un poco. Y es que en sus 100 metros cuadrados caben dos patios y un alojamiento tipo loft con decoración afrancesada y lámparas de araña, sí; pero también con letreros de neón en las paredes, una bañera con patas de cobre a los pies de la cama, sillas de diseño y una cocina que parece sacada de una película de Disney. Quizá te estés preguntando si no será demasiado. La respuesta es que no, que una vez traspasas la puerta de este alojamiento todo cobra un sentido estético y no hay nada fuera de lugar.  

Un interior de diseño y una terraza con vistas
Airbnb

4. Un interior de diseño y una terraza con vistas

En el anuncio de este alojamiento en Airbnb, lo describen como “una experiencia inolvidable en Chamberí”. No es para menos. Este ático, con vistas a los tejados de Madrid, es perfecto para una romántica escapada en pareja. Su interior es cálido, bañado en luz natural y con los rayos del sol entrando a raudales. También es acogedor, decorado con un buen gusto y una elegancia que te harán sentirte como en un hotel de gran lujo, pero con todas las ventajas de estar en una casa. ¿Cómo cuáles? Su terraza es privada, para vosotros dos. Está amueblada con mesita, sofá y sillas, y hasta tiene una ducha, para los días en los que el calor madrileño quema.

Publicidad
La bañera perfecta existe
Airbnb

5. La bañera perfecta existe

Y está en este apartamento de Airbnb en Chamberí. Es ovalada, de un blanco impoluto y siempre lista para acoger ese baño de espuma que tan bien te sentará después de un día visitando Madrid. Si esto te parece cómodo, espera a descubrir que este alojamiento cuenta con parking gratuito. Y no, sus atractivos no terminan aquí. Nos gusta que es diáfano y que se sirve de diferentes elementos para separar espacios y dotarlos de intimidad. Por ejemplo, su cómoda y amplia cama de matrimonio está en altura, junto a una coqueta chimenea. Sí, en vez de mesilla, aquí son de utilizar chimenea.

Tu reino por esos ventanales
Airbnb

6. Tu reino por esos ventanales

No es que te haga falta, pero en este apartamento siempre encontrarás una buena excusa para abrir sus ventanales y asomarte a sus deliciosos balcones. Desde ellos sentirás la vida que se respira en la cercana plaza de Olavide y, desde ella, un corto paseo te separa de Malasaña, Chueca y Gran Vía. De puertas para adentro, te esperan suelos de madera, el blanco impregnándolo todo, paredes de ladrillo visto y una decoración cuidada y muy pensada: con lo necesario para hacerte sentir el calor del hogar, pero sin pasarse para no sobrecargarte. ¿Qué terminará de enamorarte? Su ducha en cascada para relajarte después de un día de turismo y su cama de 1,60 metros. Aquí el descanso no es una opción, se da por hecho.

Publicidad
¿Y si te quedas a vivir aquí?
Airbnb

7. ¿Y si te quedas a vivir aquí?

Probablemente esa sea la pregunta que más te repitas desde que entres en este apartamento del barrio de Chamberí. Sus dos habitaciones con cama de matrimonio lo convierten en una excelente opción de alojamiento para grupos de cuatro personas. Los tonos tierra y la elección de la madera como material predominante de mobiliario y decoración hacen de este apartamento un lugar cálido, hogareño y confortable. Además, su excelente ubicación, a un paso de la Plaza de Olavide y cerca también de Alonso Martínez, no está reñida con el descanso. Aquí el silencio es religión y la animada vida madrileña se quedará al otro lado de la puerta cada vez que vuelvas a tu casa en la ciudad.

Rescatar lo antiguo
Airbnb

8. Rescatar lo antiguo

Este apartamento es de presumir de amaneceres. Orientado hacia el este y situado en la tercera planta de un edificio, aquí empezarás el día viendo cómo los tonos anaranjados y rosados van tiñendo el cielo de Madrid. Belleza, detalles y respeto por el origen. Así podría resumirse este alojamiento que fue reformado en 2018 tratando de recuperar los elementos y materiales de construcción que estaban en la vivienda desde sus inicios. El resultado es un piso con un suelo de roble europeo sin tratar, donde el pasado te sorprenderá en algunos rincones y el presente llegará en forma de coloridos papeles pintados en sus paredes y comodidades como las ventanas insonorizadas.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad